Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Avalar a contracorriente

Afines a las candidaturas de Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López explican sus motivos para apoyarles

Primarias PSOE

No es lo mismo avalar a Susana Díaz en Andalucía que en las islas Baleares, territorio Pedro Sánchez.Ni al exsecretario general del PSOE en un pueblito cordobés, yendo a contracorriente en la federación socialista con más militantes (45.848 de 187.949 en toda España) y donde Díaz, presidenta y secretaria general autonómica, triplicó en avales al otro favorito a liderar el partido. Tampoco resulta fácil abandonar el confort del anonimato y mojarse, nombre, apellidos, DNI y fecha de nacimiento a favor de Patxi López, tercero en discordia en el proceso que debería resolver la crisis del PSOE.

Es el caso de Angélica Pastor, concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Palma de Mallorca; Francisco Ángel Martín, alcalde de Los Blázquez (Córdoba), municipio de 700 habitantes en la linde con Extremadura; y Miguel Ribagorda, militante raso en Alcobendas (Madrid). Los tres lo hacen “por convicción”. Los tres encarnan a los avalistas que, en su libre elección —han participado 124.789, el 66,4% del cuerpo electoral, frente al 40% del censo que avaló en las primarias de 2014—, han optado por ir contracorriente. Los tres esperan un PSOE unido, no partido.

El modelo de partido

“Desde el primer momento que Susana Díaz se postuló como candidata tuve claro que me siento identificada con el perfil de persona y modelo de partido que representa: gobernar, capacidad de ganar elecciones, implantar políticas socialistas”, explica Pastor, que con su apoyo nutrió los 60.231 avales de la dirigente andaluza. La edil, de 37 años y oriunda de Orellana la Vieja (Badajoz) avaló y votó a Eduardo Madina hace tres años. Sánchez, que aspira a la reelección tras su dimisión como líder del PSOE en el comité federal del 1 de octubre, se impuso por 13 puntos al diputado vasco y coordinador de la ponencia política del PSOE.

Madina fue uno de los referentes del socialismo que cerró filas con Díaz en la presentación a finales de marzo de su candidatura en el recinto ferial Ifema de Madrid. Lo mismo hicieron los dos expresidentes del Gobierno socialistas, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero; cuatro presidentes autonómicos y una docena de exministros. “[Sánchez] No debería utilizar el término notables; para mí Felipe o Alfonso Guerra son un orgullo. También había gente valiente como Carme Chacón, que se propuso ser secretaria general y no renunció pese a las adversidades”, argumenta Pastor. Su rúbrica a Díaz representa “avalar al origen del PSOE, a un nuevo partido y al partido que puede hacer que España mejore. Que consolide y mejore el Estado de bienestar. Y eso Susana lo representa en Andalucía”, sentencia. Lo hace algo “cansada” de defender su opción ante otros compañeros en una federación en la que Sánchez sacó 640 avales más que Díaz. Y eso fue antes de que Francina Armengol, la presidenta balear, volviera con el exsecretario general en detrimento de López. “No defiendo a las personas, defiendo al proyecto”, reivindica.

Miguel Ribagorda.
Miguel Ribagorda.

El regidor de Los Blázquez difiere de la concejal de Palma de Mallorca. Profesor de 48 años por las mañanas, el resto de la jornada la dedica a la gestión del Ayuntamiento “sin cobrar nada”. “De forma totalmente altruista”, reitera Martín, que ya votó en 2014 a Sánchez. Hoy hará lo mismo, en un proceso donde es uno de sus 53.692 avalistas. “Susana es mi presidenta, pero quiero medidas sociales efectivas. Esa es la realidad en mi municipio y la comarca. Queremos sentirnos más andaluces”, demanda. Con un 25% de paro, Los Blázquez subsiste a base de ayudas públicas, continúa Martín. Aparte de su protesta por unas políticas sociales que, a su juicio, “se quedan en los despachos y no llegan a los ciudadanos”, otro aliciente para el alcalde es “la manera” en que Sánchez dejó de ser secretario general.

“No me gusta cómo salió [Sánchez], pero hay que buscar una salida intermedia. Avalo a Patxi López porque es necesario para armonizar dos posturas que están muy diferenciadas”, razona Ribagorda. A sus 53 años y trabajador en el sector servicios, recuerda que votó a Sánchez en las primarias de hace tres años. “Ahora no le apoyo por el enconamiento demasiado personal con Díaz, a quien percibo representante del poder orgánico”, expone.

Francisco Ángel Martín
Francisco Ángel Martín

Su aval fue uno de los 10.866 que cosechó el exlehendakari y expresidente del Congreso. Para ser candidato se requería un mínimo de 9.368. “Patxi es la visión más armónica que he encontrado, la opción que mejor puede irle al partido para su reconstrucción”, reflexiona Ribagorda. “No elegimos al candidato a la presidencia del Gobierno. Primero hay que ordenar al partido por dentro para volver a ser opción”, apostilla. Reprocha a Díaz que presentara su programa a cuatro días de las primarias. “Soy de formación clásica, muy teórico, y me gusta tener un documento en el que apoyarme”, cuenta. De Sánchez no le gusta su distancia con los jerarcas del partido: “Los notables, como él dice, están ahí. Hay que aprovechar su experiencia. Tienen que aportar su know how y también hacer autocrítica. Dejar paso a las nuevas generaciones”.

El día después a las primarias es donde los militantes, como la sociedad española, tienen depositadas sus expectativas en el partido que más años ha gobernado España. Pastor confía en que el PSOE salga del proceso “unido y reforzado”. “Tendremos todos altura de miras. No lo veo de otra manera. No asimilo tras las primarias que el partido se fracture”, se muestra optimista. “Por nada del mundo me gustaría que se rompiera el partido”, dice Martín. Espera que se “restituya” a Sánchez, aunque “si gana Susana y deja empujar, seguiré remando y trabajando”. “Aquí todos somos compañeros, somos lo mismo. El partido más antiguo se puede ir al garete si no se hacen las cosas bien. Y eso no lo queremos nadie”, concluye Ribagorda.

Petición por carta del voto

Susana Díaz pide el voto de la militancia este domingo “con humildad y convicción” en la carta enviada a las bases del PSOE. La presidenta de Andalucía se compromete a dirigir el partido “con dignidad” y “un profundo sentido democrático”. La candidata defiende un partido en el que los militantes decidan el rumbo de la organización “y en el que existan órganos de control de la actuación” de sus líderes. “A partir del día 22, tenemos que remar todos en la misma dirección. Mi primer objetivo será restituir la unidad fraternidad en el PSOE”, cierra.

“Los últimos tiempos han sido muy duros para el socialismo”, arranca el envío de Pedro Sánchez, en la que de inmediato se recuerda el comité federal del 1 de octubre y la abstención a la investidura de Mariano Rajoy. “Tenemos la oportunidad de devolver al partido el rumbo que nunca debió perder. Nos jugamos el cambio para el PSOE”, anima al voto con varias alusiones al Sí es sí, su lema de campaña tras el No es no que caracterizó su posición a facilitar el Gobierno al PP.

“Es hora de cerrar heridas. Es hora de trabajar juntos por construir un PSOE fuerte y ganador. Es hora de unir al PSOE para poder unir después a la sociedad española”, es el mensaje central de la carta de la candidatura de Patxi López.

Más información