_
_
_
_
_

El PP quiere mayorías absolutas municipales con el 35% de los votos

En un Ayuntamiento con 17 concejales, el partido más votado obtendría nueve, según la propuesta

La portavoz parlamentaria del PP, Dolors Montserrat, durante la rueda de prensa,
La portavoz parlamentaria del PP, Dolors Montserrat, durante la rueda de prensa,GPP (Europa Press)
Miquel Alberola

El PP quiere que la lista más votada sea la que gobierne en los Ayuntamientos, aunque no tenga la mayoría, una medida que ya propuso en 2014 y que el PSOE rechazó a pesar de recogerla en sus últimos programas electorales.

Con el nuevo liderazgo de Pablo Casado, el partido ha registrado este martes un proposición de ley en el Congreso de los Diputados para "que gobiernen los alcaldes que han decidido los ciudadanos". Para ello, propone un sistema "a dos vueltas", en el que la alcaldía sea para la formación que logre un 35% de los votos y una diferencia del 5% con la segunda fuerza. O bien un 30% y una diferencia del 10%. Si no cumple la proporción, en una segunda vuelta con aquellas listas que hayan obtenido más de un 15%, la alcaldía sería para el partido que consiguiera un respaldo del 40% o una diferencia de un 7% respecto al segundo.

La nueva portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, que sustituye a Rafael Hernando, ha sido la encargada de explicar la iniciativa para modificar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) para que gobierne la lista más votada en los Ayuntamientos de cara a las próximas elecciones municipales convocadas para 2019. Montserrat ha considerado que "hay tiempo" y ha pedido el apoyo de todos los grupos para un procedimiento que "persigue que gobiernen los alcaldes que han decidido los ciudadanos y no haya acuerdos oscuros en los despachos oscuros en contra de la voluntad de los ciudadanos".

El nuevo PP rechaza así los pactos surgidos tras las elecciones, que en otro tiempo permitieron al partido lograr importantes alcaldías como la de Valencia, donde Rita Barberá sorteó en 1991 a la lista más votada. "Cuando se hacen pactos oscuros, lo único que tenemos son Gobiernos débiles que pagan hipotecas oscuras, como está pasando con el Gobierno de Pedro Sánchez", ha comparado Montserrat en su comparecencia. "Queremos devolver a los ciudadanos lo que es suyo: la decisión real de quién quiere que sea alcalde. Pedimos que nos apoyen todos los grupos porque es lo que nos piden los ciudadanos españoles", ha exigido.

Según argumenta la formación en la iniciativa registrada, las alianzas postelectorales "en numerosas ocasiones" solo pretenden "desplazar" al partido que está gobernando en el ayuntamiento y provocan "una interpretación forzada de la voluntad popular expresada en las urnas". En el desarrollo de la propuesta cita casos, como el del Ayuntamiento de Gandia o el de Vitoria en los que el PP ha sido perjudicado. Con este procedimiento, defienden los populares, se evitaría la "perniciosa tendencia que se refleja en los pactos, coaliciones y alianzas" que "buscan alterar las consecuencias de deberían derivarse de los resultados electorales" así como sus "intereses espurios".

En el caso de un Ayuntamiento de 17 concejales, ha explicado la portavoz parlamentaria, "el premio de la mayoría" derivado del procedimiento que propone su partido "supondría nueve concejales". El resto, se repartiría entre las demás formaciones por la ley D’Hont. En el caso de que hubiera que aplicar la segunda vuelta, el resto de los escaños se repartiría del mismo modo en función de los resultados de la primera vuelta. Respecto a si supone una contradicción que el PP proponga un sistema que el partido no ha aplicado en el reciente congreso, en el que la candidata más votada, Soraya Sáenz de Santamaría, no ha sido la que gobierna porque los que perdieron se aliaron, Montserrat ha negado la mayor. "Son dos cosas completamente diferentes", ha alejado la portavoz, que ha subrayado que su partido también recurrió a un sistema de dos vueltas en el congreso. "Son incomparables", ha insistido: "No comparemos proceso internamente de un partido con la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La exministra, que ha agradecido el trabajo del anterior portavoz parlamentario popular, ha enmarcado esta propuesta en un "batería potente" de medidas que la formación presentará a partir de septiembre. Montserrat ha subrayado que es la primera vez en 40 años que el partido más votado no gobierna, y ha señalado que por esta razón el PP tiene la misión de "liderar la iniciativa política". El PP ha restringido al ámbito municipal la iniciativa debido a la complejidad que entrañaría aplicarla en las elecciones autonómicas y generales, donde se requeriría, además de mucho tiempo, un amplio consenso para salvar las dificultades que puedan plantear tanto los Estatutos de autonomía como la Constitución. En el reciente congreso del PP, Casado afirmó que solo se plantearía por ahora en los comicios municipales por realismo, aunque su compromiso era extenderlo a los Parlamentos autonómicos y las Cámaras alta y baja: "Queremos ser realistas y no tenemos tiempo para modificar los estatutos de autonomía ni para proponer y realizar una reforma constitucional".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miquel Alberola
Forma parte de la redacción de EL PAÍS desde 1995, en la que, entre otros cometidos, ha sido corresponsal en el Congreso de los Diputados, el Senado y la Casa del Rey en los años de congestión institucional y moción de censura. Fue delegado del periódico en la Comunidad Valenciana y, antes, subdirector del semanario El Temps.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_