Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrimadas avisa al PSOE de que Ciudadanos sale a ganar como en Cataluña

El partido de Rivera arranca la campaña con ataques al PP

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a su llegada al acto de inicio de campaña para las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre, en Málaga.
La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a su llegada al acto de inicio de campaña para las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre, en Málaga. EFE

Cataluña como espejo. Ciudadanos ha arrancado la campaña a las elecciones andaluzas del 2 de diciembre con la candidata que consiguió el que ha sido su mayor éxito electoral hasta la fecha —la victoria en Cataluña— y con un mensaje que trasluce su intención de replicar en todo lo posible lo que permitió aquel triunfo. Inés Arrimadas, líder catalana del partido de Albert Rivera, ha arropado en Málaga al candidato a la presidencia de la Junta andaluza, Juan Marín, y ambos han utilizado referencias al independentismo. Arrimadas ha avisado de forma directa a Susana Díaz de que su propósito es ganarla como consiguió con los separatistas. “Vamos a defender que Andalucía no es del PSOE, como demostramos que Cataluña no era de los nacionalistas”, ha proclamado la dirigente.

Junto a ella, Marín ha deslizado que el mensaje de Ciudadanos en esta campaña va a trascender las fronteras andaluzas. “Vamos a defender la unión y la igualdad de todos los españoles”, ha subrayado el candidato. En la dirección de Ciudadanos reconocen que la política nacional, y no tanto la andaluza, será la que determine las elecciones. El partido tratará de atribuir a Susana Díaz cuanto menos complicidad en la “deriva del sanchismo” con la distensión ante los independentistas.

Las expectativas de Ciudadanos son altas para estas elecciones que abren el ciclo electoral. “La previsión, en el peor de los casos, es doblar nuestro resultado de 2015”, trasladan fuentes de la dirección. Eso significa llegar hasta los 18 escaños, por los 9 actuales. Ese es el suelo, pero quizá eso no baste para lograr el objetivo íntimo del partido para estas elecciones, que no es otro que el de sobrepasar al PP. El sorpasso es el hito que la formación de Rivera necesita para encarar con viento de cola la yincana electoral. Según el CIS preelectoral, Ciudadanos está en cuatro provincias por delante del PP: Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla. El partido necesita ampliar esa ventaja si quiere ganar a los populares. Al PP lo atacará por su “inutilidad” en Andalucía. “En 37 años no ha conseguido nada para los andaluces, ni un cambio de gobierno ni de políticas”, dicen en la cúpula, donde dan por segura la segunda plaza.

Al PP han dirigido precisamente sendos dardos Arrimadas y Marín en el arranque de la campaña en Málaga. “Salimos a ganar, como hicimos en Cataluña, aunque era muy difícil; no como el PP, que sale a estar en la oposición”, ha afirmado la líder de la oposición en Cataluña. El cabeza de lista andaluz se ha referido directamente al candidato del PP. “El señor [Juan Manuel] Moreno Bonilla que empiece a pensar si está dispuesto a apoyar un Gobierno liderado por Ciudadanos", ha afirmado Marín a los periodistas.

La encuesta preelectoral del CIS conocida este miércoles ha arrojado unos datos similares a los que manejaba la dirección de campaña de Ciudadanos. Aunque el PSOE está más despegado en cabeza en el barómetro del CIS que en sus estimaciones, en las que no subía del 30% (el CIS le da un 37,4%), el sondeo del instituto público reafirma sobre todo sus cifras en el empate a tres entre ellos, Adelante Andalucía y el PP. Tres formaciones en una distancia mínima, de entre dos a tres puntos, aunque en los datos que el partido de Albert Rivera traslada a los periodistas ellos están en segunda posición por delante del PP, tercero, y Podemos, cuarto. El CIS enfría esa previsión y les coloca cuartos en intención de voto, aunque en el reparto de escaños están empatados con el PP.

Arrimadas, como talismán, y el líder del partido, Albert Rivera, se volcarán en la campaña andaluza. La lesión que ha sufrido en una pierna jugando al tenis el líder de Ciudadanos ha alterado sus planes y reducirá su presencia en la caravana electoral, pero con todo Rivera estará en las ocho provincias, en más de doce actos a lo largo de los quince días. El partido busca compensar que su candidato a la presidencia de la Junta, Juan Marín, es el menos conocido de todos los aspirantes. Junto a Rivera y Arrimadas, que reivindicarán sus raíces andaluzas (la madre de Rivera es malagueña y Arrimadas nació en Cádiz); el cabeza de lista por Málaga, el exseleccionador español de baloncesto Javier Imbroda, recorrerá también la comunidad con un papel especial casi de co-candidato.

Ciudadanos confía en conseguir en su campaña el “efecto bola de nieve” que les catapultó a la victoria en las últimas elecciones catalanas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >