Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “No tengo sucesores ni delfines”

El presidente del PP propone celebrar el Congreso Extraordinario el 20 y el 21 de julio

Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez Maíllo, durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP.

Mariano Rajoy ha propuesto este lunes que el Congreso extraordinario en el que el PP elegirá a su sucesor se celebre el 20 y el 21 de julio. La formación conservadora afronta ese proceso intentando evitar la división interna y rodeada por las peticiones de los críticos del partido, que reclaman un debate ideológico profundo, el contraste de proyectos y que se escuche a las bases. Frente a la amenaza de que la lucha por el poder provoque una guerra entre los pesos pesados del PP (Alberto Núñez Feijóo, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, que no han oficializado su candidatura), Rajoy ha avanzado que no intervendrá para decantar el pulso. Él no será como José María Aznar, que le designó como heredero en 2003. "No voy a señalar a nadie con el dedo ni a vetar a nadie. No voy a influir ni condicionar vuestra libre elección. No tengo sucesores ni delfines", ha dicho Rajoy.

Tanto los integrantes de la dirección nacional como la mayoría de los líderes autonómicos reclaman que al congreso extraordinario llegue una única lista, evitando así la imagen de división a las puertas de las elecciones municipales, autonómicas y europeas de mayo de 2019. Una vez abierta la carrera por el poder, los aspirantes miden sus fuerzas y evalúan cómo podría influir en la partida que den el paso políticos con los que no se contaba en un principio, como el exministro Íñigo de la Serna, que no descarta dar el paso, el senador José Ramón Bauzá, o el exministro José Manuel García Margallo.

A todos los posibles aspirantes les ha pedido este lunes Rajoy "competición natural y sana" y que el vencedor "integre" a los vencidos. Sin embargo, el líder saliente no intervendrá para poner orden. Quiere dejar hacer. Que decidan las bases. Y distanciarse así del expresidente Aznar, que le designó como su sucesor en 2003, según interpretan dirigentes populares. 

Feijóo: "No pasa nada porque haya varios candidatos"

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este lunes que apurará los plazos que le permite el reglamento interno del PP para decidir si presenta su candidatura a la presidencia del partido. El presidente autonómico puede esperar hasta el 20 de junio, último día hábil para dar un paso adelante. Ya sabe, en cualquier caso, que previsiblemente no será el único candidato: José Luis Bayo, excandidato a la presidencia del PP de la Comunidad Valenciana, también quiere dar el paso, según ha anunciado en sus redes sociales.

"No pasa nada porque haya varios candidatos. Pero quien gane debe intentar sumar", ha opinado Feijóo.

Para ser precandidato a la presidencia del PP solo se necesita el respaldo de 100 afiliados al corriente de pago. Sin embargo, es complicado que una figura sin peso interno pueda llegar hasta el Congreso extraordinario con opciones de victoria. Si un aspirante logra más del 50% de los votos, una diferencia de 15 puntos sobre el segundo, o es el más votado en la mitad de las circunscripciones, será proclamado candidato único.

“Todos llevamos el tiempo suficiente en política para saber que este proceso es cualquier cosa menos fácil, que es algo delicado y que puede provocar tensiones lógicas”, ha dicho Rajoy sobre las elecciones internas, en las que se elegirá al nuevo líder del PP con una doble votación (compromisarios y precandidatos) que decidirá si al Congreso llega más de un candidato (lo que no ocurrirá si un aspirante logra más del 50% de los votos, una diferencia de 15 puntos sobre el segundo, o es el más votado en la mitad de las circunscripciones). “Se puede plantear, o no, una competición natural y sana", ha seguido el presidente saliente. "Gane quien gane, al día siguiente deberá contar con sus rivales, integrar", ha pedido. Y ha subrayado: "De mi podéis esperar respeto absoluto. No quiero ni puedo designar sucesor. No voy a señalar a nadie con el dedo ni a vetar a nadie. No voy a influir ni condicionar vuestra libre elección. No tengo sucesores ni delfines".

Durante su discurso en la junta directiva nacional de la formación conservadora, el aún líder del partido ha pedido que la "renovación" del proyecto se haga "teniendo muy presentes" a sus afiliados, ha criticado al Gobierno de Pedro Sánchez ("carece del aval de los españoles", ha dicho tras el triunfo de la moción de censura patrocinada por el líder socialista) y ha resaltado los hitos que considera más destacables de su obra de Gobierno.

Rajoy le pide al PP que se rearme para dar la batalla contra el Ejecutivo del PSOE desde la oposición. Antes, sin embargo, la formación tiene que votar un nuevo líder. Y la tensión recorre el partido, asombrado ante un proceso que nunca había afrontado: al nuevo líder del PP hay que votarle.

El calendario del Congreso

Hasta el 20 de junio, se pueden presentar candidaturas a la presidencia del PP. Solo se requiere el aval de 100 candidatos.

El 22 de junio se proclaman los precandidatos, que posteriormente serán votados por los afiliados al corriente de pago que especifiquen su deseo de participar en el proceso.

Del 23 de junio al 4 de julio, los precandidatos participarán en la campaña electoral interna.

Hasta el 29 de junio, los afiliados que lo deseen podrán presentarse para ser compromisarios.

El 5 de julio se celebrarán las asambleas que elegirán los compromisarios del Congreso extraordinario y si a ese cónclave llegan uno o dos candidatos. Si un aspirante logra más del 50% de los votos en esta votación, una diferencia de 15 puntos sobre el segundo, o es el más votado en la mitad de las circunscripciones, será proclamado candidato único para el Congreso.

El 20 y 21 de julio se celebrará el Congreso extraordinario, en el que votarán los compromisarios independientemente de que haya uno o dos candidatos.

Más información