Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos españoles llaman a Francia a votar contra Le Pen

El Gobierno destaca que el proyecto europeo de Macron es el más parecido al suyo

Resultados de las elecciones en Francia 2017
El candidato Macron ha obtenido el 23,11% en la primera vuelta. EFE

Los partidos españoles han llamado al voto contra la ultraderechista Marine Le Pen, quien se enfrentará al centrista Emmanuel Macron, el candidato más votado, en la segunda vuelta de las elecciones francesas celebradas este domingo. Populares y socialistas han obviado que sus homólogos franceses han quedado fuera de la carrera presidencial y respaldan al exministro de François Hollande que fundó su partido, En Marcha!, hace apenas un año, frente a la candidata del Frente Nacional. Ciudadanos ha celebrado con entusiasmo la victoria de quien considera su equivalente francés, mientras Podemos, que apoyaba al izquierdista Jean-Luc Mélenchon, evita pedir el voto directamente por Macron pero sí pide "votar contra la ultraderecha de Marine Le Pen". 

Al igual que en Francia, donde Macron ha recibido una catarata de apoyos en vistas a la segunda vuelta, procedentes de la izquierda pero además, significativamente, de Los Republicanos del conservador François Fillon, los partidos españoles han mostrado su preferencia por el exbanquero europeísta. También el Gobierno, que considera una buena noticia la victoria en primera vuelta del candidato de En Marcha!, toda vez que su proyecto para Europa "es el que más se parece al del Gobierno español", ha argumentado el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, en la Cadena SER. Nada ha dicho todavía el PP o el Ejecutivo de que los conservadores franceses hayan quedado fuera de la carrera presidencial.

Las elecciones francesas han sido interpretadas con matices diferenciales dentro del PSOE respecto al porqué de la debacle absoluta del Partido Socialista Francés pero sí hay unanimidad en “parar a la ultraderecha”. No hay elogios ni entusiasmo por Emmanuel Macron, que abandonó el Ejecutivo socialista francés para montar un movimiento, En Marcha!, pero no dudan en aspirar a que toda Francia se una para cerrar el camino a Marine Le Pen.

El domingo por la noche tanto Pedro Sánchez como Susana Díaz fijaron su posición y Patxi López lo ha hecho este lunes. "El futuro de Europa está en juego. Aunque no nos guste su proyecto, deseo que Francia apoye a Macron", ha fijado Pedro Sánchez. “En Francia hay que sumar para frenar a la ultraderecha. No hay excusas. Nos jugamos el proyecto europeo y nuestro modelo de convivencia”, se ha decantado la presidenta de la Junta de Andalucía.

Las diferencias han llegado por la interpretación del hundimiento mucho más de lo previsto del partido socialista en Francia. “Si la socialdemocracia se desdibuja, los votantes nos abandonan. Solo desde la izquierda y con credibilidad seremos alternativa a la derecha”, apunta Sánchez para situarse en una posición de izquierda en la creencia que la recuperación del PSOE vendrá por la izquierda.

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a las primarias socialistas, Susana Díaz, ha instado a su partido a mirar a Francia para aprender la lección de la primera vuelta de las elecciones. "Deberíamos aprender ya que, cuando se toman posiciones radicales, la gente nos castiga, alejándose de nosotros", ha afirmado. Díaz ha sido crítica con la evidente derrota que arrojan los resultados de los socialistas franceses y los ha calificado de concluyentes. "El PSOE tiene un camino en España y los socialistas en Europa, tenemos un camino que es gobernar contra la austeridad, con rigor y a favor de las personas, y cuando nos deslizamos hacia posiciones radicales, la gente se aleja de nosotros", ha advertido.

La candidata andaluza también ha criticado a Podemos y Francia Insumisa, dirigida por Jean-Luc Mélenchon, por sus dudas sobre la petición de voto para Emmanuel Macron con el fin de “frenar a la ultraderecha, al racismo y a la xenofobia”. "Yo siempre estaré entre quienes defiendan la democracia, la convivencia, la tolerancia y pretendan frenar a la ultraderecha de las instituciones en cualquier lugar del mundo", ha concluido la presidenta de la Junta.También ha querido Díaz mostrar el camino que indican las encuestas en el Reino Unido, donde la conservadora Theresa May aventaja en 21 puntos al laborista Jeremy Corbin. Informa Raúl Limón

Por la izquierda es por donde también se sitúa de forma explícita Patxi López que este martes presenta en Madrid su libro La izquierda necesaria y que el domingo anticipó en Barcelona en la jornada festiva literaria de Sant Jordi. Pedro Sánchez, que también estaba en la ciudad condal, se acercó a saludarle, compró el libro, le pidió que se lo dedicara y se abrazaron ante las cámaras. Sus respectivos discursos convergen en aspectos relevantes aunque ninguno de los dos ha tenido la menor intención de decantarse por Melenchón pero sí sirve de referencia para Sánchez y para López por cuanto que ha casi cuadriplicado el resultado de su antiguo partido socialista que abandonó hace años. Los socialistas españoles rechazan la reacción de Melénchon. Este ha anunciado un referéndum entre sus seguidores para que digan qué hay que hacer ante la segunda vuelta de las elecciones.

“Nos duele el resultado del Partido Socialista en Francia. Pero tenemos que aprender: ni radicalismos estériles ni izquierda resignada”. Ahora “hay que cerrar el paso a la ultraderecha de Le Pen. Defendemos la democracia y la Unión Europea”, ha escrito el político vasco en Twitter.

El PSOE ha aprovechado, por otro lado, para criticar a Podemos por su "lamentable equidistancia" ante el "fascismo" de Le Pen, en palabras de Antonio Hernando, su portavoz en el Congreso.

El partido de Pablo Iglesias ha clarificado su posición tras la reunión de su Ejecutiva, después de que el líder saludara el buen resultado del candidato izquierdista Jean-Luc Mélenchon, con un 19% de los votos aunque fuera de la carrera presidencial, y juzgara de "fracaso" la elección de Macron frente al "neofascismo" de Le Pen. "A la espera de lo que pase, apostar por Clinton/Macron (establishment) frente al neofascismo en lugar de Sanders/Mélenchon ya fue un fracaso", escribió Iglesias en Twitter. El secretario de Europa y eurodiputado, Miguel Urbán, reconoció a primera hora en RNE como "muy difícil tener que elegir entre un banquero de la austeridad", en alusión a Macron, y "los monstruos del pasado que se hacen presentes con Le Pen".

En rueda de prensa tras la Ejecutiva, el secretario de Organización, Pablo Echenique, ha precisado que Podemos entiende que en segunda vuelta "hay que votar contra la ultraderecha de Marine Le Pen". "Nosotros no somos franceses y no es nuestra obligación decir a los franceses qué tienen que votar, pero pensamos que hay que frenar a la ultraderecha", ha afirmado. El partido no llama al voto explícitamente por Macron porque ha decidido "no indicarle a los franceses su voto" tal y como hará Mélenchon, que consultará a las bases.

Podemos cree que las tres opciones que se presentan en la segunda vuelta son "muy complicadas". "Una es la ultraderecha, otra la abstención que puede dar alas a la ultraderecha y otra un banquero austericida. Hay que apoyar la opción de Mélenchon de abrir esta cuestión a debate", ha reflexionado Echenique. Podemos lamenta el resultado de las presidenciales de ayer, y considera una "pésima noticia" que en segunda vuelta los franceses tengan que elegir "entre el odio racial que representa Le Pen y la austeridad que representa el banquero Macron". El partido rechaza, en todo caso, de forma contundente, tanto "la extrema derecha de Marine Le Pen como las causas que la provocan".

La euforia ha cundido en la sede de Ciudadanos, donde se subrayan las similitudes entre su partido y En Marcha! de Macron. “Él mismo [Macron] ha reconocido esa similitud en valores, propuestas, programa económico y social. Nuestros equipos han echado un cable cuando nos han pedido ayuda”, ha dicho este lunes Albert Rivera, que recibió en su sede nacional a representantes del partido francés durante la noche electoral del domingo. “El movimiento de En Marcha! es muy parecido a Ciudadanos”, ha asegurado durante una entrevista en Onda Cero. “La similitud es básicamente que es un movimiento centrista con una visión progresista de la política que quiere renovar, no romper”, ha añadido. Y ha subrayado: “El reto de Ciudadanos en 2019 es ganar en las urnas a conservadores y socialistas, proponer algo alternativo, como Trudeau en Canadá o Macron en Francia. El reto del siglo XXI es que el liberalismo le gane al populismo. El liberalismo tiene mejores ideas y proyecto que conservadores y socialistas para ganar al populismo”.

Los equipos de Rivera y Macron han mantenido contactos en los últimos meses para compartir propuestas y estrategias. Ciudadanos también ha asesorado informalmente al nuevo partido de centro que ha aparecido en Polonia. Todas estas formaciones comparten la vocación europeísta, la ambición reformista y el discurso de la regeneración institucional. Tras expandirse con éxito por toda España en 2015, Ciudadanos se reivindica ahora como punto de partida para la revitalización del centro ideológico en Europa.

“Esto es muy importante para aquellos que queremos reconstruir los puentes en la Unión Europea después del Brexit y de algunos movimientos populistas que están surgiendo”, ha dicho Rivera sobre el éxito de Macron.

Más información