Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izquierda Unida reclama más peso en su alianza con Podemos

La formación de Garzón da a su aliado tres meses para revisar su relación

Garzón e Iglesias en un acto en enero de 2017 en la Complutense. Ampliar foto
Garzón e Iglesias en un acto en enero de 2017 en la Complutense.

Izquierda Unida da a Podemos tres meses de plazo, hasta Semana Santa, para que el partido de Pablo Iglesias aclare los términos de la alianza que mantienen desde su presentación conjunta como Unidos Podemos en las elecciones de junio de 2016. El líder de IU, Alberto Garzón, demanda más democracia en el espacio que comparten y una visibilidad "más justa". El límite establecido —la Semana Santa es a finales de marzo— es porque entonces faltará un año para que comience el ciclo electoral que se resolverá en las elecciones municipales y autonómicas de 2019.

IU advierte que es “fácil comprobar que existen factores de fondo que explican el deterioro del espacio político de Unidos Podemos”. Y subraya que “la gestión” de la situación en Cataluña “probablemente ha contribuido a consolidar esta misma tendencia” a la baja pese a que se ha mantenido una posición política “correcta y adecuada” durante la campaña electoral, “con un candidato excelente como Xavi Domènech”. “Sin embargo”, recoge el análisis político que Garzón presentará en la reunión de la coordinadora federal el sábado y al que ha tenido acceso EL PAÍS, “el cambio de acento se ha producido demasiado tarde y sin la existencia de un relato homogéneo mantenido en el tiempo”, se recalca en una crítica clara a las contradicciones en el discurso de Podemos.

El informe atribuye a la crisis catalana y otros factores que se haya reconfigurado la correlación de fuerzas políticas tanto en Cataluña como en el resto de España, “consolidándose en conjunto la tendencia descendente del espacio político de Unidos Podemos”. Así, los cambios en intención directa de voto desde julio de 2016 reflejan, según el CIS, una pérdida de 4,2 puntos a Unidos Podemos, que en el periodo transcurrido ha pasado de 10,4 a 6,2 puntos (dato de octubre). En el mismo tiempo el PP ha perdido 2,9 puntos (de 19,4 a 16,5) y el PSOE se ha dejado medio punto (de 16,7 a 16,2), mientras que Ciudadanos ha mejorado 3,1 puntos (de 8,1 a 11,3).

“El espacio político de Unidos Podemos y las confluencias se está estrechando, si bien es especialmente gravoso en lo que se refiere al espacio de Unidos Podemos. También es preocupante que, según todas las encuestas, los porcentajes de fidelidad a Unidos Podemos han descendido hasta situarse como los peores de todas las grandes fuerzas (...) Tenemos la obligación de reaccionar para revertir esta tendencia”, es otra de las advertencias que aparecen en el documento de siete páginas.

Los autores del estudio destacan que la simpatía hacia Podemos “ha descendido de forma significativa en los dos últimos años, mientras que la de IU se ha mantenido estable en niveles más bajos”. “Este no es un indicador de cómo se distribuirían los apoyos en una hipotética competición electoral, pero refleja un cierto y preocupante desgaste de nuestro aliado”, subraya el análisis. Mientras IU se mantiene estable en 4,3 puntos, Podemos ha caído 2,2 puntos en el mismo tiempo (de 8,5 a 6,3).

“Una mayor fragmentación de las fuerzas de izquierdas puede ser demoledora para el futuro del país. Pero al mismo tiempo, es imposible pretender que se mantengan las cosas de la misma forma que hasta ahora. El nuevo contexto obliga a cambiar. Por eso consideramos necesario hacer un llamamiento abierto a la confluencia que implique la construcción de espacios ricos y vivos y desde la radicalidad democrática”, contempla el análisis político en el que IU no deja dudas a que quiere revisar la relación con Podemos.