Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP apuesta por Casado para resolver la crisis madrileña

Rajoy piensa crear una gestora con el vicesecretario como hombre fuerte

La gestión de la crisis abierta por la dimisión de Cristina Cifuentes servirá para que el PP mida si Pablo Casado debe ser su candidato al Ayuntamiento de Madrid o a la Comunidad en las elecciones de 2019. Tras la polémica sobre los títulos de posgrado que lista en su currículo, el vicesecretario tendrá un papel protagonista en el periodo de transición que se abre ahora y será el principal encargado de llenar el vacío político que deja la exlíder. El PP quiere resolver primero el nombre del presidente interino de la Comunidad, dilucidar después si apuesta por una gestora en el PP local, y abordar finalmente la candidatura de 2019.

Pablo Casado, en una imagen de archivo. ATLAS-QUALITY

Mariano Rajoy no tomará una decisión inmediata sobre quiénes encabezan las candidaturas del PP al Ayuntamiento y la Comunidad. Todo apunta a que la dirección nacional resolverá antes quién lidera la formación en Madrid optando por una gestora. Y en la lista preliminar de sus integrantes figuran tanto el coordinador de organización, Juan Carlos Vera, como Casado. Una muestra de que la cercanía de las elecciones de 2019 impulsa al PP a darle un perfil político y no meramente técnico al periodo de transición que se abre ahora. Y una ventana de oportunidad para que Casado gane relevancia en la Comunidad asumiendo un papel principal en la gestión de la crisis.

“Primero se decidirá el presidente interino de la Comunidad y luego la gestora, probablemente con presencia de Vera, Casado, diputados autonómicos cercanos a la dirección nacional y representantes de los distritos y de los municipios de las dos sensibilidades madrileñas: Cifuentes y Aguirre”, explicó una fuente de la dirección nacional. “A la presidencia optan Ángel Garrido, Juan Antonio Gómez-Angulo, Carlos Izquierdo o Rosalía Gonzalo López”.

El político del PP que sustituya interinamente a Cifuentes como presidente de la Comunidad tiene que ser uno de sus 48 diputados regionales. Sin embargo, es muy improbable que el encargado de pilotar el gobierno durante lo que queda de legislatura sea también el candidato en 2019.

Casado siempre ha estado entre las opciones más firmes del PP para el Ayuntamiento, y sus posibilidades de optar ahora a la Comunidad se ven reforzadas por la necesidad de que alguien relevante llene el vacío político y mediático que deja Cifuentes, según fuentes de la dirección. Sin embargo, el vicesecretario no es ni mucho menos la única opción. Los colaboradores de Rajoy conceden que no hay nada decidido y que no se ha descartado que los candidatos de 2019 procedan del Gobierno o sean independientes.

“Por urgencia, en los próximos días se tiene que dilucidar quién es el candidato a la presidencia interina”, reflexionó una fuente del PP. “Hay un debate sobre la persona que debe serlo, porque su elección estará también muy vinculada al mensaje que quiera trasladar el partido a los electores”, siguió. “Si es continuidad, los perfiles son Garrido o Pedro Rollán. Y si es apertura de una nueva etapa, está Enrique Ossorio”, añadió. Y advirtió: “De lo que estoy convencido es de que se elija continuidad o se elija cambio, quien sea presidente este año no será luego el candidato en 2019”.

¿La razón? La renuncia de Cifuentes, “por voluntad propia”, según el decreto publicado ayer en el BOE, coloca al partido ante la necesidad de marcar un punto y aparte que deje atrás la eterna crisis del PP de Madrid.

Los cuatro últimos líderes del partido han cerrado su carrera política rodeados por la polémica. Alberto Ruiz Gallardón está siendo investigado en el caso Lezo. Esperanza Aguirre dimitió por no haber detectado las tramas corruptas protagonizadas por sus subordinados. Ignacio González también está siendo investigado. Y Cifuentes ha tenido que dejar la presidencia de la región y de la formación tras el escándalo por las irregularidades que rodearon a su título de máster y la publicación de un vídeo en el que se la mostraba como protagonista de un supuesto hurto en 2011.

Bicefalia

En consecuencia, la dirección nacional ha tomado las riendas del PP de Madrid. El currículo y el pasado de todos los candidatos para 2019 serán mirados con lupa, para evitar que la campaña quede marcada por nuevos escándalos en forma de vídeos, informaciones o investigaciones policiales.

“Pero cuando se puso una gestora en la época de Esperanza [Aguirre] era porque había que romper con todo lo que había antes, mientras que ahora esto es consecuencia de un asunto personal de Cifuentes en la que la gente del Gobierno ni del partido tienen responsabilidad alguna”, matizó un diputado regional.

“Al partido hay que resetearlo”, discrepó Luis Asúa, que perdió contra Cifuentes las primarias por la presidencia del PP local. “No ha habido savia ni sangre nueva”, añadió, defendiendo la necesidad de que el PP apueste por un líder en el Gobierno y otro en el partido regional. “Se ha identificado fatalmente el destino de Cristina con el destino del partido. Y así nos va. Un desastre total”.

Más información