Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE busca cómo explicar la abstención a la moción de censura

Los socialistas pretenden soslayarlo al negar que Podemos represente una alternativa de cambio real

Cómo salir bien librado o, al menos, no perjudicado, por la moción de censura que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, defenderá mañana en el Congreso, es el objetivo del PSOE. Pese a que la causa contra la corrupción del PP es compartida, los socialistas ni han considerado negociar con Podemos. Tienen presente el riesgo de abstenerse en vez de votar sí o no a Iglesias. Pero pretenden soslayarlo al negar que Podemos represente una alternativa de cambio real.

ose Luis Abalos, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso.
ose Luis Abalos, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso. EL PAÍS

Todavía no se ha escuchado a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, un pronunciamiento expreso sobre la moción de censura de Unidos Podemos, defendida por Pablo Iglesias, para desalojar a Mariano Rajoy de la presidencia del Gobierno. Al no tener acta de diputado, tras abandonar el escaño el pasado mes de octubre para no votar contra la decisión del comité federal de su partido de abstenerse en la investidura de Rajoy, será el portavoz parlamentario, José Luis Ábalos, quien suba a la tribuna de oradores. Al diputado valenciano le corresponde explicar el porqué de esta segunda abstención de los socialistas en menos de nueve meses. La primera conllevó la profunda división en el PSOE.

Hasta ahora nadie en el partido se ha opuesto en alto contra la decisión de abstenerse ante la moción de Iglesias, aunque aún queda el paso de la reunión del grupo parlamentario socialista en la tarde de hoy. En la misma, el portavoz parlamentario dará a conocer oficialmente la decisión de abstenerse y las razones que la sustentan. Sobre ellas ha trabajado Ábalos, primero solo, y ayer domingo con un equipo muy reducido, en la búsqueda de taponar en lo posible los ataques y la denuncia de contradicciones que presuponen que va a esgrimir Pablo Iglesias.

En el entorno de Ábalos imaginan ya el final de esta moción: “Toda la bancada del PP puesta en pie con un aplauso largo y sostenido a Marino Rajoy”. Esa imagen es previsible cuando el marcador del Congreso señale que la moción de censura ha fracasado. Lo que tratará de evitar el PSOE es que esta moción les suponga un varapalo por la fuerza de los argumentos que esgrima Podemos en boca primero su portavoz, Irene Montoro, y, después, de Iglesias.

Si el final para Rajoy va a ser el aplauso de los suyos, los socialistas pretenden que la secuela sea que sus militantes y potencial electorado entiendan su abstención. Junto a ello, quieren proyectarse como una opción de futuro y “alternativa real de cambio al PP y frente a Podemos”. Esa condición se le negará Ábalos a Iglesias, señalan en su entorno.

Los socialistas creen que el pulso con Podemos será intenso sobre quién tiene más credibilidad. Iglesias les instará a que se sumen a la moción contra Rajoy, y los socialistas les harán las cuentas de que no hay números y que, además, nunca han querido negociar con ellos.

Contra la corrupción

El reparto de argumentos contra Rajoy y contra Iglesias no será homogéneo, señalan quienes conocen el esquema inicial del planteamiento de Ábalos. No se refieren en el PSOE a lo cuantitativo, sino a la relevancia política de lo que se dirime. “La corrupción que asola al PP es muy grave y muy real, y en esa crítica vamos a estar, pero la moción no es seria, no le podemos dar carta de naturaleza”, señalan los interlocutores consultados.

Por tanto, el PP puede esperar del PSOE un recordatorio exhaustivo sobre los casos de corrupción, la crítica a Rajoy, por no haber asumido responsabilidades y referencias continuas a la financiación del partido. Podemos, por su parte, recibirá reproches por la forma de relacionarse con el PSOE desde las elecciones de diciembre de 2015. Mucho se escuchará el argumento de que Rajoy gobierna porque Podemos no quiso apoyar al PSOE y a Ciudadanos. No hay posibilidad de “cambio real”, espetará el portavoz socialista al autor de la moción de censura.