La UE apuesta por Rota para dirigir su mayor misión militar

La base gaditana se impone como cuartel general de la Operación Atalanta de lucha contra la piratería

Vista de los muelles de la base naval de Rota (Cádiz).
Vista de los muelles de la base naval de Rota (Cádiz).Garcia Cordero

A falta de ratificación oficial, la base naval de Rota (Cádiz) se convertirá en el nuevo cuartel general de Atalanta, la más importante operación militar de la UE, dedicada a combatir la piratería en el Índico desde 2008. La candidatura española, aliada con Francia, se ha impuesto a Roma (Italia) en la disputa por sustituir a la base de Northwood (Reino Unido) cuando se consume el Brexit.

No será hasta julio cuando la UE designe formalmente el cuartel general que relevará a Northwood en marzo próximo, una vez se consume la salida del Reino Unido de la UE, pero la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado este lunes en Luxemburgo que se ha llegado a un "acuerdo político" para que Rota se haga cargo de esta misión, lo que ha calificado de "muy buena noticia". 

Más información
Rota será cuartel general estratégico de la UE tras el Brexit
Piratas somalíes capturan un petrolero en el primer secuestro de un buque comercial desde 2012

En abril pasado, la  base naval gaditana fue certificada como cuartel general operacional (OHQ) de la UE, sumándose a París (Francia), Larisa (Grecia), Postdam (Alemania) y Roma (Italia). El riesgo era que el nuevo cuartel general se quedase en un cascarón vacío si no se le atribuía una función, por lo España pidió el mando de Atalanta, la más importante operación en marcha de la UE, dedicada a combatir la piratería en el Índico y proteger los buques del Programa Mundial de Alimentos (WFP) con destino a Somalia. Para reforzar su candidatura buscó la alianza con Francia, a cuya base de Brest se mudará el Centro de Seguridad Marítima del Centro de África (MSCHOA), ahora también en Northwood.

La oferta hispano-francesa era desde el principio la favorita, pero debía disputar con Roma, que alberga el cuartel general de la Operación Sophia, de lucha contra el tráfico de personas en el Mediterráneo central. Italia alegó que dirigir las dos operaciones desde el mismo cuartel general permitirá reducir costes, lo contrario de lo que argumentó en su día para lograr que Sophia se dirigiera desde Roma y no desde Northwood.

Finalmente, hasta Roma ha acabado asumiendo que la ganadora será Rota, aunque a cambio de alguna concesión. Por ejemplo, España se ha comprometido a reforzar su presencia en EUTM Somalia, la misión de la UE en Mogadiscio dedicada a instruir al ejército somalí, en la que ahora tiene un máximo de 23 militares. La retirada de Holanda y Alemania ponía en peligro la continuidad de dicha misión, bajo mando italiano.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero la principal baza de España es que es el único país que ha contibuido sin interrupción a la Operación Atalanta desde que se puso en marcha en 2008. Actualmente contribuye con un máximo de 375 militares, el Buque de Acción Marítima (BAM) Meteoro y un avión P3 Orion. Se trata de la mitad del despligue total de la operación, que solo cuenta además con una fragata italiana y un avión alemán.

El cuartel general europeo en Rota contará con 95 militares, de los que la mitad serán españoles. El coste de adecuación de las instalaciones supera el millón de euros.

En el campo de la defensa es probablemente donde más ventaja está sacando España del Brexit. Ya logró que el Centro de Monitarización y Seguimiento de Galileo, el sistema europeo de navegación por satélite, se trasladde de Swanwick (Inglaterra) a La Marañosa (Madrid).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS