El PP asume las consejerías con más peso económico y político de la Junta andaluza

El Gobierno andaluz no tendrá una Consejería de Familia independiente, como reclamaba la extrema derecha

Juan Manuel Moreno Bonilla en el Parlamento andaluz. PACO PUENTES / VÍDEO: Declaraciones de la vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González

El futuro Gobierno andaluz de coalición entre PP y Ciudadanos tendrá 11 consejerías, repartidas casi a la mitad, aunque a los populares les corresponderán las de mayor peso. Seis dependerán del PP y cinco del partido de Albert Rivera. El PP asumirá las áreas de Hacienda, Presidencia, Administraciones Públicas, Interior, Sanidad, Familia, Cultura, Patrimonio, Agricultura, Pesca, Medio Ambiente, Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio, la Oficina del Portavoz, Energía, Industria y Minas. Ciudadanos gestionará, además de la Vicepresidencia —que asumirá su líder territorial, Juan Marín— regeneración democrática, lucha contra el fraude y la corrupción, Educación, Formación y Universidad, Deportes, Turismo, Desarrollo económico, autónomos, empresas y emprendedores, Justicia y Administración Local, Políticas Sociales, Conciliación.

A priori, las áreas con mayor peso político y económico y más relevantes en materia de inversión -con excepción de Educación- recaen en manos de los populares, que ostentarán el área de Salud -a falta de que se concrete el encaje de Familia en Sanidad-, la de mayor dotación presupuestaria (el 80% las cuentas) y penetración en la sociedad. Hacienda, una competencia que, en un primer momento, Ciudadanos se resistía a que dependiera del mismo partido que ostentara la presidencia de la Junta, también quedará en manos de los populares. De esta manera, la formación se garantiza tener en sus manos la elaboración del Presupuesto y pilotar la bajada de impuestos, una de las propuestas estrella de Moreno durante su campaña. El futuro presidente de la Junta ha reiterado que su primera medida al frente del Gobierno será reducir al 99% el impuesto de sucesiones y donaciones. Podría hacerlo a través de un decreto, sin necesidad de esperar a la negociación de un nuevo presupuesto.

Más información
Ciudadanos reafirma que Vox no es socio de Gobierno ni compromete nada en Andalucía
Casado confía en repetir el pacto andaluz en Madrid y Valencia
Sánchez pone de ejemplo el pacto en Suecia contra los ultras y pide al PP y Cs el apoyo a sus Presupuestos

Finalmente, es el PP quien asume las competencias de la Consejería de Familia, una exigencia impuesta por Vox en su pacto de Gobierno. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha confirmado que estará integrada en otra, todo apunta a que en Sanidad. Una cesión a medias a la formación de extrema derecha, que quería que fuera una consejería independiente, coinciden en ambas fuerzas. Ciudadanos ha subrayado que este área hará políticas destinadas a proteger a todos los tipos de familias, no solo las tradicionales como pretende Vox. Una perspectiva con la que el PP está conforme.

La Consejería de Familia fue el primer punto de desencuentro entre Ciudadanos y Vox a las pocas horas de que ambas fuerzas firmaran con el PP sendos acuerdos para garantizar la investidura de Moreno. Marín aseguró que en su pacto con los populares no se había contemplado una cartera de Familia aislada y que, por el contrario, su formación había propuesto en las conversaciones para la estructura de Gobierno la creación de una macroconsejería que aglutinara las competencias de Políticas Sociales, Igualdad, Familia y Conciliación. El secretario general de Vox, Javier Ortega, acusó a los de Albert Rivera de querer dinamitar su acuerdo con el PP y dejó muy claro que ellos esperaban que Familia tuviera una presencia individualizada y no diluida en el Ejecutivo y que, en todo caso, nunca fuera gestionada por Ciudadanos.

Las competencias en materia de Familia se han desgajado de la Consejería de Políticas Sociales, Igualdad y Conciliación, que sí detentarán los de Rivera. Hasta ahora, las subvenciones directas y ayudas para la conciliación familiar y los programas para familias se coordinaban desde la Consejería de Igualdad y Política Social, cuyas áreas deberían recaer en la nueva cartera que asuma Ciudadanos. Sin embargo, queda por ver cómo se reajustan esos fondos cuando Familia sea asumida por Sanidad, como todo parece indicar, según señalan fuentes del PP.

Que Ciudadanos gestione la cartera de Igualdad cobra relevancia también en un momento en el que dirigentes del PP están asumiendo el discurso de Vox crítico con la Ley contra la violencia de género, que este partido quiere derogar. La formación de Rivera, en cambio, hizo constar en su acuerdo con el PP que se implementarán, con financiación suficiente, todas y cada una de las medidas que contempla la Ley andaluza contra la violencia machista.

PP y Ciudadanos constituirán una comisión permanente para la toma de decisiones coordinadas y facilitar la gestión. Ahora falta por acotar las áreas que se han repartido en las distintas consejerías y atribuir las carteras, en un reparto que debe ser paritario por ley. Aunque es Moreno quien deberá hacer públicos los nombres, ya se ha confirmado que el ex seleccionador nacional de baloncesto y diputado por Málaga, Javier Imbroda, dirigirá Educación y Deportes. Para la Consejería de Presidencia, suena una de las personas más cercanas a Moreno, el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, quien se augura como uno de los hombres fuertes del próximo Ejecutivo.

Los populares tampoco han escondido nunca su interés por asumir las competencias de Fomento. En la actualidad, la terminación de los Metros de Málaga y Granada y la ampliación del de Sevilla son uno de los caballos de batalla que han enfrentado a las distintas instituciones gobernadas por PP y PSOE en Andalucía.

Si el reparto competencial se mantiene como hasta ahora, Ciudadanos asumiría las competencias sobre los menores extranjeros no acompañados, el único área en materia migratoria que gestionan las Comunidades Autónomas. La llegada de estos jóvenes solos ha colapsado estos últimos meses los centros de acogía y atención temprana de la Junta de Andalucía, convirtiéndose en una de las crisis más importantes en materia social que ha debido afrontar el Gobierno de Susana Díaz en esta última legislatura. Desde el enero de 2018 han llegado a territorio andaluz 8.000 menores no acompañados. Según datos facilitados por la Consejería de Igualdad, a mediados de noviembre la Junta tenía a su cargo a 6.000. En materia migratoria, tanto PP como Vox han sido muy beligerantes en temas de acogida y expulsión.

La toma de posesión de Moreno será este viernes

El PP ha confirmado que la toma de posesión de Juan Manuel Moreno como presidente de la Junta de Andalucía tendrá lugar este viernes 18 de enero. De esta forma, el líder de los populares andaluces podrá acudir a la convención nacional de su partido ya como jefe del nuevo Gobierno de la comunidad.

Lo que no se ha concretado es el lugar en el que Moreno jurará su cargo. El alcalde de Antequera, el popular Manolo Barón, remitió el pasado viernes a la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, una carta en la que ofrecía su ciudad para albergar la toma de posesión. Barón recuerda que en esa localidad el 4 de diciembre de 1978, justo hace 40 años, se selló por el que todas las fuerzas políticas andaluzas el acuerdo que dio lugar a la consecución de la autonomía para Andalucía, el conocido como Pacto de Antequera. Para conmemorar ese “momento histórico” es por lo que Barón pone a disposición el Ayuntamiento, que es donde tuvo lugar la firma, para que jure su cargo Moreno.

Al PP andaluz le gustaría que su dirigente tomará posesión en Antequera –“es un sitio emblemático para todos los andaluces”, ha reconocido su secretaria general, Loles López-, pero recuerda que la decisión es potestad de la presidenta de la Cámara andaluza. Otros presidentes ha prometido su cargo fuera de los muros del Parlamento, pero nunca fuera de la ciudad de Sevilla.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS