Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos españolas mueren al estrellarse su avión en Irán tras una despedida de soltera

Once personas, entre ellas ocho amigas, han muerto en el siniestro. Las españolas eran turcas de origen sefardí

Mina Basaran
El Bombardier CL604 que se ha estrellado en Irán con dos españolas a bordo. AP

Dos españolas se encuentran entre las once mujeres fallecidas en el accidente de un avión privado turco que se estrelló este domingo en una zona montañosa del suroeste de Irán, según han confirmado fuentes diplomáticas españolas. Estas han añadido que ambas son de origen turco y obtuvieron la nacionalidad española mediante la ley que reconoce a los sefardíes originarios de España. Las fallecidas volvían de la despedida de soltera de Mina Basaran, hija de un importante hombre de negocios turco, tal como acreditan sus fotos en las redes sociales.

El avión, un Bombardier Challenger 604 que había despegado en los Emiratos Árabes Unidos y volaba a Estambul, pertenecía al grupo comercial Basaron Holding, dedicado a los sectores de alimentación, finanzas, energía, construcción, turismo y aviación. El diario turco Hürriyet ha informado de que todas las personas a bordo eran mujeres, entre ellas Mine Basaran, de 28 años, hija de Huseyin Basaran, jefe del citado grupo comercial, y siete amigas suyas, que regresaban de una fiesta de despedida de soltera. En el avión iban la propia Mina, siete amigas -la mayoría vinculadas con el mundo de la moda- y dos pilotos, también  mujeres, identificadas como Beril Gerbes y Melike Kuvvet. La primera fue piloto militar en Turquía.

La propia Mina Basaran publicó imágenes en su cuenta de Instagram de la fiesta de despedida de soltera y de cómo abordó el avión en el vuelo de ida hace tres días. Durante la despedida estuvieron en un concierto de la británica Rita Ora en una discoteca de Dubái, informa Reuters.

Los medios de comunicación turcos han informado de que Mina Basaran iba a casarse con su prometido, Murat, el 14 de abril en el Ciragan Saray, un palacio de la era otomana junto al Bósforo y uno de los lugares de bodas más importantes en Turquía.

La Embajada española en Teherán está prestando apoyo en el caso, pero es la legación diplomática turca en Irán la principal encargada de las gestiones. Está previsto que los cuerpos sean repatriados a Estambul, señalaron las mismas fuentes diplomáticas.

El portavoz de Exteriores iraní, Bahram Qasemí, informó de que los equipos de rescate se dirigieron con rapidez al lugar del siniestro pese a las adversas condiciones meteorológicas. Los grupos de rescate están investigando las causas del accidente, ocurrido anoche, y prestando ayuda, agregó Qasemí. Los cuerpos de las víctimas y la caja negra del avión ya han sido encontrados en la zona llamada Sehr-i Kurd, situada en las montañas Helen de la cordillera Zagros.

Según el también responsable de Emergencias Mojtaba Jalidi, el avión cayó en picado, de acuerdo con los testigos, con uno de los motores ardiendo. "La aeronave sigue ardiendo, y se puede ver a simple vista", ha añadido Jalidi. El aparato se ha estrellado en una zona montañosa situada a unos 370 kilómetros al sur de la capital, Teherán, cuando el tiempo era lluvioso.

Los cuerpos de las once personas que viajaban a bordo del avión privado -ocho pasajeras y tres tripulantes- van a ser evacuados hoy en helicóptero, adelantó el subdirector de la Media Luna Roja en la provincia de Chahar Mahal y Bajtiarí, Reza Zaherí.

Fueron encontrados por habitantes de la zona y según las primeras informaciones no resultaron calcinados en el siniestro y pueden ser identificados, agregó Zaherí, citado por la agencia oficial de noticias IRNA.

En el lugar del siniestro, la cordillera Zagros, se estrelló también el pasado 18 de febrero un avión de la compañía iraní Aseman, causando la muerte de los 66 pasajeros y tripulantes a bordo. Las operaciones de evacuación de los cuerpos de esa tragedia todavía continúan y se han visto dificultadas por el mal tiempo y por la complicada orografía de la zona.

Nacionalizadas

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha lamentado la muerte de las dos mujeres de origen sefardí con doble nacionalidad turca y española. Ambas habían obtenido el pasaporte español por medio de la Ley española para la concesión de la nacionalidad a sefardíes, que entró en vigor en octubre de 2015. 'La FCJE lamenta profundamente la pérdida de dos compatriotas sefardíes que recientemente habían obtenido la nacionalidad española', ha indicado la Federación este lunes 12 de marzo en un mensaje a través de la red social Twitter.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España ha confirmado que entre los once fallecidos en el siniestro del avión figuran dos ciudadanas con la doble nacionalidad turca y española. Las dos jóvenes adquirieron la nacionalidad en virtud de la ley que permite solicitarla a los sefardíes, descendientes de los judíos expulsados de España en 1492.

Más información