Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo presidente del CIS descarta dejar la ejecutiva del PSOE

Ciudadanos promoverá una reforma legal para que miembros de partidos políticos no puedan presidir el instituto demoscópico

El nuevo presidente del CIS descarta dejar la ejecutiva del PSOE

El nuevo presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, no ve motivos para dimitir como miembro de la ejecutiva del PSOE, en la que dirige la secretaría de Estudios y Programas, a pesar de las críticas de la oposición por su nombramiento. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, anunció este martes que promoverá en el Congreso una reforma legal para evitar que miembros de partidos políticos puedan presidir el CIS, cuyo barómetro de intención de voto es la principal referencia demoscópica en España. El catedrático de Sociología socialista declara a EL PAÍS que nunca ha sesgado una encuesta y encuentra discriminatorio que se trate de vetar a miembros de partidos en organismos.

El Consejo de Ministros nombró el pasado viernes a Tezanos, responsable de las encuestas del PSOE desde junio de 2017, como presidente del CIS. Militante socialista desde 1973, Tezanos (Santander, 1946) es catedrático de Sociología de la Universidad de Santiago de Compostela y de la UNED y fue uno de los autores y coordinadores del proyecto político del hoy presidente del Gobierno para las primarias de mayo de 2017, “Por una nueva socialdemocracia”, en las que Pedro Sánchez recuperó el liderazgo del partido.

Su nombramiento al frente del organismo público que publica trimestralmente barómetros de intención de voto de mucha repercusión mediática ha soliviantado a Ciudadanos, que lo encuentra “una barbaridad”, en palabras de Rivera. “¿Cómo nos vamos a creer las encuestas públicas que pagamos todos si las dirige un miembro de la Ejecutiva del PSOE?”, cuestionó el presidente de Ciudadanos.

Preguntado por EL PAÍS, Tezanos confirma que no renunciará a su puesto en la ejecutiva del PSOE y apela a su profesionalidad como sociólogo: “Yo nunca he sesgado ni modificado un dato sociológico y conozco a independientes que sí lo han hecho. Es una cuestión de deontología científica y profesional. Y poner esto en duda en un académico es ofensivo y revela falta de conocimiento en estas materias”, señala a este diario. “Espero ser juzgado por lo que haga y no por ser socialista”, concluye el catedrático.