Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumentar los agentes de tráfico a los niveles precrisis evitaría 600 muertos en carretera, según un estudio

Un informe concluye que elevar un 10% el número de efectivos reduciría un 5% las víctimas en un año

Un coche accidentado en la nacional 121-A, a su paso por Lantz (Navarra), en 2014.
Un coche accidentado en la nacional 121-A, a su paso por Lantz (Navarra), en 2014. Efe

"A muchas personas, cuando ven un coche de la Guardia Civil, se les va el pie al freno o miran intuitivamente el contador de la velocidad. Pues bien, en cierta forma, esa es la sensación que queríamos medir. ¿Qué efectos tiene sobre la seguridad vial la mera presencia de una patrulla?". Con este objetivo, según relata el investigador José Ignacio Castillo, un equipo de la Universidad de Sevilla ha elaborado un estudio sobre la influencia de la vigilancia en los accidentes de tráfico, que ha concluido que se evitarían casi 600 muertes en cinco años si se recuperaran los recursos con los que contaban las fuerzas de seguridad antes del inicio de la crisis. "Un aumento del 10% del número de efectivos puede reducir en un año el 5,3% de las víctimas", apostilla el informe, que ha contado con la colaboración de la Agrupación de Tráfico del instituto armado y de la Fundación Mapfre.

Para confeccionar este documento, los investigadores han recopilado datos sobre las principales variables que han influido en la seguridad vial entre 2006 y 2015: como el número de vehículos sometidos a controles de velocidad con radar, el total de pruebas de alcoholemia y drogas efectuadas, el número de efectivos y vehículos utilizados por la Guardia Civil. Y, a continuación, han hecho un análisis econométrico para calcular los efectos de estos parámetros en la siniestralidad y han elaborado una proyección. "De esta forma, si la vigilancia aumentara a los niveles medios del periodo 2005-2015, en cinco años se pueden evitar 596 muertos en las carreteras: 130 en 2016, 125 en 2017, 119 en 2018, 114 en 2019 y 108 en 2020", apostillan los autores del informe.

"Este estudio demuestra que la supervisión es efectiva y salva numerosas vidas", ha recalcado Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, que ha remachado: "En España, estamos aún lejos del nivel de saturación de los efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, por lo que sería eficiente aumentar el gasto público dedicado al aumento de su número y vehículos". Además, según el informe, elevar el total de agentes influye más en la siniestralidad que los radares: aumentar un 10% los controles con cinemómetros reduciría un 4% las víctimas mortales.

España afronta actualmente un momento clave en materia de seguridad vial. El primer semestre de 2017 acabó con un nuevo aumento de los fallecidos en accidente de tráfico. Y 2016 también terminó con una subida de las víctimas en carretera tras 13 años consecutivos de descensos.

Más información