Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP quiere un debate entre Casado y Sáenz de Santamaría

El partido propondrá a los dos aspirantes que confronten sus proyectos

Pablo Casado, tras quedar segundo en la votación interna del PP.

El PP quiere que Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado se midan en un debate que les permita confrontar sus proyectos tras una larga campaña en la que no ha habido apenas propuestas programáticas, según fuentes de la comisión organizadora del congreso extraordinario consultadas por EL PAÍS. Sin embargo, la decisión final quedará en manos de los candidatos, que emplearán los próximos días en intentar convencer a los delegados populares de que deben apoyarles para sustituir a Mariano Rajoy al frente del partido.

El presidente del comité, Luis de Grandes, quería haber organizado un debate ya entre los aspirantes a candidatos, en la fase previa, pero la irrupción de hasta siete alternativas le llevó a desistir de la idea al considerarla poco operativa. En esa decisión tuvo un peso clave tanto el consejo de diferentes expertos consultados (que advirtieron de que con tal cantidad de voces no habría contraste de ideas) como la oposición de los favoritos a medirse en un cara a cara. Una vez alcanzado el acuerdo de esperar hasta la votación del 5 de julio, que ha reducido de siete a dos aspirantes el número de candidatos, la comisión organizadora se mostró inflexible. Así, José Manuel García Margallo, José Ramón García Hernández y Elio Cabanes pactaron enfrentarse en un debate el 4 de julio, solicitaron emplear la sede nacional de Génova (Madrid) y obtuvieron una rotunda negativa como respuesta. Ante la falta de medios técnicos y financieros para organizarlo por su cuenta, desistieron.

Ahora, el PP quiere retomar la idea original de organizar un cara a cara. El comité esperará a que pase este fin de semana y a partir del lunes propondrá a los equipos de Soraya Sáenz de Santamaría y de Pablo Casado el montaje de ese debate, preparado por el propio PP, en su sede y con acceso abierto a todos los medios de comunicación. De Grandes tanteó en su momento a la veterana periodista Victoria Prego para que ejerciera la función de moderadora.

Tanto en el entorno de Santamaría como en el de Casado han manifestado públicamente, para evitar comprometerse, que dejarán esa decisión en manos del comité. Fuentes de sus candidaturas avanzan su disposición al cara a cara. Sin embargo, tras la anulación del proyecto inicial, ya nadie en Génova da nada por seguro. Han sido días de extrema tensión en el PP, que han agitado los cimientos del partido, y algunos de los dirigentes más influyentes recetan ahora un periodo de calma en que el debate no tiene sitio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >