Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso votará un año después y sin apoyo del PSOE las incompatibilidades

Esa autorización de la Cámara debía haberse votado al inicio de la legislatura

El pleno del Congreso tiene previsto aprobar el jueves el informe de incompatibilidades de los diputados. Lo hará casi con un año de retraso, con polémica y, probablemente, sin el apoyo del PSOE, que mantiene su intención de abstenerse o votar en contra. Ese informe incluye las actividades extraparlamentarias de los diputados que solo pueden ejercer con autorización previa del pleno del Congreso, pero que han seguido haciéndolo casi un año sin ese permiso expreso.

De derecha a izquierda, las portavoces del PSOE y Podemos, Margarita Robles e Irene Montero.
De derecha a izquierda, las portavoces del PSOE y Podemos, Margarita Robles e Irene Montero.

Esa autorización debía haberse votado al inicio de la legislatura, pero se ha producido un bloqueo insólito que ha demorado la votación casi un año. El bloqueo se ha dado porque el PSOE pone objeciones a la actividad solicitada por 35 diputados. El parlamentario socialista Luis Carlos Sahuquillo, portavoz en la Comisión del Estatuto del Diputado, mantiene una cruzada personal para que, al menos, se pida explicaciones y aclaraciones a esos parlamentarios. El informe llegó a presentarse en un pleno, fue retirado en el último momento y ahora vuelve al pleno para su teórica aprobación. El PSOE, según su nueva portavoz Margarita Robles, mantiene que no apoyará el informe y, salvo cambios hasta el jueves, se abstendrá o votará en contra.

Asesorías, abogados y 'Fort Apache'

La lista de cuestionados incluye a Teófilo de Luis del PP, que pide autorización para "asesoría de empresas". El presidente de la Comisión del Estatuto del Diputado, Leopoldo Barreda, del PP, declara un despacho de abogados.

Los de Podemos cuestionados por el PSOE están encabezados por Pablo Iglesias, que declara "charlas, talleres de carácter docente, conferencias, programas de televisión con o sin remuneración, presentador y director del programa de televisión Fort Apache". Los socialistas no rechazan esa actividad, pero quieren que la explique.

Los de Ciudadanos incluyen, por ejemplo, a Miguel Ángel Garaulet, administrador único de una consultora.

Sería la primera vez que el informe de incompatibilidades sale aprobado del pleno sin el voto de uno de los grandes partidos. El PSOE, desde la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general en 2014, mantiene la dedicación exclusiva de sus parlamentarios y la limitación máxima del resto y, por eso, quiere que al menos lo expliquen. Los socialistas se han abstenido reiteradamente en la Comisión del Estatuto del Diputado cuando se ha sometido a aprobación el informe conjunto y no ha conseguido que PP, Podemos y Ciudadanos acepten su petición para recabar más información de los parlamentarios con actividades al margen del escaño.

Ana Pastor, presidenta del Congreso, ha intentado buscar una solución durante meses y esta semana reunió a los portavoces para intentarlo de nuevo. Amenazó con someter a votación de forma individualizada cada caso, pese a que los servicios jurídicos de la Cámara lo consideran inviable. Esa votación individualizada necesitaría un proceso de horas, incluyendo la exclusión de cada uno de los interesados del hemiciclo para no votarse a sí mismos.

Pastor prevé seguir buscando una solución hasta el mismo jueves, pero ha trasladado a los grupos que no contempla un nuevo aplazamiento.