Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España agradece a Francia que le franquee el paso al Consejo de Derechos Humanos

La retirada de París asegura la presencia española en el organismo de la ONU con sede en Ginebra

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, saluda a su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian. Ampliar foto
El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, saluda a su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha agradecido a su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, la decisión de retirarse por la carrera de ocupar un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU durante el trieno 2018-2020, y apoyar la candidatura española, según fuentes diplomáticas. Francia, España y Australia competían por los dos asientos reservados al grupo de “Europa Occidental y otros países” en el organismo de Naciones Unidas que evalúa el respeto a los derechos humanos en el mundo, por lo que la retirada de París garantiza que estos dos últimos países saldrán elegidos en la votación que tendrá lugar en otoño en la Asamblea General de la ONU, reunida en Nueva York.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, que en los últimos meses ha desarrollado una intensa campaña para recabar apoyos a su candidatura, reconocen que “nuestro número [de votos comprometidos] era bueno, pero aún no suficiente”. Tras haber ocupado un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad durante el bienio 2015-16, España había convertido su presencia en el Consejo de Derechos Humanos en su principal objetivo en la ONU.

La Drian comunicó personalmente a Dastis la retirada de la candidatura francesa, según fuentes diplomáticas, pero fue este jueves cuando el Ministerio francés de Exteriores anunció su respaldo a España, con el argumento de que ambos países habían decidido “hablar con una sola voz en el Consejo de Derechos Humanos”. En realidad lo que ha hecho París es posponer su candidatura al  periodo 2021-23, ya que ahora está empeñada en otras batallas en la ONU, como hacerse con la dirección de la Unesco, un puesto para el que postula a Audrey Azoulay.

España solo ha formado parte en una ocasión (en el trienio 2011-13) del Consejo de Derechos Humanos, un organismo de la ONU con sede en Ginebra e integrado por 47 países, ninguno de los cuales tiene asiento permanente, al contrario de lo que sucede en el Consejo de Seguridad. En cambio, no lo consiguió en el periodo 2008-10, cuando resultó derrotada ante Francia y Reino Unido.