Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La paternidad de Pablo Iglesias e Irene Montero pone a prueba el liderazgo de Podemos

Los dos cargos más relevantes del partido esperan mellizos para otoño

Los dos cargos más relevantes de Podemos, el secretario general y la portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Pablo Iglesias e Irene Montero, serán padres de mellizos o gemelos el próximo otoño, según han anunciado ellos mismos. Con el anuncio, los dos políticos han oficializado además que son pareja. La paternidad conjunta de los dos dirigentes con más poder de Podemos puede tener implicaciones políticas para el partido, desde la repercusión de su baja de paternidad y maternidad al futuro liderazgo y el debate político.

Irene Montero y Pablo Iglesias, en sus escaños del Congreso. FOTO: EL PAÍS / VÍDEO: ATLAS

"Pablo y yo hemos emprendido un camino que en los próximos meses revolverá nuestras emociones, transformará mi cuerpo y llenará nuestras vidas de belleza y algunas noches sin dormir”, escribió el sábado Montero en su perfil de Facebook. La relación sentimental y futura paternidad de Pablo Iglesias e Irene Montero puede afectar a la vida política de Podemos, en mayor o menor medida en función de cómo ambos decidan conciliar su vida familiar y profesional, y de las decisiones que tomen sobre el futuro del liderazgo del partido.

Por ser diputados, Montero e Iglesias no gozan de un permiso de maternidad y paternidad oficial, ya que los parlamentarios no están regidos por una relación laboral y el voto de senadores y diputados es indelegable. Desde 2012 los diputados pueden pedir el voto telemático, pero tiene limitaciones: la Mesa lo autoriza por escrito y se permite para las sesiones plenarias en aquellas votaciones “que, por no ser susceptibles de fragmentación o modificación, sea previsible el modo y el momento en que se llevarán a cabo”, dice el Reglamento del Congreso. Por ejemplo, no se pueden votar de forma delegada las enmiendas, ya que su votación sí puede fragmentarse, explican fuentes de la Cámara baja.

Podemos defiende los permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles entre progenitores, pero de momento la ley establece para los trabajadores 18 semanas en el caso de la madre, cuando son mellizos o gemelos, y cuatro semanas, ampliables en dos días por cada hijo a partir del segundo, en el caso del padre. Si Iglesias y Montero toman las bajas establecidas por ley para los trabajadores, eso les dejaría ausentes uno y cuatro meses, respectivamente. El liderazgo de la formación y sobre todo la portavocía del partido en la Cámara baja tendrán que ser asumidos en ese tiempo por otros dirigentes. Montero e Iglesias pueden decidir además disfrutar a la vez sus permisos. El partido no ha avanzado sus planes: en el Congreso, Ione Belarra es la portavoz adjunta, y en el partido, el siguiente cargo en importancia es el secretario de Organización, Pablo Echenique.

Ciudadanos ha aprovechado para sugerir al líder de Podemos que apoye los Presupuestos porque estos incluyen una semana más de permiso de paternidad. “Por cierto, Pablo Iglesias, estás a tiempo de disfrutar de cinco en vez de cuatro semanas de paternidad si conseguimos sacar adelante los Presupuestos”, escribió a través de Twitter Luis Garicano, responsable económico.

La paternidad del líder y la portavoz abre un interrogante sobre el futuro del liderazgo de Podemos, en la medida en que Montero siempre ha sonado en las quinielas como sucesora de Iglesias, y podría pesarle el debate sobre si es estético que se sucedieran en el cargo los miembros de una pareja. Nada dice el código ético de Podemos sobre las relaciones personales y familiares de los cargos del partido salvo que se evite la contratación pública con empresas en las que el miembro de Podemos o sus familiares puedan tener algún tipo de interés económico. Y, en todo caso, la decisión la tomarán las bases. Montero fue la primera mujer más votada en las primarias de Vistalegre 2, la cuarta dirigente más votada tras Iglesias, Echenique e Íñigo Errejón.

La portavoz y el líder de Podemos han anunciado su futura paternidad ante la evidencia de los cambios físicos en Montero, según explicó ella. Al hacerlo, su vida personal se ha hecho pública. Iglesias ya anunció en 2015 el fin de su relación con Tania Sánchez. De momento, sus rivales políticos solo han utilizado la noticia para felicitarles.

Cargos públicos y vida familiar

La conciliación entre vida familiar y profesional de los políticos ha sido ya objeto de debate público. Lo fue con ocasión de decisiones como la de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que renunció a su baja y se incorporó al trabajo 10 días después de su maternidad, o con la imagen, ya icónica, de Carme Chacón embarazada pasando revista a las tropas como ministra de Defensa. La diputada de Podemos Carolina Bescansa amamantó a su bebé en el escaño en 2016 como gesto reivindicativo.

Fe de errores

En una primera versión de este artículo se mencionaban permisos de maternidad y paternidad aplicables para el nacimiento de un hijo, que se han corregido para recoger las licencias por parto de mellizos o gemelos.