El juez vincula a Zaplana con operaciones de blanqueo de Gónzalez

El auto de Eloy Velasco destaca el interés del expresidente de Madrid por crear una estructura societaria opaca con el exministro del PP. Éste lo niega.

Ignacio González (i) y el exministro Eduardo Zaplana (d) con el expresidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en 2014.
Ignacio González (i) y el exministro Eduardo Zaplana (d) con el expresidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en 2014. juanjo martín (efe)
Más información
El hermano de Ignacio Gónzalez se reunió con el ‘número dos’ de Interior tras saber que era investigado
El PSOE y Podemos aumentan la presión contra el PP por el ‘caso Lezo’
González usó nueve empresas interpuestas para financiar la campaña electoral del PP de 2011

Las supuestas maniobras del expresidente de Comunidad de Madrid Ignacio González para entrar en negocios de manera opaca y, de este modo, blanquear fondos ocultos en el extranjero salpica a Eduardo Zaplana, exjefe del ejecutivo valenciano y ministro en los Gobierno de José María Aznar, según se recoge en el auto por el que el juez Eloy Velasco envió este viernes a González a prisión. Zaplana ha hecho público este sábado un comunicado en el que desmiente cualquier relación mercantil con su antiguo compañero de partido y el haber "participado ni auxiliado a nadie en la comisión de hecho delictivo alguno".

Sin embargo, el auto del juez detalla que, entre las maniobras de éste para lavar los fondos presuntamente obtenidos de comisiones ilegales, quiso adquirir una sociedad a través del abogado uruguayo Fernando Belhot (implicado en un escándalo de corrupción en Argentino) para controlar con ella "los derechos de patente de un producto de desinfección del agua". Para ello, supuestamente iba a contar con Zaplana, con el que presuntamente planeaba adquirir el 50% de la misma.

En este sentido, el juez recoge que en uno de los pinchazos telefónicos, González propone al expresidente valenciano "montar una estructura financiera" a través de Belhot porque trabaja en países de legislaciones laxas como Holanda, EEUU o Uruguay "para canalizar algún tipo de operación a medio o largo plazo".

El escrito de Velasco destaca que el expresidente madrileño quiso llevar a cabo este negocio "a través de sociedades opacas y testaferros", cuyo detalle las pesquisas aún no han destapado ya que González siempre trabajaba con un notario de confianza al que los investigadores aún no han reclamado la documentación para evitar que alertase al político madrileño antes de su detención. Para el juez, con esta maniobra societaria, el ahora encarcelado buscaba "un cauce adecuado para introducir fondos radicados en el extranjero con los que materializar las inversiones" y que no estarían declarados al fisco.

Velasco vuelve a citar en el auto a Zaplana al referirse a las supuestas gestiones que él y González hicieron para favorecer al empresario Conrado Rodríguez-López Braun en un "litigio" que este mantenía con el Ministerio de Defensa. Según destaca el auto, lo hicieron presuntamente "mediando una contraprestación económica". El expresidente valenciano añade en su nota a los medios que ni conocía el auto del Velasco ni había sido citado judicialmente para declarar en la Audiencia Nacional.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS