Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Un monitor atemoriza a un niño antes de tirarse en tirolina: “Otros se han caído, pero no todos han muerto”

El pequeño, asustado y al borde del llanto, pide a su instructor abandonar la actividad. "Me encanta cuando hacen pucheros, tío", afirma el instructor tras el salto del menor

Captura de pantalla del niño antes de tirarse en tirolina.

Las imágenes hablan por sí solas. Un niño atemorizado con casco y atado a un arnés subido a una plataforma y escuchando de parte de su monitor expresiones y frases del tipo: "Aquí se han caído un montón de niños a lo largo de los años, pero no todos se han muerto"; "Si se rompe la cuerda y te caes, intenta caerte sobre las ruedas. El casco es de plástico malo, pero algo te amortiguará". No es un vídeo más que circula por las redes sociales. Es la triste experiencia que se vio obligado a vivir el pequeño antes de tirarse en tirolina. "Yo creía que el vídeo no se iba a extender... Esto es una broma de la cual todos los padres estaban al tanto, estaban informados. Es una broma que se repite cada año", ha afirmado el instructor este miércoles al programa Ya es Mediodía, que emite Telecinco. No se ha dado a conocer el lugar en el que se ha grabado el vídeo, tampoco la identidad del monitor así como los nombres de los padres del menor.

Para reafirmar su versión de los hechos, el padre del menor también ha declarado al mismo programa que "los habían informado previamente" y que "el niño no tenía miedo". Y ha añadido: "Los demás niños se habían tirado y él sabía que no había pasado nada. Es algo que se ha sacado de contexto". Sin embargo, durante el vídeo el pequeño al borde del llanto, le responde al instructor: "Me estás asustando, ya no me quiero tirar", tras escuchar la expresión "en el caso de que tú veas que se va a romper la cuerda...". El instructor ha declarado que "en caso de que un niño llore o lo esté pasando mal, no realiza la actividad".

Finalmente, el pequeño acaba saltando impulsado por la mano de otra persona (se desconoce si es de otro monitor, de los padres o de otro niño) y el instructor suelta en alto: "Me encanta cuando hacen pucheros, tío". 

Síguenos en Twitter y en Flipboard