Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cs pone líneas rojas a PSOE y CC en Canarias: ni Podemos, ni investigados

La resolución de la situación política en las islas puede determinar la investidura de Pedro Sánchez

Las Palmas de Gran Canaria / Santa Cruz de Tenerife
ngel Victor Torres (PSC) y Vidina Espino (Cs) durante su primer encuentro en Las Palmas.
ngel Victor Torres (PSC) y Vidina Espino (Cs) durante su primer encuentro en Las Palmas.

Con la situación política completamente abierta en Canarias, donde el PSOE rivaliza —por primera vez en 26 años— con Coalición Canaria (CC) por el poder en el archipiélago y, al mismo tiempo, a escala nacional cuenta con los diputados nacionales del partido que lidera Fernando Clavijo para la investidura del presidente en funciones Pedro Sánchez, Ciudadanos (Cs) —que ha obtenido 60.000 votos y dos diputados en el parlamento canario— ha marcado desde los primeros encuentro dos líneas rojas a los dos partidos con opciones de presidir el Gobierno de Canarias. Por un lado, ha dejado claro al Partido Socialista (PSOE) que no apoyará un Ejecutivo que incluya a Podemos, lo que no frenaría ni tendría efecto ante un posible pacto progresista en el que participaran Nueva Canarias y la Agrupación Socialista Gomera (ASG).

La mayoría necesaria para gobernar son 36 escaños, de los 70 que tiene el parlamento canario, el PSOE obtuvo 25 el pasado 26-M, Coalición Canaria logró 20, el PP conservó solo 11, Nueva Canaria (NC, cisma de CC, sacó cinco), Podemos se quedó con cuatro, los gomeros se impusieron con tres y Ciudadanos obtuvo solo dos. Un pacto del llamado "bloque de izquierdas" incluiría a PSOE, NC, Podemos y ASG (3) o Ciudadanos (2) para lograr 37 o 36 escaños. Y Coalición Canaria (20) necesitaría al PP (11), Ciudadanos (2), y ASG (3), para sumar 36.

Pero el partido de Albert Rivera ya ha anunciado también que no apoyará a ningún candidato que esté siendo investigado por la Justicia. Caso este último que afecta precisamente al presidente canario en funciones, Fernando Clavijo (CC), al que sin Ciudadanos se le complica la aritmética para llegar a un acuerdo que deje a los socialistas en la oposición.

La postura del partido de Albert Rivera no se ha visto afectada por el encuentro mantenido este martes entre Clavijo y el secretario general de Cs, José Manuel Villegas. El mismo día que la formación hizo público que ya contaba con comité autonómico de negociación.

Por ese motivo no ha sido hasta la mañana de este miércoles, cuando el secretario general del PSOE en Canarias, Ángel Víctor Torres, ha mantenido una primera toma de contacto en Las Palmas de Gran Canaria con la cabeza de lista Ciudadanos a la Cámara regional, Vidina Espino. Torres ha cerrado de esta forma la ronda inicial de los partidos con representación en el Parlamento y pasa a la fase programática con todos, menos con CC.

De socios a rivales

Tanto nacionalistas como socialistas — ambos socios de gobierno durante los dos primeros años de la pasada legislatura— han dejado claro que no tienen intención de volver a entenderse, mientras puedan llegar a acuerdos con otras formaciones. Sin embargo, las opciones son limitadas y en el aire queda incluso un acuerdo entre PSOE y Partido Popular (PP). Posibilidad que ninguno ha cerrado en los cabildos insulares. De hecho, el líder del PP en las islas, Asier Antona, afirmó esta semana que el presidente de los populares, Pablo Casado, le autorizó a “explorar” cualquier tipo de alianza para el Ejecutivo autonómico.

Además, el que Unión del Pueblo Navarro (UPN) haya planteado abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez ha hecho que los dos escaños conseguidos por los nacionalistas en el Congreso pierdan peso, ya que no serían necesarios en una segunda vuelta en la que ganara la mayoría simple. "No vamos a apoyar ningún Gobierno que pacte con Podemos", ha advertido este miércoles también la portavoz de Coalición Canaria en el Congreso de los Diputados, Ana María Oramás, tras su reunión con el Rey Felipe VI, en el marco de la ronda de consultas que se ha iniciado este miércoles con vistas a una investidura.

Torres aseguró la mañana de este miércoles que sus negociaciones están “más cerca de llegar a buen puerto” que las de cualquier otra opción política y anunció que este viernes arrancarán las reuniones que versarán sobre los programas con “los partidos que apuestan por el cambio”, en referencia a NC, Podemos, ASG, Ciudadanos y PP.

En cuanto a las líneas rojas marcadas por ASG —cuyos tres diputados podrían resultar claves—que pasan por tener un grupo parlamentario propio y sacar adelante la Ley de Islas Verdes criticada por NC —también necesaria— se mostró convencido de que se podrán acercar posturas.

Para Espino “todos los escenarios posibles están abiertos” dado que Cs no ha tomado todavía “ninguna decisión”. Pero matizó, sin embargo, que negociarán el cumplimiento de los ejes centrales de su programa, como "bajar los impuestos a las familias, hacer una auditoría de toda la administración pública para ver que chiringuitos políticos se pueden suprimir y mejorar la educación".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >