La corbata que lució Rajoy en la moción de censura se agota en menos de 48 horas

La prenda, de la que había 75 existencias, ha sido diseñada por una empresa de Cartagena

FOTO: Rajoy, con su corbata verde, en la primera sesión de la moción de censura. / VÍDEO: Trayectoria política de Rajoy.Foto: atlas | Vídeo: ULY MARTÍN / ATLAS

Es habitual que prendas de ropa que lucen personalidades como la Reina Letizia o Kate Middleton se agoten; no lo es que un político como Mariano Rajoy sea el creador de tendencias. La corbata que llevó este jueves —y que plasmaron los medios en la moción de censura en el Congreso y en la salida del restaurante donde pasó su última tarde como presidente— ha agotado en menos de 48 horas las 75 existencias de esta prenda de 29.95 euros que quedaban en las tiendas físicas y en la digital de una empresa familiar de Cartagena (Murcia).

Detalle del modelo de la corbata de Rajoy.
Detalle del modelo de la corbata de Rajoy.PEQUEÑA MOMA

“Yo no sabía que un político podía llegar a esto”, dice a EL PAÍS en conversación telefónica Paloma Jaúdenes, creadora de la firma Pequeña Moma. La marca dio a conocer a los medios de comunicación que la corbata verde con estampado de espinas de pescado azules era suya. Mientras, tuiteros —y medios— que analizaban el estilismo de Rajoy lanzaban teorías sobre el significado del color verde como un posible guiño de la monarquía. “Yo me salí ya de Twitter el jueves para no leer más”, añade.

Pero no era la primera vez que Rajoy se la ponía —lo hizo ya el 14 de mayo para entregar las Grandes Cruces de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio en Segovia— y la historia de cómo llegó a su armario tiene poco de conspiración. Se la regaló el presidente del PP de Murcia, Fernando López Miras. “Vino él personalmente a la tienda de Cartagena. Eligió el color y el modelo y al ir a pagar nos dijo que era para Rajoy. Como Revilla con las anchoas, él promociona productos hechos aquí, en la región”, afirma.

Más información
Carocas, poesía de la ‘malafollá’
Medina encala su memoria

“En cuanto lo vi, llamé al fabricante”, cuenta. Las corbatas las diseña ella con su equipo y después mandan el diseño a fabricantes en España. El de estas corbatas es de Ciudad Real, donde se plantó en busca de aliados para negociar los costes. Antes de la crisis estaba al frente de una franquicia de ropa infantil en Cartagena. “Tuvimos que cerrar. La crisis, los descuentos agresivos, la guerra de precios con la competencia…”, enumera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Nos quedaba la póliza. Ideé una tienda de calzado y complementos infantiles. Luego fui evolucionando: las que iban a comprar eran las madres, así que si ponía cosas para ellas, pues picaban. Y fuimos metiendo más productos”, dice sobre su proceso de “adaptación, de reinvención”. En 2013 estaba ella sola, ahora hay 38 trabajadores, varias tiendas físicas y una gran superficie ya distribuye sus productos. Cuenta que ha aprendido mucho en el proceso, y sigue aprendiendo. Porque ella tampoco se esperaba que Rajoy pudiera ser creador de tendencias por un día.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS