El pacto de PSOE y PAR imposibilita una coalición de derechas en Aragón

El acuerdo entre ambos partidos suma 27 escaños pero al presidente autonómico, el socialista Javier Lambán, todavía le faltan siete para asegurarse la reelección

Arturo Aliaga, líder del PAR (izquierda), y Javier Lambán, presidente de Aragón en funciones, tras la firma de su acuerdo.
Arturo Aliaga, líder del PAR (izquierda), y Javier Lambán, presidente de Aragón en funciones, tras la firma de su acuerdo.EFE
Más información

Aragón no tendrá un Ejecutivo formado por una coalición de derechas. Las opciones del presidente autonómico y líder territorial del PSOE, Javier Lambán, han aumentado este viernes con la firma de un pacto con Arturo Aliaga, presidente del Partido Aragonés (PAR), para conformar Gobierno. Todo un movimiento estratégico que, aunque no asegura a Lambán la mayoría absoluta en el Parlamento regional, sí imposibilita un Ejecutivo conservador. La razón es que el PAR, partido regionalista con tres diputados, ha manifestado su veto expreso a Vox. El motivo es que la ultraderecha, también con tres escaños, carga en su programa contra el Estado autonómico y defiende la recentralización de competencias. La opción de una alianza de derechas formada por PP, Ciudadanos (Cs), PAR y Vox queda de esta manera descartada a falta de que el candidato socialista logre los apoyos que le faltan para asegurarse la investidura.

Lambán, que se impuso en las elecciones del 26 de mayo con 24 escaños, seis más que en 2015, ha priorizado el acuerdo con el PAR en las dos semanas posteriores a los comicios para impedir un potencial pacto a la derecha del PSOE. Lo ha hecho apelando desde un primer momento a "la centralidad, la moderación y el diálogo social", requisitos que, a su juicio, "requieren del PSOE desde una posición de liderazgo". Un discurso con el que abre la puerta a un posible acuerdo con Ciudadanos pese al cordón sanitario de Albert Rivera: Lambán mantiene una buena relación con los responsables regionales de Ciudadanos e incluso ha acordado medidas como la bajada de impuestos. "Somos el único partido que puede garantizar la centralidad en la política aragonesa, el único que puede garantizar grandes acuerdos, una gobernanza que huya de extremismos", manifestó en la ejecutiva regional dos días después de su victoria electoral. "El PSOE plantea hacer el mejor gobierno que podamos para Aragón con tres parámetros: centralidad, moderación, transversalidad", ha valorado Aliaga. El responsable del PAR, que el 26-M perdió la mitad de sus diputados, ha recordado que durante la campaña electoral su partido se presentó como "el centro necesario".

Tras el PSOE, el PP fue la segunda fuerza más votada —pasó de 21 a 16 diputados—, seguido de Ciudadanos (de 5 a 12), Podemos-Equo (de 14 a 5), Chunta (de 2 a 3), PAR (3), Vox (3) e IU (1). Aunque en el PP afirman no perder la esperanza, lo cierto es que con Ciudadanos y Vox sumarían 31 escaños en el Parlamento regional, cuatro más de los que ahora mismo representan PSOE y PAR (la mayoría absoluta está en 34). El problema para los populares es que solo les queda para negociar a Podemos-Equo, Chunta e IU. "Hay una incompatibilidad manifiesta, respetando a los votantes, con el ADN, la historia del Partido Aragonés y la defensa que ha hecho del Estatuto de Autonomía de Aragón con los planteamientos de Vox. Me resulta prácticamente imposible llegar a acuerdos en ese sentido", se ha reafirmado Aliaga en su rechazo a la extrema derecha.

"Veintisiete diputados no es una cuestión menor, sobre todo de dos grupos parlamentarios con una larga experiencia en el Gobierno de Aragón, donde hemos gobernado 12 años juntos y contamos con mucha trayectoria y experiencia de gobierno. Constituye una base cuantitativa y cualitativa importante", ha destacado Lambán tras la firma del acuerdo con el PAR. El dirigente del PSOE confía en que no resulte "excesivamente complicado" ampliar los apoyos a su candidatura. "Nosotros no excluimos a nadie salvo a Vox. Cualquiera tendrá que ver si se reconoce en la centralidad, transversalidad y moderación", ha concluido Lambán en un mensaje dirigido implícitamente a Ciudadanos pero que también le facilita los encuentros con las fuerzas a la izquierda del PSOE. “Es la hora de la responsabilidad y la generosidad”, ha señalado este viernes José Luis Soro, presidente de Chunta, que ha formado parte del Gobierno de Lambán, que la legislatura pasada contó con el apoyo de Podemos pero estando fuera del Ejecutivo.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción