Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un segundo frente deja avisos por nevadas en 19 provincias y por frío en tres

Las nevadas más importantes caerán en el interior del área Cantábrica, Pirineo occidental, norte del sistema Ibérico y cara norte del sistema Central

Un bombero retira la nieve en una calle de la localidad cántabra de Reinosa. Atlas

Fin de semana de puro invierno, con nieves y frío polar. Un segundo frente, al que también seguirá una masa de aire frío e inestable como la del jueves, está entrando este sábado por Galicia y recorrerá la Península de noroeste a sureste entre este mediodía y mañana domingo. A su paso, dejará temperaturas máximas muy por debajo de las normales para estas fechas y abundantes precipitaciones, que serán en forma de nieve en las comunidades cantábricas, el centro y el interior del este peninsular, alerta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un aviso especial por nevadas. 

Esta tarde las nevadas más importantes, según la nota de la Aemet, se concentrarán en el interior del área Cantábrica, Pirineo occidental, norte del sistema Ibérico y cara norte del sistema Central. La cota de nieve sube en la primera mitad del día a los 800-1.200 metros, para volver a bajar a partir de la tarde y durante la madrugada hasta los 400-800 metros de norte a sur. 

82 vías afectadas por la nieve

Mejora la situación en las carreteras. Si a las diez y media de la mañana había 102 puntos de la red, todos en la red secundaria, afectados por la nieve, a las 13.45 se han reducido a 82, informa vía telefónica una portavoz de la DGT. De esos 82, 18 son carreteras cortadas, ocho de ellos puertos, mientras que en 41 vías es necesario del uso de cadenas.

Lo peor a esa hora, según la DGT, estaba en León, con 14 vías en las que se requieren cadenas y otras cinco carreteras cortadas, ninguna de ellas en la red principal. En Asturias, estaba cerrado el puerto del Connio y se necesitan cadenas en 11 vías. En Cantabria "ha mejorado" respecto a primera hora, pero continúan cerrados los puertos de Palombera, La Sía, Estacas de Trueba y Lunada, mientras que solo se precisan cadenas en una vía. En Huesca, también son necesarias en el puerto de Portalet. Tráfico alerta de que la situación empeorará en las próximas horas y pide precaución.

Antes de coger el volante, consulta el estado de las carreteras en directo.

En consecuencia, hay avisos activos en 25 provincias, de los que 19 son de nieve, ninguno de ellos rojo, el máximo. Los más serios son dos avisos naranjas (segundo nivel del sistema de alertas y que supone un riesgo importante y cierto grado de peligro para las actividades usuales) que afectan a Asturias y a Cantabria. En la primera comunidad, se pueden acumular entre 15 y 20 centímetros a partir de 900-1.000 metros en Cordillera y Picos de Europa, de cinco a otro por encima de 600-700 metros en la zona suroccidental asturiana y en torno a siete a partir de 500-600 metros en Central y Valles Mineros.

En Cantabria, se esperan espesores de 20 centímetros en Liébana en altitudes superiores a 800 metros, de cinco en centro y valle de Villaverde en torno a 600-700 metros y de más de 2 centímetros en los 350-400 metros, mientras que se acumularán ocho en la Cantabria del Ebro en cotas superiores a 600-800 metros.

Tienen aviso amarillo (el nivel de alerta más bajo, en el que no existe riesgo meteorológico para la población en general aunque sí para alguna actividad concreta) Huesca, Guadalajara, Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Zamora, Lleida, Madrid, Navarra, Lugo, Ourense, La Rioja, Álava y Gipuzkoa.

Además, hay avisos en cuatro provincias por vientos, todos amarillos —en las dos provincias Canarias, Girona y Menorca, en tres por bajas temperaturas igualmente amarillos —en Ávila, Segovia y Soria por mínimas que pueden bajar de los siete grados bajo cero y que se han desactivado al mediodía— y en cuatro por vientos también amarillos —de nuevo en las dos provincias Canarias, Tarragona y Castellón—.

Y mañana domingo, más y peor. Según la Aemet, se formará "una baja en el sur peninsular, lo que provocará la entrada de aire marítimo sobre el centro y este de la Península" lo que, "unido a la posición del frente y a la entrada de aire muy frío, aumentará la inestabilidad y realzará las precipitaciones" en dichas zonas. 

La extensión de las nevadas será "mayor" y afectará al área Cantábrica occidental (a partir de unos 500 metros) y en el centro e interior oriental de la Península, especialmente en Castilla-La Mancha, sur de Aragón y de Cataluña y norte de la Comunidad Valenciana (con una cota entre 500 y 800 metros, más alta cuando más hacia el Mediterráneo). Se espera que nieve en toda la Comunidad de Madrid, con acumulaciones de tres centímetros en el área metropolitana y el Henares, Sur, Vegas y oeste y en la propia capital de un centímetro. Durante estos días la importante acumulación de nieve en la cordillera Cantábrica aumentará el riesgo de aludes, añade la Aemet.

De momento, se elevan a 31 las provincias con avisos para el domingo. Por nieve, hay avisos en 30 provincias, 13 de ellos naranja —Granada, Jaén, Huesca, Teruel, Cantabria, Cuenca Guadalajara, Toledo, Lleida, Tarragona, Castellón, Valencia y Asturias. En amarillo por nieve, están Almería, Córdoba, Málaga, Zaragoza, Albacete, Ciudad Real, Ávila, León, Segovia, Soria, Barcelona, Girona, Madrid, Lugo, Ourense, La Rioja y Murcia. El cuadro se completa con avisos por bajas temperaturas —en Huesca y Lleida, lluvias y fenómenos costeros.

El lunes y el martes, la Aemet prevé que continúe la atmósfera inestable con precipitaciones en buena parte de la Península, menos probables en el tercio occidental, y cotas de nieve que se mantendrán entre 400-800 metros. La zona más probable con nevadas de importancia es el interior del nordeste peninsular. 

El lunes continuarán las bajas temperaturas y las nieves. Las zonas más probables de nevadas serán el interior del norte peninsular y un amplio entorno del sistema Ibérico. A partir del miércoles, se espera "la permanencia del anticiclón al norte de Azores y de bajas presiones en el Mediterráneo", lo que asegurará la continuidad del flujo del norte sobre la Península y Baleares, disminuyendo la probabilidad de precipitaciones de forma progresiva, excepto en el área cantábrica.

En cuanto a las temperaturas, es posible que tengan incluso "un carácter más frío" que en estos últimos días. El miércoles y el jueves serán los días más fríos de lo que llevamos de invierno, con unas máximas entre 10 y 15 grados por debajo de los valores normales en algunas zonas. Aunque hará mucho frío, de momento no se trata de una ola de frío, aclara la Aemet. Continuará también habiendo "nevadas significativas" en las comunidades del Cantábrico, donde pueden bajar aún más las cotas de nieve. Es probable que sean "muy significativas las heladas", sobre todo en zonas de montaña y en puntos donde se mantenga el suelo nevado.

Más información