Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El guardia civil de La Manada declara para evitar su reingreso en prisión

La fiscalía pide que Guerrero vuelva a la cárcel al apreciar riesgo de fuga por solicitar un pasaporte

Antonio Manuel Guerrero, a su llegada a los juzgados de Sevilla este jueves.

Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil de La Manada condenado a 9 años de prisión por abusar sexualmente de una joven en los Sanfermines de hace dos años, ha llegado poco después de las 13.45 a los juzgados de Sevilla para declarar sobre el intento de renovación de su pasaporte el pasado 25 de junio. Guerrero ha sido citado por la Audiencia Provincial de Navarra a petición de la Fiscalía, que ha solicitado su ingreso en prisión al apreciar riesgo de fuga por haber incumplido una de las medidas cautelares decretadas para su puesta en libertad provisional bajo fianza que le impiden salir de territorio español.

Bastante tranquilo, con una camiseta a rayas azules, gorra y gafas de sol, el joven ha eludido responder a la prensa sobre la posibilidad de que pueda reingresar en prisión en las próximas horas. Guerrero va a declarar a través de videoconferencia para aclarar por qué acudió a las oficinas de DNI de Tablada (Sevilla) para sacarse el pasaporte. Está acompañado de su abogado, Jesús Pérez, que ha llegado a la sede de los juzgados alrededor de la una de la tarde, acompañado de su novia, también abogada, y que ha sido citada como testigo por parte de la defensa, al haber estado presente en el momento en que el guardia civil solicitó el documento.

El padre de Guerrero, quién también acompañó a su hijo en las oficinas de la Policía Nacional el lunes 25, es otro de los testigos que comparecerán hoy a petición de la defensa. Él ha llegado justo después del guardia civil, junto con la novia de este último. En la vista, desde Pamplona, también intervienen los abogados de las acusaciones: el letrado de la víctima y los del Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona, personados en la causa como acusación popular.

La Policía Nacional alertó en un tuit de que Guerrero había acudido a las oficinas de DNI y pasaporte de Tablada para sacarse el pasaporte. En el oficio que el comisario jefe de la Policía Occidental remitió a la Audiencia de Navarra para explicar lo sucedido, se señala que Guerrero solicitó renovar su pasaporte porque lo había perdido y que en ningún momento exhibió el auto de su puesta en libertad. Su abogado alegó posteriormente que el guardia civil no había quebrantado ninguna de las medidas cautelares y que acudió a la policía a preguntar qué debía hacer ya que las condiciones para su salida de prisión le exigían entregar su pasaporte y no lo encontraba. “Fue un exceso de celo”, subrayó a este diario.

Guerrero salió en libertad provisional el pasado 22 de junio tras abonar 6.000 euros de fianza. Se espera que los magistrados decidan sobre la petición de la Fiscalía del reingreso en prisión de Guerreo esta misma tarde o mañana por la mañana, según fuentes conocedoras de caso. La cita con la Audiencia del guardia civil se produce un día después de que todos los condenados de La Manada cumplieran con la obligación de acudir a firmar a los juzgados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información