Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrera rechaza la recentralización de competencias que propone Casado

"Soy perro viejo y profundamente partidario del modelo autonómico", ha dicho el presidente de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, durante la rueda de prensa tras reunirse con Pedro Sánchez.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, durante la rueda de prensa tras reunirse con Pedro Sánchez. EFE

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha discrepado públicamente con su líder, Pablo Casado, sobre su propuesta de recentralizar competencias como Educación. Tras reunirse con Pedro Sánchez en La Moncloa, el barón del PP ha rechazado esa propuesta. "Yo soy perro viejo. Llevo 27 años en la política autonómica y, aunque me tenga que ir con cierta desazón, no seré yo quien predique en mi formación política la recentralización de España", ha dicho. "Soy profundamente partidario del modelo autonómico", añadió.

Herrera recordó que cuando les evalúan justifican "para qué" tienen transferidas esas competencias. "Otra cosa", añadió, es defender "elementos de cohesión". "Abogo por un pacto nacional de Educación". "Me parecen radicalmente injustas algunas invectivas que estamos viendo de ataque al sistema autonómico. Espero de mi partido, que es el que me ha traído hasta aquí, que lo valore y lo mantenga".

El pasado septiembre, cuando el PP empezó a hablar de recentralizar las competencias en educación, el vicesecretario de organización, Javier Maroto, lo comparó a un castigo parental. "Esto no significa que pueda afectar a Galicia o Castilla y León. Porque si uno tiene tres hijos y hay uno que es un jabato y se porta muy mal, tú no le quitas la paga a los tres, se la quitas al que se porta mal, y de esto estamos hablando", declaró. Este lunes, preguntado sobre si la propuesta anunciada por Casado afectaba a todas las comunidades o solo a las que, en su opinión, se "portan mal", Maroto respondió: "Vamos a celebrar una convención nacional en enero, después de las elecciones andaluzas, y ahí vamos a posicionar el mensaje en esta y otras materias. Me remito ahí".

Casado anunció el pasado sábado en Granada que propondrá una ley alternativa a la nueva ley educativa socialista [que tampoco ha sido presentada todavía] para que el Estado controle esa competencia y las comunidades simplemente la administren (y paguen). Los populares aún no tienen ese texto, pero aseguran que no haría falta modificar la Constitución española para crear un MIR educativo para los docentes y controlar las materias.

"Las únicas comunidades autónomas que tienen que estar molestas con la propuesta del PP son aquellas, como Cataluña, donde la educación sirve para adoctrinar a menores y como herramienta política. Eso no sucede en Galicia o en Castilla y León. Las comunidades que sienten recelo no son las del PP", insistió ayer Maroto. Las declaraciones de este martes de Herrera muestran que algunas no ven la propuesta con tan buenos ojos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información