Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para el acusado de matar a su pareja y ocultar el cadáver en una maleta

El hombre ha confesado que asfixió a su mujer. Siete días después asistió a la comunión de su hija

Un furgón de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.
Un furgón de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.

El juzgado de instrucción 1 de Lora del Río (Sevilla) ha acordado este lunes prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre acusado de matar a su pareja y ocultar su cadáver en una maleta en un cauce seco de Alcolea del Río (Sevilla). 

En su declaración ante el juez encargado de violencia sobre la mujer, el detenido, Antonio M.G.G., ha reconocido los hechos de los que está acusado, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Contra el arrestado, que supuestamente mató a su pareja asfixiándola con cuerdas y bolsas de plástico, no constan denuncias previas por violencia contra la mujer, ha detallado el TSJA. El ataque contra la víctima, de 39 años y con la que el detenido tenía una hija, se produjo después de que esta le comunicara que quería separarse.

Carlos López, el alcalde de Alcolea del Río, localidad situada a unos 50 kilómetros de Sevilla, ha explicado que la mujer había consultado con los servicios jurídicos municipales su intención de separarse y de irse a Granada para rehacer su vida junto a su hija.

La familia de la víctima denunció su desaparición el pasado 23 de abril, después de que no acudiera a la primera comunión de su hija, aunque no se tenían noticias de ella desde el día 16. Ese fue el día en que se produjo el ataque, según el alcalde, que se ha mostrado sorprendido porque siete días después el acusado acudió a la comunión de la niña y actuó como si nada hubiese pasado. 

El ahora detenido confesó que había introducido a la mujer en una maleta. La Guardia Civil localizó el cadáver el 5 de mayo en un cauce seco de un arroyo del paraje Calera El Mochilón, en Alcolea del Río, una población de unos 3.400 habitantes.

Fuentes de la investigación han informado de que la mujer fue atacada por sorpresa por la espalda con el cordón de una bota, con el que se le rodeó el cuello, y fue asfixiada hasta que perdió el conocimiento, en unos 45 segundos. Después murió. Para asegurarse, el detenido, que tiene un hermano guardia civil, usó dos cuerdas más, así como varias bolsas de plástico que le colocó en la cabeza, han añadido las fuentes. La mujer fue introducida en una maleta de gran tamaño sin necesidad de ser descuartizada (medía 1,60 metros).

Más información