Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sito Miñanco traficaba con cocaína a Italia, Holanda y Albania

La juez envía a prisión al histórico narco gallego tras acusarle de ser el máximo responsable de la trama y de dar las órdenes personalmente

Fotograma de la detención de Miñanco.

José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, extendió su tercera gran red de distribución y venta de cocaína por España, Italia, Holanda y Albania, según se desprende de un auto de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela al que ha tenido acceso ELPAÍS. El narcotraficante gallego más conocido de las últimas tres décadas aprovechó presuntamente la situación de semilibertad que disfrutaba desde 2015 para volver al negocio de los estupefacientes desde Algeciras (Cádiz) y tratar de introducir en Europa 4.416 kilos de cocaína en dos envíos entre octubre y noviembre del año pasado.

Sito Miñanco, de 62 años, fue detenido el pasado lunes en la localidad gaditana en el transcurso de la Operación Mito. Ayer, tras negarse a declarar, ingresó de el Centro Penitenciario de Madrid II, situado entre las localidades de Alcalá de Henares y Meco. La juez también envió a prisión a otros 20 supuestos miembros de su organización. Otros nueve quedaron en libertad con medidas cautelares.La juez ha tomado esta decisión tras tener en cuenta que Sito Miñanco ya había recibido sendas condenas de 20 y 16 años de cárcel en 1994 y 2006 por hechos similares, y tras considerar que el riesgo de que huya o destruya pruebas es elevado.

Bajo los nuevos alias de Mister y Mario, Prado Bugallo, de 62 años, supuestamente surtía de cocaína a traficantes holandeses, albaneses e italianos. Los investigadores le consideran el máximo jefe de la organización, al que informaban todos los miembros de la organización.La Policía apunta que él decidía la forma de actuar e impartía las órdenes personalmente o a través de personas de su máxima confianza. También que decidía supuesta los acuerdos con otras organizaciones delictivas para el transporte y la distribución de la cocaína, para lo cual ofrecía la infraestructura de su trama y les cobraba un porcentaje de sus ganancias.

Las conversaciones intervenidas a las que estaba sometido Sito Miñanco tanto con el pinchazo de sus teléfonos como con la instalación de micrófonos en viviendas a las que acudía para reunirse con otros miembros de su red han puesto de relieve que en los últimos meses había intentado introducir en Europa dos cargamentos que sumaban 4.416 kilos de cocaína. El primero, de 3.800 kilos, fue interceptado en noviembre en el remolcador Thoran a 400 millas de la costa española entre las islas portuguesas de Azores y Madeira. El barco tenía como destino Turquía y, al menos, 700 kilos iban a quedarse en España para ser distribuido por la organización del narco gallego.

En un contenedor

Para el segundo, de 616 kilos, la red de Sito Miñanco utilizó un contenedor, que fue aprehendido al mes siguiente cerca de La Haya (Holanda). Las pesquisas apuntan que ya había introducido otros envíos en este país que había hecho llegar a otros narcotraficantes y por los que había conseguido importantes beneficios. Además, las conversaciones grabadas indican que el capo habló de introducir 78 kilos de marihuana en Alemania que finalmente fueron aprehendidos por la Policía en la localidad de San Fernando de Hernares (Madrid).

Los investigadores también han detectado grandes movimientos de dinero supuestamente procedente del narcotráfico. En febrero de 2017, cinco miembros de la red fueron sorprendidos en el aeropuerto de Barajas cuando iban a tomar un vuelo a Bogotá con 889.000 euros en el doble fondo de sus mochilas. Los pinchazos telefónicos a Luis Enrique García Arango, uno de los principales colaboradores de Sito Miñanco, indicaron que estos fondos pertenecían supuestamente al narco gallego.

Más información