Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 46% de la población apoya la moción de censura de Iglesias

Los encuestados se dividen casi por la mitad en su respaldo o rechazo a la maniobra parlamentaria propuesta por Podemos

encuesta moción censura pulsa en la foto

No es el momento ni el instrumento, pero casi. El electorado se parte prácticamente en dos a la hora de decidir si procede o no someter al Gobierno de Mariano Rajoy a una moción de censura. Un 46% se declara a favor. Un 51%, en contra. Es una división ideológica y generacional. La apoyan, con mayor o menor intensidad, los votantes de izquierda (un 85% de los votantes de Podemos y un 54% de los del PSOE) y los jóvenes (un 61% de los que tienen entre 18 y 34 años frente al rechazo del 65% de los mayores de 65).

Otra cosa es el candidato alternativo. El mecanismo constitucional español para reprobar a un presidente del Gobierno no permite ligerezas. Debe ser una moción constructiva y deben presentarse un proyecto y un líder que aspire a tomar el relevo. Para la mayoría de los ciudadanos, según el sondeo de Metroscopia, ni Podemos ni Pablo Iglesias lo son.

En el imaginario de los votantes solo dos personas podrían aspirar a presentarse como alternativa a Rajoy: Pedro Sánchez, que obtendría un respaldo del 43% del electorado, y Albert Rivera, al que apoyaría un 42%. Solo un 23% de los españoles considera que el candidato debe ser Iglesias y todo ese bloque procede de sus propias filas o de alguna formación independentista como ERC.

Lo llamativo es que, incluso entre los suyos, el respaldo a Iglesias se resiente. Un 30% de los votantes de Podemos rechaza su candidatura. Y a la hora de elegir entre Sánchez e Iglesias, se muestran prácticamente igual de entusiasmados. Un 65% de ellos preferiría que la moción la encabezara el secretario general del PSOE frente a un 68% que respalda a su propio líder.

Entre los votantes socialistas, sin embargo, la decisión está mucho más clara. Hasta el punto de que su rechazo a que el candidato sea Iglesias (87%) es superior al apoyo a que lo sea Sánchez (79%). Se produce así una especie de liderazgo dual o compartido, porque Sánchez no solo tiene un respaldo claro entre los suyos, sino que es visto como un candidato en igualdad de condiciones frente a Iglesias entre los votantes de Podemos, y una mejor alternativa entre el electorado joven (18-34), que lo prefiere al líder de la formación morada.

Una vez que el reloj ya se ha puesto en marcha, y la moción de censura tiene una fecha fijada (el 13 de junio), la pregunta a la que debe responder el PSOE es: ¿qué hacer? Hasta ahora, Sánchez no ha emitido una respuesta clara, aunque sus propias declaraciones, y las de su equipo, apuntan a una abstención antes que a un voto en contra. “Rajoy es censurable pero Iglesias no es presidenciable”, han acuñado como argumento para preparar el terreno. Según Metroscopia, un 39% de los electores preferiría que los socialistas se abstuvieran, frente a un 38% que quiere que voten en contra. Entre los votantes socialistas, el apoyo a la abstención es de un 45% frente a un 40%.

Más información