Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un británico de 18 años, cuarto muerto por ‘balconing’ en Magaluf en 2018

Una británica de 41 años, ingresada en la UCI tras caer del segundo piso de unos apartamentos de Ibiza

Fachada del hotel Eden Roc.
Fachada del hotel Eden Roc.

Un joven británico de 18 años se ha convertido en la cuarta víctima mortal del balconing en Magaluf en los que va de 2018. El cadáver del chico ha sido encontrado este jueves por un empleado del establecimiento en el patio interior del edificio de apartamentos Eden Roc de la localidad turística. La Guardia Civil ha iniciado una investigación para determinar las causas de la muerte que, según las primeras indagaciones, apuntan a un accidente provocado por la ingesta excesiva de alcohol.

El hallazgo del cadáver se ha producido pasadas las diez y media de la mañana, cuando un empleado de los apartamentos vacacionales, ubicados en la calle Torrenova de Magaluf, ha encontrado el cuerpo del joven británico en el patio interior del edificio rodeado de un charco de sangre. El trabajador ha avisado a los servicios de emergencia que, a su llegada, han certificado la muerte del joven.

Agentes de la Guardia Civil se han desplazado al lugar para investigar las causas de la muerte, que sospechan pudo producirse de madrugada, aunque nadie se ha percatado de los hechos hasta entrada la mañana. El joven tenía una pulsera de identificación de un establecimiento muy cercano y no estaba alojado en los apartamentos en los que ha fallecido. La Guardia Civil cree que, debido al alcohol, pudo confundirse de edifico y precipitarse al vacío al intentar entrar en una habitación.

Se trata de la tercera muerte que se produce en los apartamentos Eden Roc en circunstancias similares. El establecimiento instaló hace unas semanas mamparas en las partes exteriores e incrementó la altura de ciertas barandillas para evitar caídas y accidentes. El pasado abril, una chica británica falleció al caerse del mismo edificio tras intentar entrar en su habitación tras dejarse las llaves fuera, mientras que un joven irlandés de 20 años se precipitó al vacío desde una altura de 20 metros de los mismos apartamentos. El 2 de julio murió un francés de 20 años al caer al vacío desde el quinto piso de un hotel de la zona.

Multas de hasta 750 euros

Para tratar de poner coto a esta peligrosa práctica, que se produce cuando los jóvenes saltan a la piscina del hotel desde su balcón o intentan pasar de una terraza a otra a través de barandillas y ventanas, el Ayuntamiento de Palma ha aprobado una ordenanza que prevé multas de hasta 750 euros a quien lo pratique. El Consistorio ha dado luz verde a la nueva Ordenanza del Uso Cívico de los Espacios Públicos que entrará en vigor en el mes de septiembre.

Además de intentar atajar el 'balconing' se instauran una serie de medidas con el objetivo de reducir los efectos del llamado turismo de borrachera. La venta de bebida alcohólicas estará prohibida entre la medianoche y las ocho de la mañana si no son para consumir en el interior o la terraza de los locales, sólo se podrá llevar el torso desnudo en primera línea de playa y el botellón será sancionado si deteriora la tranquilidad de los vecinos y el entorno. También estará penada la promoción y organización de las denominadas 'excursiones etílicas' así como las actividades fraudulentas como el trile.

Mientras tanto, una mujer de 41 años y nacionalidad británica permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario después de resultar herida muy grave tras caer del segundo piso de los apartamentos Es Vedrá Work de Sant Antoni, en la isla de Ibiza, en los que estaba alojada. La Guardia Civil también apunta a la ingesta de alcohol u otras sustancias como factor desencadenante del accidente

Los hechos se produjeron la noche del pasado martes cuando la mujer se encontraba con unos amigos en el apartamento. Sobre las 21.55, la víctima se precipitó al vacío desde un segundo piso de altura. Como consecuencia de la caída, sufrió politraumatismos de carácter grave. Al lugar de los hechos se desplazó una UVI móvil que logró estabilizar a la víctima en el lugar.

Tras ser atendida en la calle, los servicios de emergencia trasladaron a la herida a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, en la que ingresó en la UCI en estado muy grave. Fuentes de la Guardia Civil apuntan a un accidente fruto de la ingesta de alcohol u otras sustancias. La mujer estaba pasando unos días de descanso junto a otras personas en la isla.

Más información