Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón niega el cobro de comisiones en el ‘caso Lezo’

El exministro defiende la legalidad de la compra de Inassa durante su declaración como imputado en la Audiencia Nacional

Ruiz-Gallardón, este jueves, a su llegada a la Audiencia Nacional. En vídeo, declaraciones del expresidente de la Comunidad de Madrid a la salida de los juzgados.

Ha vuelto este jueves Alberto Ruiz-Gallardón, exministro de Justicia, a la Audiencia Nacional. Esta vez, como imputado. Lo ha hecho unos veinte minutos antes de su cita con el juez Manuel García Castellón, fijada a las nueve y media de la mañana. Con paso ligero y directo al interior del edificio. Sin pararse. Y solo después, al final de su declaración, ha atendido a las decenas de periodistas que aguardaban a las puertas del tribunal y que lo vuelven a buscar meses después de que desapareciera de la primera línea política. El expresidente de la Comunidad de Madrid ha defendido la legalidad de la compra en 2001 de la empresa colombiana Inassa por parte del Canal de Isabel II, que el juzgado central de Instrucción número 6 investiga en el marco del caso Lezo. También ha negado que cobrase comisiones.

"La adquisición se hizo con el más absoluto convencimiento de que era buena", ha argumentado este jueves el exministro, que ha añadido que contaba con todos los informes jurídicos que la avalaban. "Además, los resultados han sido positivos a la larga para la comunidad", ha apostillado sobre una compra que, según los investigadores, se cerró con un elevado sobrecoste. La empresa pública pagó 73 millones de dólares [65 millones de euros] por ella y los agentes creen que su valor era "muy inferior" —unos 30 millones de dólares—. Ruiz-Gallardón era entonces el jefe del Gobierno autonómico.

Según recalcan fuentes jurídicas, el expresidente de Madrid ha negado que cobrase comisiones. "En absoluto", ha respondido ante el juez, según informa Europa Press, antes de mostrarse ofendido por la pregunta durante su declaración ante el magistrado García Castellón. Una comparecencia que se produce después de que esta semana ya pasaran por la Audiencia Nacional dos de sus exconsejeros: Carlos Mayor Oreja, exresponsable de Justicia y expresidente del Canal, y Manuel Cabo, antigua mano derecha de Gallardón. Ambos rechazaron cualquier tipo de irregularidad en la adquisición. "No hay nada delictivo. Los madrileños ganaron más de 200 millones de euros con esa operación", argumentó Cobo este miércoles, a la salida de su declaración ante el juez, donde defendió al exministro y apuntó a Ignacio González, eje de las pesquisas policiales. También Mayor Oreja rechazó el martes todo tipo de irregularidades.

Con estas comparecencias, el caso Lezo devuelve al PP a los tribunales apenas dos semanas después de publicarse la sentencia de la trama Gürtel y solo unos días después de que cayera el Gobierno de Mariano Rajoy con una moción de censura. Y la justicia ha querido que Gallardón pise este jueves una remodelada sede de la Audiencia Nacional que conoce desde el primer día.

Él fue el ministro que impulsó la obra de este edificio ubicado junto a la calle de Génova —a pocos metros de la sede nacional de los populares—, pero que inauguró el pasado 22 de octubre de 2015 su sucesor en el cargo, Rafael Catalá. Una jornada que el ya entonces exministro no se quiso perder. Catalá le dedicó unas palabras y le calificó como "residente en la zona". A esa zona ha regresado este jueves.

Más información