Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quién sube y quién baja en las elecciones valencianas

Puig (PSOE) sale reforzado, Oltra (Compromís) resiste, Bonig (PP) queda debilitada, Cantó (Cs) avanza, Llanos (Vox) irrumpe y Martínez (Podemos) retrocede

Mónica Oltra, durante su comparecencia tras el escrutinio de las elecciones valencianas.
Mónica Oltra, durante su comparecencia tras el escrutinio de las elecciones valencianas. EFE

El adelanto electoral en la Comunidad Valenciana tiene un claro ganador, el socialista Ximo Puig, que optó por adelantar las elecciones autonómicas para hacerlas coincidir con las generales en busca de la gran movilización en torno al PSOE. Su partido ha vuelto a ser el partido más votado en unos comicios valencianos, algo que no lograban desde 1991, ha crecido en votos (casi cuatro puntos, hasta el 24%) y en diputados (cuatro más, hasta los 27) y ha puesto muy difícil que nadie pueda discutirle la presidencia de la Generalitat.

La líder de Compromís, Mónica Oltra, ha resistido en un escenario desfavorable por el arrastre del debate en clave española sobre el autonómico y por la separación de las municipales, donde la coalición tiene más implantación y cuenta con la alcaldía de la capital, Valencia. Compromís pierde dos diputados (se queda con 17), casi dos puntos de voto (logra el 16,3%) y cae de la tercera a la cuarta posición, al ser adelantado por Ciudadanos. Su líder se queda, aparentemente, sin opciones de ser elegida ahora presidenta, un cargo al que aspiró tras las elecciones de 2015. Oltra esgrimió entonces el argumento de que, sumando los diputados de Compromís a los de Podemos —que la prefería a ella para encabezar la Generalitat— superaban a los socialistas, algo que ahora no sucede. La confluencia de Compromís y Podemos en las generales en 2015 y 2016 se convirtió en la fuerza más votada de la izquierda valenciana, una posición que este domingo ha recuperado el PSOE. A pesar de ello, Compromís se ha mantenido como la fuerza más votada en la ciudad de Valencia (20,8%, un punto más que los socialistas).

Rubén Martínez, de Unides Podem, compareció sinceramente satisfecho con su resultado electoral, a pesar de que ha sido la fuerza que más ha retrocedido, después del PP. Ha perdido tres puntos (hasta el 8% de los votos) y cinco diputados (en la nueva legislatura tendrá ocho). El motivo: la lucha de la formación morada era por no caer por debajo del 5% de los votos, lo que la hubiera dejado fuera de las Cortes Valencianas y hubiera frustrado probablemente la reedición del pacto de izquierdas de 2015, conocido como Acord del Botànic. Martínez ha dicho durante la campaña que en esta ocasión Unides Podem entrará en el Gobierno valenciano.

El PP valenciano, en clave interna

La líder del PP, Isabel Bonig, es la que más tocada sale de la cita electoral. Pierde 12 diputados (tendrá 19) y siete puntos (hasta el 18,9%) debido al crecimiento de Cs y a la irrupción de Vox. Bonig, que se hizo cargo del partido en 2015 tras la debacle que sufrió el Partido Popular valenciano, no apoyó al líder nacional, Pablo Casado en las primarias del partido. En clave interna tiene a su favor que a ella le ha ido mejor que ha Casado: en la Comunidad Valenciana, el PP ha caído 16 puntos en las generales, más del doble que en las autonómicas.

El candidato de Ciudadanos, Toni Cantó, celebró el resultado tras el recuento: ha conseguido un 5% más de votos (hasta el 17,4%) y cinco diputados más (obtiene 18). Cs tendrá el tercer grupo parlamentario en las Cortes Valencianas, a un diputado del PP, y supera a Compromís. Pero al mismo tiempo, Cantó se queda en tierra de nadie, ya que los resultados no le permiten pactar ni con la derecha ni con el PSOE, lo que reduce su capacidad de influencia.

El abogado José María Llanos, el candidato de Vox en la Generalitat, ha prometido dar "mucha guerra en las Cortes Valencianas". El partido de extrema derecha ha irrumpido con 10 diputados en la Cámara autonómica y, sin embargo, se ha quedado con un 10% de los votos, lejos de lo que muchos, entre sus seguidores y adversarios, presagiaban.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información