Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La doctora Pinto pide que testifique por su apuñalamiento el informático de la Púnica

La dermatóloga pide el interrogatorio de Alejandro de Pedro por sus tratos con el empresario Javier López Madrid

El ex comisario José Manuel Villarejo en los juzgados de plaza de Castilla.
El ex comisario José Manuel Villarejo en los juzgados de plaza de Castilla.

La doctora Elisa Pinto ha presentado en el Juzgado de Instrucción 39 de Madrid —donde se sigue su denuncia contra el empresario Javier López Madrid y el comisario jubilado José Villarejo— un escrito en el que reclama la práctica de ocho nuevas diligencias, todas ellas relacionadas con el tráfico de llamadas y mensajes de los principales protagonistas de la causa en la que se investiga su supuesto apuñalamiento. Entre ellas se encuentra la declaración como testigo del informático Alejandro de Pedro, imputado en el caso Púnica. La dermatóloga quiere que el experto en reputación online aclare ante la magistrada el cruce de mensajes con referencias a los "hackers de la policía" que mantuvo con López Madrid y por qué éste último le remitió la dirección del domicilio particular de la propia doctora. Esta ya había solicitado recientemente incorporar a la causa los folios del sumario del caso Púnica en el que se recogen dichos mensajes.

El escrito de la dermatóloga, fechado el pasado 15 de junio y al que ha tenido acceso EL PAÍS, pide también que se cite a declarar como testigos a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que hicieron el volcado del teléfono móvil del empresario y en cuya memoria interna se recuperaron numerosos mensajes que habían sido borrados. En este sentido, también reclama que la empresa que se encargó supuestamente de dicho borrado, Aiuken Solutions, remita "la hoja de encargo" que recibieron para actuar sobre el móvil del empresario.

El motivo son las supuestas declaraciones como testigo que el representante legal de esta mercantil, Juan Miguel V. L. U. hizo en el juzgado el pasado 6 de junio y en las que aseguró que antes de comparecer había tenido acceso al informe de la UCO porque se lo había facilitado su abogado. La doctora reclama que comparezca este letrado para que explique cómo se hizo con dicho documento policial. Junto a él, la doctora Pinto solicita que se llame a declarar al perito que recibió el encargo de Aiuken Solutions de borrar el contenido del móvil y que figura como firmante de "otros informes que aparecen en la causa".

También reclama que se cite a declarar al inspector jefe de la Sección de Secuestros y Extorsiones de la policía que elaboró un informe en julio de 2015 en el que se apuntaba que los mensajes amenazantes que recibió la dermatóloga los había enviado ella misma. El escrito de ésta incide que en dicho documento policial se produjo "una manipulación de la información" y que adulteró "los datos objetivos llegando a increíbles conclusiones subjetivas y voluntariamente dirigidas a incriminar a la víctima, buscando el archivo de la causa en la que estaban siendo investigados el señor López Madrid y el señor Villarejo".

La doctora Pinto solicita también que a partir de ahora todas las declaraciones que se tomen a testigos dentro de la causa sean grabadas en vídeo, después de que las que se realizaron a comienzos de junio sólo lo fueran algunas. Finalmente, pide a la juez del caso que solicite al Ministerio del Interior que "acredite" si en abril de 2014 -cuando se produjo el segundo apuñalamiento de la víctima- el comisario Villarejo "estaba en activo, puesto que ocupaba y cuáles eran sus funciones". La dermatóloga señaló el pasado 6 de junio al policía ahora jubilado "sin ningún género de dudas" con el autor de aquella agresión, lo que provocó su imputación. Recientemente, la magistrada dictó una orden de alejamiento para que el comisario no pueda acercarse a menos de 500 metros de la doctora.

Más información