Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último vuelo del Eurofighter

Un vídeo muestra cómo el caza del capitán Aybar participaba en una vistosa maniobra cuando se estrelló

En vídeo, el inicio de la maniobra que acabó en el accidente mortal de un caza Eurofighter en la base de Los LLanos el pasado 12 de octubre.

12 de octubre de 2017. 12.09 horas. Los cuatro Eurofighter del Ala 14 del Ejército del Aire que han participado en el desfile de la Fiesta Nacional en Madrid regresan a la base de Los Llanos (Albacete). Antes de aterrizar, rompen la formación en abanico. No es la forma habitual de hacerlo, que consiste en girar uno detrás de otro para aproximarse sucesivamente a la pista, pero resulta más vistosa. Se trata de una exhibición para familiares y amigos que les esperan en la base.

Los tres primeros aviones se elevan a las nueve, las doce y las tres, según las agujas del reloj. El cuarto Eurofighter sigue hacia el frente y de pronto, voluntariamente o no, inicia un tonel, una maniobra acrobática consistente en girar 360 grados sobre su propio eje. El Eurofighter no completa el giro, queda en posición invertida y se precipita al suelo. Fallece el capitán Borja Aybar García, de 34 años, con 1.238 horas de vuelo. Un vídeo capta los últimos segundos del vuelo, pero no el impacto.

La caja negra del caza, que incluye una grabación de lo sucedido en la cabina durante el vuelo, ya ha sido analizada y no se escucha ninguna voz de alarma o preocupación, solo la respiración del piloto aunque, según las fuentes consultadas, no están registrados los últimos segundos.

La Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM), que aún está investigando las causas del siniestro, no excluye un problema técnico, pero se inclina por un fallo humano; por ejemplo, un desvanecimiento o una desorientación súbita del piloto.Cabe la posibilidad de que la turbulencia producida por el avión que le precede desestabilice el aparato. En posición invertida y tan cerca del suelo era muy difícil recuperar el avión e inútil eyectarse en paracaidas.

Aunque el Ejército del Aire valoró la posibilidad de paralizar sus 60 Eurofighter tras el accidente, lo descartó al no tener ningún indicio de que el siniestro se debiera a un problema técnico. Así lo trasladó el secretario de Estado de Defensa español, Agustín Conde, a los representantes de Reino Unido, Alemania e Italia en la reunión interministerial de los cuatro países del programa Eurofighter celebrada el pasado día 18 en Toledo.

Cinco días después de este siniestro, el 17 de octubre, un caza F-18 se estrelló al despegar de  Torrejón de Ardoz (Madrid). En ese caso, todos los indicios apuntan a un fallo del motor. El propio piloto, el teniente Fernando Pérez Serrano, de 26 años, comunicó una pérdida de potencia antes de precpitarse a tierra dentro del reciento de la base a los pocos metros de elevarse en el aire. Tampoco se eyectó.

Más información