Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias: “Una participación baja sería un fracaso y nos obligaría a dimitir”

El líder de Podemos cree que sería "espectacular" que hubiera "más de 120.000 votos en la consulta", cifra similar al respaldo que obtuvo en Vistalegre II

FOTO: Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados./ VÍDEO: Fragmento de la entrevista de Iglesias en Cadena SER.

"Con total claridad: una participación baja sería un fracaso absoluto y nos obligaría a dimitir". Con esta contundencia Pablo Iglesias reconoce que no le basta solo con ganar la consulta en la que las bases de Podemos decidirán si él e Irene Montero permanecen en sus cargos orgánicos e institucionales o tienen que dimitir al entender que no habrían sido coherentes con los postulados del partido tras la compra de un chalé de 615.000 euros y firmar una hipoteca de 540.000 euros. La pareja de políticos pagará una letra mensual de 1.755 euros. El líder de Podemos ha afirmado en una entrevista en la Cadena Ser que "jamás" se ha llegado a plantear renunciar a su futura residencia.

Iglesias cree que sería "espectacular" que hubiera "más de 120.000 votos en la consulta", cifra similar al respaldo que obtuvo en el congreso de Vistalegre II en febrero de 2017. “Una participación alta sería un éxito independientemente del resultado, nos obligara a seguir en nuestros cargos o nos obligara a dimitir”, ha apuntado.

Aunque no ha querido dar cifras concretas, Iglesias ha compartido que una movilización masiva es necesaria para legitimar el resultado y que dentro de Podemos se da por seguro que será favorable a la continuidad del secretario general y la portavoz en el Congreso. La votación se inició este martes y concluye el domingo. El lunes se conocerán los resultados. El censo de inscritos que pueden participar en la consulta son 487.772, de los que 158.452 son inscritos activos (aquellos que han accedido al menos una vez en el último año al portal de participación de Podemos). Errejonistas y anticapitalistas no harán campaña contra Iglesias y Montero por el chalé. Esto no quita que líderes territoriales y cuadros intermedios consideren un "error" e "innecesaria" la convocatoria del plebiscito.

Iglesias: “Una participación baja sería un fracaso y nos obligaría a dimitir”

"Nosotros no tenemos que imponer [un porcentaje estimativo]. Un criterio es comparar con procesos anteriores", ha observado Iglesias. "Si es una participación entre las mayores de la historia de Podemos o entre las más bajas", ha añadido. Las consultas de Podemos no vinculadas a unas primarias y con una participación más significativa son dos. En la de abril de 2016 las bases decidieron no investir a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, presidente del Gobierno. Entonces hubo una participación de 149.513 personas (37% del censo en ese momento). La confluencia con IU en las generales de ese año se aprobó un mes después con una movilización de 144.569 inscritos (35%).

La movilización de los inscritos de Podemos en la victoria de Iglesias sobre Íñigo Errejón en Vistalegre II hizo que se batiera el récord de participación de un partido. Votaron 155.275 inscritos (34,5% del censo) e Iglesias fue refrendado como secretario general por el 89% de los votos (128.700 sufragios). “Nunca ha habido una participación más amplia”, ha recalcado Iglesias.

Desde entonces se ha pasado a una participación media del 25% de los inscritos activos en la docena de procesos celebrados para renovar las ejecutivas regionales. La misma dinámica menguante se viene produciendo en 2018: 76.511 de los inscritos totales (16,15%) llamados al voto, que entonces eran 473.678, participaron en marzo en la consulta en la que se aprobó que la marca de Podemos figure en la papeleta electoral para 2019 y confluya con IU y Equo. La participación subió al 46,6% en los inscritos activos (164.020). En la elección de Errejón como candidato para presidir Madrid participaron 20.489 votantes, lo que representa a más de la mitad del censo de inscritos activos en la Comunidad y a más del 20% de las bases de Podemos en la región.