Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gasolinera de la fortuna

Desde 2013 la estación de servicio tinerfeña de Granadilla de Abona ha vendido décimos afortunados todos los años. Este sábado ha caído parte del segundo premio del Niño

loteria del niño
Números afortunados repartidos en la gasolinera de Granadilla de Abona (Tenerife).

En los últimos cinco años en la gasolinera Repsol Gongam S.L, ubicada en el municipio de Granadilla de Abona (Tenerife), celebrar algún premio de la lotería se ha convertido en una costumbre. El 22 diciembre de 2013 la estación de servicio repartió 200 millones del segundo premio de la Lotería de Navidad. A partir de esa fecha, ha sido un no parar. En la última edición del Gordo, el dueño del establecimiento, José Miguel González y sus empleados cumplieron su sueño de vender un décimo agraciado con el primer premio, además de 22 del segundo y algunos del quinto. La suerte no parece querer dar la espalda a esta gasolinera afortunada: tres décimos del número agraciado este sábado con el segundo premio de la Lotería del Niño se han vendido allí.

González cuenta que en los últimos cinco años ha ido creciendo notablemente el número de personas que acuden a comprar boletos en su gasolinera, incluso turistas extranjeros que están de vacaciones en Tenerife y gente que vive en la Península o en otra de las islas canarias. Las colas frente a la administración se han hecho cada vez más largas. En los últimos días había que esperar hasta dos horas para comprar números de la Lotería del Niño, según el propietario.

El número agraciado con el segundo premio este año en El Niño es el 18.442. Una empleada de la gasolinera, situada en el km 54 de la Autopista del Sur en la isla de Santa Cruz de Tenerife, asegura que es difícil saber a quién le ha sonreído la suerte, porque muchos de los clientes que compran lotería allí son trabajadores de paso. "De momento no se ha acercado ningún afortunado, estamos celebrando entre los que trabajamos aquí", afirma.

También el año pasado tocó en Granadilla de Abona parte del segundo premio de la Lotería del Niño. En esa ocasión, la administración vendió cinco décimos del número 95.379, dotado con 750.000 euros a la serie. En la última edición del Gordo, en cambio, entre primero, segundo y quintos premios cayeron hasta tres millones de euros. González recordó ese día que el dinero estaba muy repartido porque la mayoría de los décimos se había dispensado por máquina.

Muchos clientes participaron entonces en las celebraciones que alegraron toda la mañana de esta afortunada gasolinera, según su dueño. Entre el 22 de diciembre y este sábado, no ha habido ni un día sin colas: la popularidad de la estación de servicio no para de crecer. José Miguel González y sus empleados se han acostumbrado y esperan que la suerte siga visitándoles con la misma regularidad cada vez que se celebre un sorteo de la lotería.

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE LA LOTERÍA DEL NIÑO

La gasolinera de la fortuna

Noticias, reportajes, fotografías, vídeos... consulta toda la cobertura del sorteo y las celebraciones de la Lotería del Niño

Más información