Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado: “Gustaríame falar galego, lo hago en la intimidad”

Feijóo organiza un acto cargado de gestos hacia el rival de Sáenz de Santamaría mientras este se deshace en elogios con él

Feijóo y Casado, durante el encuentro con compromisarios gallegos en Santiago.
Feijóo y Casado, durante el encuentro con compromisarios gallegos en Santiago. EL PAÍS

Pablo Casado lo ha intentado, y mucho, pero no lo ha conseguido. Alberto Núñez Feijóo ha declinado este miércoles dejar claro, al menos con palabras expresas, su apoyo al rival de Soraya Sáenz de Santamaría en el duelo por la Presidencia del PP, quien una vez más, como hizo cuando eligió Galicia para arrancar su carrera hacia el cargo, se ha deshecho en halagos al presidente de la Xunta en un acto en Santiago con compromisarios al congreso. La intensidad del momento le ha llevado incluso a versionar, entre risas, a José María Aznar cuando buscaba el respaldo de Jordi Pujol a su gobierno en minoría: “Gustaríame falar galego, lo hago en la intimidad”. Lo que sí ha recibido Casado de Feijóo son gestos.

Más allá de algún lapsus rápidamente corregido, el presidente de la Xunta se ha esforzado en salvaguardar la apariencia de neutralidad, pero ha anunciado que Soraya Sáenz de Santamaría recalará en la comunidad el próximo lunes aunque no en Santiago. Ella, ha dicho, estará en Pontevedra. Para Casado, sin embargo, el PP gallego le ha preparado el mismo estrado, en los jardines del mismo hotel de lujo de la capital de Galicia, desde el que el presidente de la Xunta anunció que no daría la batalla por suceder a Mariano Rajoy.

El vicesecretario de Comunicación del PP ha recordado ese día y ha confesado que se emocionó con Feijóo, a quien ha definido como “parco en palabras” al igual que él, pero que “se metió una paliza de seis horas de coche” para acompañarle haciendo campaña en Ávila cuando era cabeza de cartel por esta provincia. “Alberto no es de estar con los whatsapp”, ha justificado Casado sobre la personalidad del presidente de la Xunta, “pero cuando te la juegas tú con el cartel en la farola, está ahí”.

Casado ha alabado la “maquinaria electoral implacable” del PP gallego, capaz de aplastar la amenaza de Ciudadanos. Y echando los restos en su esfuerzo de persuasión con los compromisarios gallegos, no ha dudado tampoco en mostrar su admiración por el “galleguismo constitucional” de la formación de Feijóo, por su “defensa de las tradiciones y de la identidad propia de Galicia”. “Sabéis defender vuestra lengua, en la que soñáis y os enamoráis”, ha arengado a los cargos populares, entre los que no se encontraba el barón del partido en Ourense, José Manuel Baltar, referente del ala más galleguista del partido y cuya militancia se desmarcó del resto de provincias decantándose por la exvicepresidenta del Gobierno en la primera vuelta.

Feijóo ha intentado sacarle hierro a la batalla entre Sáenz de Santamaría y Casado, en la que sus preferencias pueden ser decisivas. “No son propuestas distintas, sino propuestas de un proyecto común”, ha asegurado en su discurso a los compromisarios, llamando al mismo tiempo al “juego limpio”. Pero ha advertido: “Si al acabar las elecciones no asumen el resultado y no entienden el mensaje de los militantes, de los compromisarios, serán recordadas como personas que no merecieron ser candidatas”.