Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia rechaza apartar a los policías del ‘caso Nicolay’

El comisario Villarejo y otros dos imputados pedían anular sus pesquisas

Francisco Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás, en una imagen de archivo.
Francisco Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás, en una imagen de archivo.

La comisión judicial de la Policía Nacional encargada de la investigación del caso Nicolay podrá seguir trabajando después de que la justicia haya tumbado el último intento del comisario jubilado José Villarejo, del propio Francisco Nicolás Gómez Iglesias, El pequeño Nicolás, y del periodista de Información Sensible Carlos Mier de que fueran excluidos.

Los tres magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid dictaron el pasado 5 de junio un auto que desestima los recursos de apelación planteados por los dos últimos y al que se había adherido Villarejo para que fuera apartado de la investigación el inspector Rubén Eladio López porque consideran que actuó de forma incorrecta en su relación con Nicolás. Los imputados pretendían que se anularan todas las diligencias en las que este agente hubiera participado “directa o indirectamente”.

La Audiencia Provincial descarta también encargar a la Guardia Civil un nuevo informe pericial de la grabación de la reunión que mantuvieron en octubre de 2014 miembros de Asuntos Internos de la Policía Nacional —entre ellos el inspector Rubén López y su jefe, el comisario recientemente jubilado Marcelino Martín Blas— con agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en la que se aludía al Pequeño Nicolás. La difusión de la misma fue la que provocó la apertura de la pieza separada del caso Nicolay en la que está imputado Villarejo.

Con esta decisión, la justicia vuelve a frenar un nuevo intento por acabar con una instrucción que ha sufrido todo tipo de obstáculos, incluyendo los de la propia Fiscalía de Madrid, que ha recurrido en repetidas ocasiones las diligencias de la comisión judicial y del propio juez, Arturo Zamarriego, que dejó el caso hace varios meses al ascender en la carrera judicial.

El llamado caso Nicolay tiene abiertas todavía varias piezas separadas, una vez que concluyó la primera (el viaje a Ribadeo) con el procesamiento de Gómez Iglesias y otras seis personas, entre ellos varios policías municipales de Madrid. El juez Zamarriego consideró en marzo pasado que el acusado había creado una red corrupta de agentes a través de la cual obtenía ilegalmente información para usarla a cambio de favores. El auto de procesamiento les acusaba de los delitos de organización criminal, cohecho y revelación de secretos.

Siguen las investigaciones por la grabación ilegal en la que está imputado Villarejo; la falsificación de un DNI por parte de Gómez Iglesias para que un amigo suyo se presentara al examen de selectividad en su nombre y, la más importante, la referida a las supuestas estafas en la que habría participado El Pequeño Nicolás, formando parte de una trama.

Más información