Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos miembros del GRAPO niegan su participación en el secuestro de Publio Cordón

Teijelo y Gómez Méndez rechazan que alquilaran la casa de Lyon donde estuvo cautivo el industrial en 1995

El empresario aragonés Publio Cordón en su despacho.
El empresario aragonés Publio Cordón en su despacho.

José Antonio Ramón Teijelo y María Victoria Gómez Méndez, los dos integrantes de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) que supuestamente alquilaron el chalé de Lyon (Francia) en el que estuvo secuestrado el empresario zaragozano Publio Cordón en 1995, negaron ayer su implicación en los hechos y aseguraron que se enteraron “por la prensa” del rapto del industrial. El juicio contra ellos se inició este lunes en la Audiencia Nacional.

Teijelo y Gómez Méndez fueron detenidos en julio de 2012 —el primero en Sevilla y la segunda en la cárcel de Cáceres— por su supuesta implicación en el secuestro de Publio Cordón, ocurrido en junio de 1995. Para establecer su vinculación con los hechos fue fundamental el testimonio del grapo arrepentido Fernando Silva Sande, que supuestamente enterró a Cordón, de 61 años, en un paraje del Mont Ventoux después de que este, en el 15º o 16º día de cautiverio se precipitara al suelo desde un primer piso al intentar escapar y falleciera en el acto. El cadáver del industrial no ha sido encontrado pese a que Silva Sande ha acompañado a las fuerzas de seguridad a varias batidas por la zona.

Este lunes, en la Audiencia Nacional, Silva Sande volvió a implicar a sus excamaradas Teijelo y Gómez Méndez en la preparación y ejecución del rapto. Según su testimonio. Según su testimonio, ambos acusados, que se hicieron pasar por profesores para alquilar la casa en el barrio del Bron, de Lyon, estuvieron con él durante el cautiverio del industrial. Silva Sande afirmó incluso que Teijelo le ayudó a cavar la fosa donde supuestamente fue enterrado Publio Cordón.

Teijelo y Gómez Méndez aseguraron ante el tribunal que cuando sucedieron los hechos se encontraban en París, y no en Lyon, y que no fueron ellos quienes alquilaron el inmueble donde estuvo retenido el empresario. Teijelo admitió que formó parte de la banda terrorista a principios de los años 80, pero que en 1995 ya solo estaba encuadrado en el aparato propagandístico del Partido Comunista de España Reconstituido, brazo político de la organización armada. Gómez Méndez afirmó que el año del secuestro acababa de entrar en la banda y, por tanto, estaba “en reserva”.

Los acusados admitieron que tuvieron relación con Silva Sande. Teijelo dijo que se conocieron en la cárcel de Zamora y que al principio tenían buena relación, pero aseguró que luego se volvió “bipolar”, también “muy agresivo, incontrolable”.

Gómez Méndez convivió unos meses con Silva Sande en París, después del secuestro de Cordón, y ambos mantuvieron una breve relación sentimental. Según ella, Silva Sande consideraba los GRAPO como su “cortijo particular”.

Más información