Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos deja atrás al PP y al PSOE y se afianza como fuerza más votada

Rivera se hace con los votantes más al centro de populares, socialistas y Podemos

El efecto Cataluña ha dado a Ciudadanos una fuerza de aceleración que le permite aumentar su distancia respecto al resto de formaciones políticas. El partido de Albert Rivera sería hoy el más votado, según el sondeo de Metroscopia elaborado para EL PAÍS, con un respaldo del 28,3% del electorado. Se sitúa así a más de seis puntos de distancia del PP (21,9%), que ocuparía la segunda posición, y a más de ocho del PSOE (20,1%), que se mantiene en el tercer puesto.

FOTO: Intención de voto según Metroscopia. / VÍDEO: EL portavoz de Ciudadanos en el Congreso, José Manuel Villegas, valora los datos.

Son varias las razones para explicar la tendencia ascendente de Ciudadanos. En primer lugar, su espectacular resultado en Cataluña. Los electores han percibido a la formación naranja, que resultó la más votada con su candidata Inés Arrimadas, como la única que supo hacer frente con éxito al desafío independentista. Su fuerte apoyo electoral en un territorio considerado hostil, comparado con los pésimos datos del PP o las mediocres cifras del PSC, ha proyectado en el resto de España la imagen de un partido ganador. En segundo lugar, la idea extendida entre muchos electores, según el sondeo de Metroscopia, de que Ciudadanos es el único partido que tiene un proyecto claro para España, a falta de concretar lo que eso signifique. En tercer lugar, lo que podría llamarse "el momento del centro". Si en medio de la crisis hubo un "momento Podemos" que canalizó la indignación de la población con las instituciones y su pobre respuesta a la situación, hoy se percibe una sensación de desencanto con los partidos tradicionales (PP y PSOE), incapaces de ofrecer respuestas nuevas y prácticas. De hecho, gran parte del auge de Ciudadanos obedece a su capacidad de atraer a los votantes más centrados del PP, del PSOE y de Podemos. Y finalmente, el temor que aquel "momento Podemos" provocó en muchos electores conservadores, que permanecieron fieles al PP para evitar la llegada al poder de la formación de Pablo Iglesias, ha desaparecido, y muchos han decidido dar el salto al partido naranja.

La sangría de votos del partido de Mariano Rajoy es la más significativa del sondeo. Respecto a las elecciones de junio de 2016, el PP pierde más de once puntos. Entonces obtuvo un respaldo del 33%, frente al 21,9% que le atribuye ahora la estimación de Metroscopia

Unidos Podemos (16,8%) consigue estabilizar sus datos, en incluso sube ligeramente respecto a anteriores sondeos, pero se sitúa lejos del porcentaje obtenido en las pasadas elecciones generales, que le permitió irrumpir en el Congreso de los Diputados como tercera fuerza política.

El Partido Socialista sigue más de dos puntos por debajo de su resultado de junio de 2016 (22,7%), y tiene motivos para la preocupación. No solo ve como un porcentaje significativo de sus electores da el salto a Ciudadanos sino que comienza a percibir cómo se frena el anhelado trasvase de votantes de Podemos a sus filas. 

Es necesario recalcar que todos estos datos trabajan sobre la hipótesis de que hoy se celebraran elecciones generales en España, cuando lo cierto es que esa posibilidad no se contempla en un horizonte cercano ni existe por tanto el clima de tensión electoral que predispone a la mayoría de los votantes a decidir el sentido de su voto. 

Más información