Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey Felipe celebra en Panamá los 500 años de la fundación de su capital

El monarca rinde homenaje a la que fuera primera ciudad española en el litoral pacífico

El rey Felipe VI a su llegada este sábado al Aeropuerto Internacional de Tocumen (Panamá).
El rey Felipe VI a su llegada este sábado al Aeropuerto Internacional de Tocumen (Panamá). EFE

El rey Felipe VI resaltó este domingo la trascendencia de la historia y el legado comunes de España y América, tanto para ambas partes como para el resto del mundo, en el homenaje que rindió a la Ciudad de Panamá al cumplirse el V centenario de su fundación. “Como todos sabemos y han destacado ilustres hispanistas, sin España no se entiende la historia de América y sin América no puede comprenderse la historia de España”, subrayó el jefe del Estado español recordando las palabras del hispanista británico John Elliot.

Lo hizo en su intervención en el sitio arqueológico de la Panamá Vieja, con la que inauguró la agenda oficial de su visita al país centroamericano. El motivo central de esta visita es asistir el lunes a la ceremonia del relevo presidencial en la que Laurentino Cortizo recibirá el poder de manos del hasta ahora presidente panameño, Juan Carlos Varela. Aunque no estaba previsto inicialmente, Varela quiso acompañar en este primer acto al rey de España, quien ha aprovechado su desplazamiento para sumarse a los actos con motivo de los 500 años de la ciudad que cinco siglos atrás fundó el español Pedro Arias Dávila.

En una intervención a pocos metros de la emblemática torre de la vieja catedral y acompañado también por el ministro español de Exteriores, Josep Borrell, su homóloga y vicepresidenta panameña, Isabel de Saint Malo, y quien será su sustituto como jefe de la diplomacia del país, Alejandro Ferrer, el monarca homenajeó los inicios de la que fue la primera ciudad española en el litoral pacífico americano. Una fundación que consideró un hecho histórico para todo el mundo de lengua española.

Para el rey, pocas urbes como ésta suponen un eje geográfico de las relaciones internacionales y un ejemplo de la globalización, ya que desde antiguo dijo que ha estado abierta al mundo, primero con las rutas que a través del istmo conectaban dos hemisferios y después con el Canal que cree que representa la principal vía comercial interoceánica. “En estos 500 años Panamá no ha dejado de ser la necesaria interconexión del mundo y como con toda justicia afirman los panameños, es, desde su fundación por España, puente del mundo y corazón del universo”, remarcó. Todo ello ha contribuido, a su juicio, a que se haya convertido en imagen de la modernidad que considera que se va haciendo visible en el resto del continente y en un país capaz de generar crecimiento.

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >