Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un frutero jubilado de Málaga reparte 2,8 millones de euros entre su familia gracias al Gordo

José Delgado compró siete décimos en una administración de Benajarafe con el número 03347 por casualidad, ya que tenía intención de adquirir otro que no estaba disponible

José Delgado (derecha), un frutero jubilado agraciado con siete décimos del Gordo, este sábado en la administración de Lotería de Benajarafe donde compró los décimos.

Cuando José Delgado vio el número en televisión, su cara se iluminó. Sabía que su décimo acababa en 347, así que le comentó a su mujer que ya tenían la devolución. "Y, quizás, algo más". Tranquilamente, se levantó del sofá y abrió el cajón donde tenía guardado su billete de lotería. Entonces tragó saliva. Y las palabras no le salían. Tenía en su mano el 03347 y había ganado 400.000 euros. Su felicidad era mayor porque había repartido otros seis décimos más entre sus hijos, su hermano, su cuñado y un amigo. "Mi hijo no se lo creía y tuve que enviarle una foto por WhatsApp", subrayaba. "Vaya alegría más grande", añadía con tranquilidad tras haber llevado hasta 2,8 millones de euros a los suyos.

A sus 75 años, Delgado obtuvo el número premiado de manera automática. "Bueno, casi. En realidad ha sido culpa de mi mujer y de la máquina", destaca. Hace unas semanas acudió a la administración de lotería de Benajarafe —una población de 3.400 habitantes dependiente de Vélez-Málaga— con varios números en la cabeza. La premisa principal de todos ellos era que la terminación debía ser 347, pero ninguno de los números que había pactado con su mujer estaban disponibles. Cansado de probar, pidió "cualquiera" de los que le otorgara la máquina. Salió el 03347 y se llevó siete boletos. Todos han sido premiados con 400.000 euros. "No tengo ni idea de qué vamos a hacer con el dinero. Habrá que sentarse en familia y hablarlo", explicaba con muchísima serenidad.

El Gordo ha dejado 13,6 millones de euros en la provincia malagueña. Ha quedado muy repartido por diferentes localidades como Arroyo de la Miel, Almáchar, Málaga capital, Ronda, Marbella, Torrox o Torremolinos. Además, el segundo, el tercero, el cuarto y diversos quintos han dejado otro pellizco de 1,8 millones de euros en tierras malagueñas, especialmente afortunadas este sábado.

Minutos más tarde de conocerse la noticia, el frutero jubilado ("me he levantado toda la vida a las cuatro de la mañana para trabajar", subrayaba) acudía a dar las gracias a los responsables de la administración de lotería que le han traído la suerte. Allí, Juan Robles y su madre Águeda Claros le esperaban con el cava en la nevera. La mujer había tenido un presentimiento durante los últimos días y tenía la certeza de que iba a entregar alguno de los premios de la lotería de Navidad, así que decidió hacerse con una botella. "Y mira, se ha hecho realidad", exponía mientras su hijo seguía sin creérselo. "Estoy en una nube". "Somos un pueblo pequeñito y jamás pensé que este tipo de cosas podrían pasar a llegar aquí", decía mientras se alegraba aún más "porque le ha tocado a la gente del pueblo, humilde y trabajadora".

Acompañados por una marea de periodistas y el sonido de los cláxones de los coches que pasaban por la calle principal de Benajarafe, unos y otros brindaron en vasos de plástico y una botella de Freixenet. En el grupo se encontraba ya también Antonio Díaz, con quien José había intercambiado un número hace apenas unos días. "Me han llamado para avisarme y no me lo creía", aseguraba tras posar para los fotógrafos junto a su nieto y su nieta. Luego, ambos amigos se fundían en un abrazo. Retirados los dos, comprenden que ya pueden centrarse al cien por en cien en la familia. Ya no tienen más por lo que preocuparse. Al menos, en lo económico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información