Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Judías pintas, pescado y yogur: el primer menú de Urdangarin en prisión

El cuñado del Rey se encuentra “tranquilo” y en las próximas horas pasará ya a la celda del módulo en el que será el único preso

La cárcel de Brieva, en la que ha ingresado Iñaki Urdangarin esta mañana. En vídeo, el director y las reclusas muestra la prisión por dentro en un reportaje de 2011.

Iñaki Urdangarin se muestra “tranquilo” en sus primeras horas en prisión, según confirman a este diario fuentes penitenciarias, que destacan que, tras las entrevistas con los diferentes técnicos de la prisión, en las próximas horas será trasladado a una de las cinco celdas del módulo de hombres de la prisión de Brieva (Ávila), en la que será el único interno. Hasta allí le llevarán sobre la una y media de la tarde la que será su primera comida en prisión: judías pintas, pescado y yogur. Comienza así el que será su día a día en los próximos años y que estará regido por horarios fijos para levantarse, las tres comidas diarias y las salidas al patio. Todo ello sin la compañía de ningún otro recluso.

El presupuesto fijado por Interior para alimentar diariamente a cada preso es, desde el 1 de enero de 2017, de 3,69 euros, IVA incluido. No obstante, el importe final depende del tamaño del centro penitenciario y del número de reclusos que haya en el mismo. Así, la prisión de Brieva, donde en la actualidad hay cerca de 200 presas, está considerada una cárcel pequeña o del Grupo III, por lo que el presupuesto diario se eleva a 4,19 euros.

Con esta cantidad, Prisiones da desayuno, comida y cena a cada interno en cumplimiento del artículo 226 del Reglamento Penitenciario que obliga al Estado a proporcionar "una alimentación convenientemente preparada” que responda “a las exigencias dietéticas de la población penitenciaria y a las especificidades de edad, salud, trabajo, clima, costumbres y, en la medida de lo posible, convicciones personales y religiosas". En tres festividades —Navidad, Año Nuevo y el 24 de septiembre, día de Nuestra Señora de la Mercedes, patrona de Instituciones Penitenciarias— Interior contempla que este gasto se duplique.

En estas primeras horas, Urdangarin ha recibido un folleto titulado La prisión, paso a paso, elaborado por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para guiar a los presos que ingresan en las cárceles dependientes del Ministerio del Interior. Son 36 hojas con "información útil y básica" para que los nuevos reclusos conozcan "sus derechos y deberes" y "otros aspectos del funcionamiento del sistema penitenciario que pueden resultarle útiles". El folleto detalla cómo y cuántas veces puede comunicar con sus familiares y abogados. En concreto, que comunicar personalmente con "familiares acreditados y amigos previamente autorizados" en los locutorios del centro durante "20 minutos, acumulables en una sola de 40 durante el fin de semana". En estas comunicaciones pueden participar hasta cuatro personas "al mismo tiempo".

Además, si no disfruta de permisos, tendrá derecho a "comunicaciones familiares" al menos una vez al mes con una duración de "entre una y tres horas". También una vez cada treinta días podrán mantener "comunicaciones íntimas" con su pareja. En caso de que tuviera hijos menores de diez años, el reglamento penitenciario contempla la posibilidad de un encuentro trimestral de hasta seis horas. Si no pudiera disfrutar de nada de ellos en cuatro meses, el preso puede solicitar comunicaciones por vídeo conferencia.

Además, Interior explica que el preso podrá hacer un máximo de diez llamadas telefónicas semanales de cinco minutos cada una a números previamente autorizados por Prisiones. Estas deben ser abonadas por el recluso. En lo que no hay límite de envío y recepción es en las cartas, tanto con personas en el exterior como con internos de otros centros. Respecto a los paquetes, Interior admite que se reciban dos al mes durante los días de comunicaciones. Sobre la estancia en la celda, el documento que se entrega al recluso incide en que se le asignará una celda y que se "le facilitarán los productos necesarios para la limpieza, higiene y aseo, así como ropa de uso personal y de cama". No obstante, también podrán tener su propia ropa si así lo desean.

Prisiones también explica en ese folleto a los nuevos reclusos que existen diferentes regímenes penitenciarios según se les haya clasificado en primer grado (régimen cerrado), segundo (ordinario) o tercero (abierto) y que cada uno tiene "un régimen de medidas de control y seguridad" diferentes. Previsiblemente, Urdangarin será clasificado en primera instancia en segundo grado. Prisiones "sugiere" en ese documento al nuevo recluso que "mantenga una conducta correcta" para poder acceder a beneficios penitenciarios.

El folleto concluye con un apartado dedicado a las "prestaciones y servicios penitenciarios" en los que se explica la existencia del economato y cómo comprar en él a través de tarjeta magnética individual que se recarga con los fondos aportados por familiares a la llamada cuenta de peculio, ya que está prohibido tener dinero en efectivo. O que pueden usar la lavandería y peluquería "de manera gratuita", así como la disponibilidad de "un servicio de salud" general, aunque el preso puede ser atendido por un médico particular siempre que el centro lo autorice y el recluso lo pague.

Más información