_
_
_
_

La vicepresidenta Sáenz de Santamaría delega competencias asumidas con el artículo 155

Cede a la Secretaría general de la Presidencia el control de algunas contrataciones del Govern

Soraya Sáenz de Santamaría, en una imagen de archivo.
Soraya Sáenz de Santamaría, en una imagen de archivo. Uly Martín

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha decidido delegar varias de las competencias que había asumido en la intervención de la Generalitat tras la activación del artículo 155 de la Constitución. Según recoge el Boletín Oficial del Estado, la número dos de Mariano Rajoy en el Gobierno ha cedido a la Secretaría General de la Presidencia la facultad de firmar documentos contables que contengan las fases de autorización, disposición y reconocimiento de la obligación de pago de los gastos de un importe igual o superior a 30.050,61 euros; las inherentes a la contratación administrativa que le correspondían; y otras relacionadas con materia presupuestaria.

Más información
El balance del 155: pagos a proveedores, plazas para profesores y renta
Moncloa permite que altos cargos estén en el equipo de Puigdemont
Podemos recurre al Constitucional la aplicación del 155

Tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Sáenz de Santamaría había asumido la mayoría de competencias correspondientes al presidente y al vicepresidente de la Generalitat, con la excepción del grueso de la cartera económica de Oriol Junqueras, que quedó en manos de Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda. Así, Rajoy delegó en ella las competencias que le correspondían. Al tiempo, recibió el control del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI). Y, finalmente, tomó el mando del CESICAT (el llamado CNI catalán); del boletín oficial de la Comunidad Autónoma; y de su centro de estudios de opinión.

En consecuencia, el 18 de diciembre la vicepresidenta comparecerá en el Senado para dar cuenta de la marcha de la intervención de la Generalitat. Una muestra de que está siendo clave para coordinar la acción del Gobierno. De hecho, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Roberto Bermúdez de Castro, que gestiona el día a día de la intervención del Govern, es una persona de su máxima confianza.

Precisamente, y como adelantó EL PAÍS, Bermúdez de Castro ha defendido este lunes en el Senado que no ha habido "ni ocupación ni desembarco" de cargos de la Moncloa en Cataluña; y que Rajoy ha dado orden de mantener una conducta “sobria, discreta y con el menor coste posible”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_