Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos rompe su acuerdo de gobierno con el PP en Málaga

El alcalde, Francisco de la Torre, había ratificado a dos concejales citados como investigados en un caso de irregularidades urbanísticas

El presidente del Partido Popular de Málaga, Elías Bendodo junto al alcalde de la capital y candidato 'popular', Francisco de la Torre, en una imagen reciente.
El presidente del Partido Popular de Málaga, Elías Bendodo junto al alcalde de la capital y candidato 'popular', Francisco de la Torre, en una imagen reciente.

Nadie podrá reprochar a Juan Cassá, líder de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga, que no ha cumplido su promesa. El viernes pasado amenazaba con romper el pacto de gobierno municipal si el alcalde de la ciudad, el popular Francisco de la Torre, no cesaba a los dos concejales citados como investigados por el juez por el caso Villas del Arenal, donde se analizan irregularidades urbanísticas en una barriada de la capital. Dio de plazo hasta las 12.00 del mediodía de hoy. Y como De la Torre no ha destituido a sus ediles, Cassá acaba de romper el acuerdo que ha permitido al PP gobernar en minoría durante los últimos cuatro años. “No hay otra salida”, ha denunciado el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, que ha agregado que la ruptura “es única y exclusiva responsabilidad de Francisco de la Torre”.

El alcalde no se ha dado por aludido. Al contrario, De la Torre ha vuelto a subrayar esta mañana que cree estar actuando conforme al acuerdo de investidura, “en el que no se aborda el tema de la imputación”, según sus palabras.

La ruptura del acuerdo también dejará estancados los presupuestos municipales. PP y Ciudadanos acordaron a finales del año pasado las cuentas para 2019, que aún no han sido llevadas a pleno. Por ello, desde el partido liderado por Albert Rivera se afirma que “no habrá presupuestos” y que la formación naranja pasa ahora a ser “oposición pura y dura” y sin el acuerdo que había facilitado su apoyo a las políticas populares desde 2015. 

La decisión tomada por Francisco de la Torre de ratificar a sus ediles guarda coherencia con lo que el regidor ha defendido en los últimos meses. Siempre ha afirmado que en el caso Villas del Arenal “no hay ni imputación formal ni corrupción". Una idea que volvió a destacar este pasado fin de semana, cuando insistió en la necesidad de respetar la presunción de inocencia, así como esta misma mañana a través de un comunicado del equipo de gobierno municipal. La resolución está avalada por su partido. "Tome la decisión que tome, la dirección del PP de Málaga muestra su respaldo al alcalde”, aseguraban esta mañana fuentes populares a Europa Press.

Por su parte, los grupos de izquierdas en el consistorio malagueño, es decir, PSOE, Málaga Ahora y Málaga para la Gente, registraron el pasado sábado la convocatoria de un Pleno extraordinario para exigir la dimisión de Porras, Pomares y Cardador.

Las desavenencias llegan en buen momento para las dos formaciones políticas. El alejamiento permitirá a Juan Cassá llegar reforzado a las elecciones municipales, que se celebran en poco más de 100 días y en las que su partido pretende conseguir un ‘sorpasso’ a los populares. De la Torre ha dicho hoy que “da la impresión de que se trata de aprovechar este momento para intentar desgaste”, una idea en la que también ha insistido esta tarde el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, quien ha dicho que el desacuerdo está “motivado y alentado por el final de la legislatura" y ha augurado que ocurrirá en más ciudades.

Fuentes de Ciudadanos explican que la ruptura del acuerdo no es una estrategia, ya que en ese caso hubieran convertido la negociación de los presupuestos “en un culebrón”. “Y no fue así, siempre cumplimos con nuestra parte del acuerdo”, añadieron desde Ciudadanos, que con su apoyo ha dado luz verde a una veintena de acuerdos “de índole presupuestaria y fiscal” en el Ayuntamiento. Según apunta Alejandro Carballo, viceportavoz de Cs en el consistorio: "No es un momento ni bueno ni malo. Nosotros estábamos cómodos y haciendo un buen trabajo con el equipo de gobierno, dando una estabilidad buena a la ciudad”. Sin embargo, Carballo no ha despejado las dudas sobre si volvería a apoyar un Ayuntamiento del PP en las próximas municipales: “Ya veremos si cruzamos ese puente. Lo que nos ocupa ahora es el día a día, no queremos mirar aún más allá."

Y si a Cassá no le pesará ahora la sombra de De la Torre en los próximos comicios, éste tendrá que buscar ahora unos resultados que le permitan gobernar en solitario y conservar una alcaldía a la que llegó en el año 2000 y que representa la mayor ciudad de España gobernada por el Partido Popular.

El primero de los acuerdos que Ciudadanos da por incumplidos y sobre los que basa su ruptura del acuerdo municipal es el “compromiso por la regeneración democrática”, que la formación naranja planteó en el año 2015 para quien quisiera sentarse con ellos a negociar posibles acuerdos de gobierno. El documento contaba con ocho puntos principales. Y el primero de ellos exigía “separar de inmediato cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial”.

El texto fue firmado el 4 de junio de 2015 por Elías Bendodo, presidente provincial del PP y actual portavoz de la Junta de Andalucía y consejero de Presidencia, Interior y Administración Pública. El segundo es el que recoge las “Medidas para los primeros cien días del nuevo Gobierno en Andalucía”, firmado el pasado 21 de diciembre entre PP y Ciudadanos mientras se negociaba el nuevo gobierno andaluz.

Su primer punto apostaba por una “tolerancia cero con la corrupción”, indicando que tanto Ciudadanos como el Partido Popular “se comprometen a la separación inmediata de los cargos públicos en todas las instituciones andaluzas, tanto autonómicas como locales, que hayan sido o sean imputados formalmente por delitos de corrupción, hasta la decisión definitiva del órgano judicial”. El texto también incluía que las personas “en dicha situación”, no pueden formar parte de candidaturas electorales o desempeñar cargos públicos.

Caso Villas del Arenal

La semana pasada, el Juzgado de Instrucción Número 8 de Málaga citaba como investigados al concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, y a la concejala del distrito Cruz del Humilladero, Teresa Porras —ambos del Partido Popular— por el caso Villas del Arenal, que analiza supuestas “injerencias políticas” en la tramitación de expedientes urbanísticos en la barriada de Intelhorce. Ambos declararán el próximo 25 de abril, día en el que también lo hará José Cardador, gerente de Urbanismo, también citado como investigado. Otras nueve personas acudirán al juzgado como testigos entre el 30 de abril y el 7 de mayo.

Fue precisamente Ciudadanos quien, en septiembre del año pasado, llevó hasta la Fiscalía la denuncia, tras escuchar a varios antiguos responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo explicar cómo algunos miembros del equipo de gobierno les invitaban a “mirar para otro lado” una serie de expedientes de infracción abiertos en la promoción Villas del Arenal, ubicada en la barriada de Intelhorce. Estas declaraciones fueron realizadas en una comisión de investigación abierta en el consistorio malagueño -que precisamente presidía Ciudadanos- y su grabación fue llevada por Cassá al Ministerio Fiscal, que solicitó más tarde que se investigaran las supuestas “injerencias políticas” por si podían ser constitutivas de los delitos de prevaricación por omisión, tráfico de influencias, falsedad en documento oficial y malversación. A comienzos del mes de febrero el juzgado abrió diligencias previas y, finalmente, ha citado como investigados a los tres responsables municipales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información