Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adriana Lastra: “Soy más roja que mi chupa”

La cabeza de lista del PSOE por Asturias disfruta dando doctrina en los mítines y no reniega de su apodo de "la dinamitera"

Entrevista a Adriana Lastra, número 1 del PSOE por Asturias.

En persona, la vicesecretaria general del PSOE, portavoz socialista en el Congreso, cabeza de lista por Asturias e ideóloga del comité electoral del partido parece mucho más joven y frágil que en la tele. Su mirada, sin embargo, es de acero viejo. Como su voluntad de atravesar el desierto junto a Pedro Sánchez cuando le expulsaron los suyos. Las tornas han dado un vuelco. Acaba de celebrar su 40 cumpleaños con un fiestón flamenco que aún recuerdan los que fueron invitados. Lejos de crisis vitales o de las otras, se la ve con hambre de pista. Ni lo niega ni lo disimula.

¿De quién fue la idea del "Haz que pase" que tanto de sí ha dado?

Del comité electoral. Buscar un eslogan no es fácil, pero acertamos. Un lema es para que se hable de él. Y no se hablaba de otra cosa.

No me diga que no le hicieron gracia los memes que generó.

Sí, sobre todo me hizo gracia que, de repente el PP y Ciudadanos se convirtieran en trolls y trolearan el lema del partido, dándonos cuartel. Objetivo cumplido

No deja pasar la oportunidad de darle lo suyo a la competencia.

Es que son mis adversarios políticos, y no me lo ponen difícil.

Con razón algunos la llaman "la dinamitera". ¿Se reconoce?

Sí, porque vengo de Asturias, donde las cuencas mineras han sido fundamentales. Estoy muy orgullosa de mi vinculación al sindicato minero. Dinamitera y lo que me quieran llamar, si eso significa lucha, movimiento obrero, no rendirse y no dar una batalla por perdida.

Susana Díaz se ofreció en su día a "coser" las heridas del partido. ¿Usted ha cosido o zurcido?

Coser es lo que hemos intentado hacer durante estos dos años. Sobre todo, hemos cosido al país, a la sociedad española. Por eso ahora tenemos una intención de voto del 20%, y, si logramos movilizar el voto, vamos a gobernar.

¿Fue usted delegada de clase?

Sí.

O sea, que es así desde niña.

Sí. Soy la tercera de cinco hermanas. La del medio suele ser la más independiente, y siempre lo fui, precisamente porque mis padres no daban abasto. Siempre pensé, además, que la sociedad debía ser más justa, y lo intentaba en el cole y en el instituto representando a mis compañeros e intentando liderar soluciones.

¿Qué o quién saca de sus casillas a la del medio de las Lastra?

La impuntualidad, que no haya posavasos en los sitios y la deslealtad con el proyecto político.

¿No perdona una?

Intento siempre ponerme en el lugar del otro. Por tanto, siempre perdono. Pero no olvido.

No tiene usted estudios superiores. Juan Carlos Girauta la llamó "analfabeta" en un corrillo. ¿Tiene complejos al respecto?

Ninguno, porque quien te insulta es porque no tiene argumentos políticos. Yo los tengo, por eso no tengo que insultar a nadie.

¿No echa de menos haber tenido una formación más amplia?

Siempre echas de menos lo que no tienes. ¿A quién no le hubiera gustado acabar una carrera? Pero para mí no es un complejo, no me siento inferior. Soy como millones de españoles.

Si no hubiera sido política, ¿qué le hubiera gustado ser?

Psicóloga. Si volviera a tener 17 o 18 años, elegiría psicología, porque así, además, aprendes mucho de política. Los psicólogos tienen mucho futuro en política.

¿Más que los toreros?

Por supuesto.

Otra cosa no, pero el próximo hemiciclo va a estar animado.

Más bien caótico. Con generales que firmaron documentos de apoyo al franquismo, con personas que no saben nada de política, con gente que tiene posiciones antagónicas y no quieren llegar a acuerdos, con gente que viene a reivindicar una España excluyente y no inclusiva. Va a ser un caos.

¿La investidura también?

Espero que no, porque aspiro a ganar y gobernar. Para eso estamos trabajando intensamente.

¿Por qué se viste de flamenca una asturiana en su cumpleaños?

Porque vertebramos España, jaja. No, porque lo celebramos juntas dos amigas y a las dos nos gusta. Lo pasamos genial, gracias.

¿Hay enemigos, enemigos mortales y compañeros de partido, que decía Andreotti?

No. Hay adversarios políticos. Enemigos no tengo, creo, ni dentro ni fuera del partido.

¿Se viene arriba en un mitin?

Me gusta un mitin, sí. Me gusta hablar para mis compañeros y para la sociedad. Estoy muy orgullosa de lo que somos y lo que hemos hecho y me gusta explicarlo. Y, sí, en Asturias, me vengo arriba. Ahí sí soy más dinamitera.

¿Y un poquito de autocrítica?

Ni loca. Para eso ya están los demás, que nos critican bastante.

¿Es más roja que su chupa?

Soy muy de izquierdas, muy roja, sí. Tanto o más que mi chupa.

¿Más que su partido?

No. Estoy en el partido que quiero. El que representa mis ideales. Un partido de izquierdas, socialdemócrata que representa a la mayoría social de España.

¿Se haría un selfie con Abascal?

No. Hace mucho tiempo que decidí hacer solo lo que quiero, y no quiero un selfie con gente que no tiene nada que ver conmigo.

¿Con Pedro al fin del mundo?

Con Pedro a La Moncloa. Con el PSOE, al fin del mundo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información