Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errores en el escrutinio provocan un cambio de alcalde y bailes de ediles

El conteo oficial altera el resultado final en Ibiza y da la victoria al actual regidor

Rafa Ruiz, segundo por la izquierda, en una imagen de partido.

Ibiza fue el primer lugar en el que saltó la sorpresa. El recuento oficial de las elecciones locales y autonómicas que comenzó este miércoles provocó el cambio de siglas en la isla. La alcaldía, que el domingo pertenecía al PP, pasó a manos socialistas. No fue el único baile de concejales. En la ciudad de León, este nuevo recuento dio un edil más al PSOE, que con diez escaños rompe el empate inicial que mantenía con el PP. Algo falló en el recuento de miles de votos el pasado domingo. El Gobierno niega un error masivo y señala a las empresas encargadas Scylt y Vector.

Las Juntas Electorales empezaron el escrutinio definitivo de las elecciones del 26-M con mayor expectación de la habitual. Numerosas denuncias de partidos políticos habían alertado de varias incongruencias en los resultados provisionales publicados por la web del Ministerio del Interior el domingo por la noche. El Gobierno reconoció errores en el traslado de la información de las mesas electorales al centro donde se recopilan los datos de voto y señaló a las empresas Scytl y Vector, encargadas del proceso tras ganar un concurso público, a las que les pidió que corrigieran los fallos detectados en la web.

Los cambios en los resultados a dos días de la cita con las urnas ponen en entredicho un sistema de escrutinio rápido y eficaz del que España ha presumido siempre. Interior, sin embargo, sostiene que la fiabilidad del proceso electoral está garantizada y que los votos se contaron correctamente.

Scytl y Vector, que concurrieron juntas en una UTE (unión temporal de empresas) al concurso del Gobierno, se impusieron a Indra, encargada de la mayoría de las citas electorales en España, incluida la de las elecciones generales del pasado 28 de abril. Scytl, que se presenta en su web como líder de “la transformación de la industria electoral, haciendo el voto más accesible, eficaz, transparente, verificable y seguro”, ya se había encargado de la gestión de datos en las generales de 2015. Contactada por este periódico, desde la empresa no han querido hacer declaraciones. Vector también ha declinado dar explicaciones por estar “cerrando el proceso electoral y dando soporte técnico a las juntas electorales”.

Ibiza

El PSOE pasó a ser la fuerza más votada con 5.040 votos y el 32% de los apoyos. Esto otorga a los socialistas un total de nueve concejales, que sumados a los dos de Podemos dan la mayoría absoluta al bloque de izquierdas. En el recuento inicial el PSOE había obtenido 4.046 votos, el 26% del total y seis concejales, mientras que el PP, con 4.513 votos y el 29% de los apoyos, alcanzó los siete ediles.

Con el nuevo escrutinio, Unidas Podemos se consolida como tercera fuerza con 1.591 sufragios (10,31%) y dos ediles, mientras que Ciudadanos obtiene 1.461 (9,47%), lo que permite lograr otros dos concejales.

El vuelco electoral devolvió al socialista Rafa Ruiz la posibilidad de mantener el mando en la isla durante los próximos cuatro años. La rectificación de la Junta Electoral dejó a su vez sin representación a Proposta per Eivissa, a la que inicialmente se le habían otorgado dos concejales, y también a Ara Eivissa y Vox, que el domingo, a través de la web del Ministerior, obtuvieron uno cada uno. Tres de esos concejales pasaron este miércoles al grupo del PSOE y uno al PP, que durante 48 horas vivió el espejismo haber ganado las elecciones.

León.

El nuevo escrutinio fue seguido con muchísima expectación por representantes de todos los partidos afectados. La denuncia del PSOE por errores en el traslado de los datos de 12 mesas electorales de la ciudad de León dejaban en el aire el gobierno de la ciudad.

Vox, al que la web del Gobierno daba dos ediles la noche del domingo, estaba según el PSOE a un puñado de votos de perder el 5% necesario para tener representación en el ayuntamiento. El recuento acabó con el baile de un edil de la formación de ultraderecha al PSOE, que dejó a los socialistas como vencedores en las urnas, pero no cambió las mayorías.

El PP podrá liderar el Ayuntamiento si logra el apoyo de Ciudadanos (cuatro) y Vox (uno). Los representantes socialistas reconocieron “el sabor agridulce” por haber ganado un décimo concejal pero depender de un hipotético apoyo de Cs para arrebatar la alcaldía a los populares.

La batalla, sin embargo, permanece abierta. Los socialistas alertaron de un error en la transcripción de los resultados en el acta de una mesa electoral. Según denuncian y prueban a través de las anotaciones de sus apoderados, en el documento final están confundidos los votos entre el PSOE y Vox. En caso de que se llegara a confirmar el error, Vox se quedaría sin representación y el PSOE podría gobernar con el apoyo de Unión del Pueblo Leonés, que pasaría de dos concejales a tres, y de Podemos-Equo (uno).

Torrelavega.

En Torrelavega (Cantabria) también se produjo un fallo en el trasvase de datos durante la noche electoral al asignar por error 108 votos de más a Vox. Tras la revisión, se comprobó que en realidad los sufragios tenían otro destinatario: 90 para el PSOE y 18 para el Partido Regionalista Cántabro (PRC). Sin embargo, el cambio favorece a un tercer partido, el PP, que gana un concejal más respecto a los que inicialmente arrojaba el resultado provisional (pasa de cuatro a cinco).

En cualquier caso, la revisión no afecta al resultado final ni a los posibles pactos de Gobierno, ya que PRC y PSOE sacaron ocho concejales cada uno y ya han manifestado su intención de buscar una alcaldía de coalición.

Autonómicas de Cantabria.

Un caso aún sin resolver mantiene toda la atención sobre Cantabria. La Junta Electoral decidió este miércoles suspender el recuento de los 300.000 votos emitidos en las 823 mesas habilitadas para las autonómicas ante posibles errores en el trasvase de datos a la web de Interior, cuya gestión depende de la empresa Indra. El resultado podría alterar el reparto de escaños y devolver al PSOE un diputado que sería clave para la formación de gobierno. Ese escaño dejaría sin mayoría una coalición entre la formación de Revilla y Ciudadanos y colocaría a los socialistas como únicos socios de gobierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información