Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pugna en el Gobierno de Carmena abre el primer conflicto entre Podemos e IU

Los concejales de la federación integran el sector crítico con la alcaldesa de Madrid

Podemos e Izquierda Unida (IU), socios electorales y parlamentarios en la coalición estatal Unidos Podemos, protagonizan su primer choque político de trascendencia a cuenta de la gestión del gobierno del Ayuntamiento de Madrid, del que ambos partidos forman parte dentro de la plataforma Ahora Madrid. Los tres concejales de IU integran el sector crítico con algunas de las últimas decisiones de la alcaldesa Manuela Carmena. El conflicto trasciende el ámbito municipal y amenaza con afectar al resto de alianzas entre las dos formaciones.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a varios de sus concejales.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a varios de sus concejales. EL PAÍS

El Ayuntamiento de Madrid es la Administración más importarte gobernada por Podemos —como parte de una plataforma municipalista—, con un presupuesto de más de 4.000 millones de euros. Se trata, por tanto, de una plaza estratégica que la formación considera vital revalidar en 2019. El consistorio es también el gobierno de mayor envergadura que comparten Podemos e IU, cuya alianza estatal quieren extender a los ámbitos municipal y autonómico. En las últimas semanas, sin embargo, ambas formaciones han chocado por la gestión municipal. Los concejales de IU se han posicionado contra decisiones de Carmena. Podemos trasladará a su socio que la estabilidad del ejecutivo es fundamental para profundizar el resto de sus alianzas.

 De los 19 ediles que conforman el gobierno del Ayuntamiento de Madrid, 6 son concejales críticos —entre los que se encuentran la plataforma municipalista Ganemos e IU—, 11 afines a la alcaldesa, donde se encuadran los ediles de Podemos (la mayoría errejonistas) y dos se mueven entre ambos bloques. La pertenencia de IU a ese sector crítico es especialmente llamativa por su alianza estatal con Podemos y porque su intención es avanzar en esa confluencia con el partido de Pablo Iglesias en todos los territorios.

Pero lo que ocurre en la capital “trasciende a las organizaciones municipales”, subrayan en Podemos, y tiene “impacto y consecuencias” en el ámbito autonómico y estatal. Por eso en el “diálogo con IU” que el partido mantiene “a todos los niveles” va a “estar en agenda la estabilidad del Ayuntamiento de Madrid”, explican fuentes de la dirección. Esto es, se le va a recordar a su socio la vinculación de la estabilidad del Consistorio con el futuro de sus alianzas. En todo caso, Podemos confía en que, más allá de las “desavenencias”, IU actúe para “consolidar el bloque del cambio estatal y autonómico”. Pero eso, inciden, “no puede hacerse sin la estabilidad del gobierno de Madrid”.

Grupo crítico

Carlos Sánchez Mato, concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid y dirigente de IU, forma parte de ese grupo crítico. En particular, se manifestó en contra de asumir el requerimiento del Ministerio de Hacienda de inmovilizar 238 millones de euros para cumplir con la Ley de Estabilidad, mientras la alcaldesa mantiene una postura más conciliadora y de cumplimiento de la ley. El edil reconoce la existencia de “sensibilidades diferentes” dentro de Ahora Madrid, aunque niega que esto afecte a la gestión municipal. “Tenemos diferencias, pero no son clave para el Gobierno de la ciudad, por esto se vota”, arguye. Ahora bien, para el concejal es tan importante la alianza como que esta funcione con “horizontalidad”, explica en conversación con EL PAÍS. “Ambas cosas son sagradas”, afirma.

La regla de gasto es el último desencuentro entre ambas formaciones, que se han separado en cuestiones como la condena del pleno al ataque de la CUP a la sede del PP en Barcelona o la liberación de los presos políticos en Venezuela. Finalmente, Carmena destituyó a Sánchez Mato como vicepresidente de la empresa municipal de cultura y turismo Madrid Destino.

La oposición del concejal de Economía y Hacienda de IU al cumplimiento de la exigencia del Ministerio de Hacienda fue respaldada por el líder del partido, Alberto Garzón, que firmó el manifiesto “Madrid no te cortes” apoyado por los ediles críticos, que llamaba a “no obedecer ante el secuestro de la democracia”. Ningún dirigente de Podemos —salvo el alcalde de Cádiz, José María González— firmó el texto.

La sucesión de la alcaldesa agita a Ahora Madrid

En el ecuador de su mandato, Ahora Madrid ya mira a la sucesión de la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. La regidora ha dejado claro que no piensa repetir como candidata en 2019 y los grupos políticos que dieron vida a la coalición mueven ficha para preparar su relevo. En enero, Podemos volvió a participar en La Mesa de Coordinación de Ahora Madrid. Este organismo, que pretende diseñar una estrategia para la cita electoral de 2019, está formado por los ediles del gobierno local, representantes de todos los partidos de la formación y personas de confianza de la alcaldesa.

La vuelta de Podemos a la Mesa de Coordinación se enmarca en la necesidad de “revalidar el gobierno en 2019 para que los cambios sean irreversibles”, según explicaron tras su reincorporación. Fuentes municipales cercanas al gobierno de Carmena reconocen que la alcaldesa desea “apoyar” y “aconsejar” en la elección de su sucesor.

Desde Podemos ven con buenos ojos que Carmena participe en la búsqueda del candidato, pero el proceso lo pilotará el partido de Pablo Iglesias, aunque el elegido o elegida será fruto del consenso y de que gane las primarias, que no se celebrarán hasta 2018. La Mesa de Coordinación se reúne el próximo martes.