_
_
_
_

Sánchez defiende su modelo: “Un PSOE cercano a sus militantes es un PSOE cercano a sus votantes”

El comité federal aprueba un reglamento interno que refuerza el poder del líder

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), conversa con la presidenta, Cristina Narbona (i), durante la reunión del Comité Federal del partido que se celebra en Aranjuez.Vídeo: CLAUDIO ÁLVAREZ

Pedro Sánchez ha defendido este sábado ante el comité federal del PSOE el nuevo modelo de partido que ha consumado en un reglamento que otorga más poder al secretario general y a las bases en detrimento de los órganos de representación. El líder socialista ha argumentado que un partido más próximo a sus bases está también más próximo a su electorado, y ha elogiado a la militancia como "la vanguardia de la sociedad". "Un PSOE cercano a sus militantes es un PSOE cercano a sus votantes", ha expresado Sánchez, que ha reivindicado que con la nueva normativa interna el PSOE se convierte en "el partido más democrático, participativo y paritario del país". El comité ha aprobado por unanimidad, sin siquiera abstenciones, el nuevo reglamento, aunque en la votación ha habido ausencias como la de los presidentes de Aragón y Castilla- La Mancha.

La apelación de Sánchez al PSOE de la militancia ha sido contestada por el presidente de Aragón, Javier Lambán, a su marcha del comité antes de que este terminara. Lambán ha recordado que la filosofía del PSOE es la de que "el partido propenderá siempre a cifrar el éxito o el fracaso de los liderazgos no tanto en la aceptación que de los mismos tengan los militantes, sino de la aceptación que tengan los ciudadanos. La legitimación en definitiva de un representante político del PSOE la obtiene fundamentalmente de los ciudadanos".

"El PSOE es elegir representantes con los que sentirse representados, competir en condiciones de igualdad", ha esgrimido Sánchez en referencia a las normas que incluye el nuevo reglamento sobre la competición por primarias para el secretario general, que exige a los aspirantes renunciar a sus cargos internos al presentarse, reduce el número de avales y obliga a la realización de debates electorales. Normas inspiradas en su experiencia para recuperar la secretaría general del PSOE.

El nuevo texto otorga además a las bases la capacidad de decisión sobre dos asuntos trascendentales: los pactos de Gobierno y la investidura de un partido distinto del PSOE. Sánchez ha defendido que la militancia del partido en la Segunda República ya podía elegir a sus representantes y decidir cuestiones centrales.

El comité federal del PSOE, reunido en Aranjuez (Madrid) ha aprobado este sábado el nuevo reglamento interno sin oposición interna toda vez que los líderes territoriales, principales perjudicados en el nuevo modelo de partido, han renunciado a mostrar sus discrepancias y no han planteado objeciones.

Los barones no tienen interés en reabrir el debate interno para evitar que les perjudique en su prioridad de reeditar sus Gobiernos en las autonómicas del próximo año, y la mayoría ha optado por no acudir a la reunión: los presidentes de Andalucía, Susana Díaz; Comunidad Valenciana, Ximo Puig; Baleares, Francina Armengol; y Asturias, Javier Fernández, han alegado razones de agenda para no asistir. Sánchez ha citado a todos ellos en su intervención elogiando medidas de sus Gobiernos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La presencia de presidentes se ha reducido por tanto a Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha; a Guillermo Fernández Vara, de Extremadura, y a Javier Lambán, de Aragón. Ninguno ha pedido la palabra para intervenir en el comité, una circunstancia inusual que da cuenta de la incomodidad de alguno de ellos. El presidente aragonés ha afirmado a su llegada que ni siquiera había leído el reglamento que hoy se aprobaba, mientras el castellanomanchego ha expresado que lo importante son "los reglamentos que refuercen los ligamentos del partido" porque el PSOE necesita fortaleza interna para ganar la mayoría social toda vez que "todavía no se nota en las encuestas el respaldo mayoritario".

Sánchez cuenta además con una holgada mayoría del Comité Federal, de en torno al 80% de los miembros. El órgano precisamente es uno de los que pierde competencias con el nuevo reglamento.

El líder del PSOE ha exigido por otra parte al Gobierno de Mariano Rajoy que presente un anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado en vez de prorrogarlos, como baraja el Ejecutivo. “Un gobierno sin presupuestos es como un coche sin gasolina”, se ha quejado. Sánchez ha reclamado en nombre del comité federal que haya cuentas públicas "para dar confianza a los actores económicos, seguridad a la ciudadanía y credibilidad y estabilidad a la vida política".

"Este Gobierno es un lastre", ha subrayado Sánchez en un discurso en el que ha manifestado el "propósito claro y firme" del PSOE de "ser la primera fuerza política en este país". La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y el secretario de Estudios y Programas de la ejecutiva federal, José Félix Tezanos, serán los coordinadores de los programas marco para las elecciones europeas, autonómicas y municipales de 2019, según ha anunciado el líder socialista.

Apoyo a la huelga feminista

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha exigido a todos los cuadros del partido secundar los paros convocados por los sindicatos para el 8 de marzo, día de la mujer, centrado este año en la discrimianción y la brecha salarial. El PSOE ya había anunciado el 29 de enero que apoyaba los paros: "Nosotros vamos a acompañar a los sindicatos UGT y CCOO porque son los que pueden parar con arreglo a la ley, un paro formal", dijo entonces la secretaria de Igualdad, Carmen Calvo. Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, anunció esta semana que anulaba su agenda oficial para el 8 de marzo.

En su discurso en el comité federal, el líder del PSOE ha ido incluso más allá y ha pedido a todos los partidos "a izquierda y derecha" que apoyen los paros, porque la discriminación salarial no es un asunto "ideológico", sino de "justicia social". Ciudadanos no se ha mostrado partidario de apoyar los paros precisamente por motivos ideológicos: "Dentro de esas reivindicaciones, una es contra el sistema capitalista", ha dicho Inés Arrimadas, en referencia al manifiesto original de la huelga, que es un texto con multitud de reivindicaciones.

Los colectivos convocantes y el sindicato CGT piden un paro total durante toda la jornada laboral del 8 de marzo, mientras que UGT y CCOO han optado por pedir 2 horas de huelga por turno. En ambos casos, la petición cubre también a los hombres.

Consolidar el crecimiento económico, recuperar la igualdad y la regeneración democrática son los tres ejes del proyecto socialista, ha enumerado Sánchez. El secretario general del PSOE ha lamentado ante los suyos que al partido "nadie le regala nada". En su opinión, el motivo es que el proyecto del PSOE "es autónomo, no está al servicio de la plutocracia, y eso tiene un coste".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_