Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Sevilla: “No concibo que quien gane las primarias del PSOE excluya a quienes no le han votado”

El exministro atribuye que Podemos no facilitara la investidura de Pedro Sánchez a "las viejas prácticas comunistas y animadversiones del viejo comunismo con los socialistas"

Jordi Sevilla, exministro y excoordinador de economia del PSOE. Ampliar foto
Jordi Sevilla, exministro y excoordinador de economia del PSOE.

Jordi Sevilla (Valencia, 1956) confía en que en el PSOE “no habrá fractura” porque Patxi López, Pedro Sánchez y Susana Díaz “son magníficos candidatos” a la secretaría general. “Los tres conocen muy bien al partido y saben que este no es un problema de personas sino de equipos y de proyecto”. El comité federal de este sábado aprobará el calendario del proceso interno. Las primarias serán el 21 de mayo, mientras que el congreso de los socialistas se celebrará el 17 y 18 de junio.

“No concibo que quien salga elegido al día siguiente se plantee cómo excluir a quienes no le han votado”, sentencia el exministro de Administraciones Públicas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y responsable del programa económico socialista en la etapa de Sánchez. Por esta condición participó en las negociaciones que hace un año mantuvieron PSOE, Ciudadanos y Podemos para investir presidente a Sánchez. Sevilla responsabiliza a Pablo Iglesias de que no hubiera un Ejecutivo progresista en su libro Vetos, pinzas y errores (Editorial Deusto). Para el economista, Iglesias “incurrió en una grave irresponsabilidad con sus votantes y la mayoría de españoles al impedir ese Gobierno del cambio”.

“Hay mucha gente en Podemos que se arrepiente de lo que pasó”, prosigue Sevilla durante la entrevista que mantuvo con este diario en el Club Financiero Génova. “El sector de Íñigo Errejón, que representa casi el 40% en el congreso de Vistalegre II, cree que fue un error no haber apoyado a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Y piensa que fue un error por las viejas prácticas comunistas y animadversiones del viejo comunismo con los socialistas”, añade. Para el exministro el Podemos de Iglesias, “admirador de [Julio] Anguita y la pinza con el PP”, es un partido que “solo sabe mentir e insultar”.

"Podemos nunca quiso pactar"

“Pactamos con Ciudadanos porque Podemos nunca quiso pactar con nosotros”, esgrime en contra del relato de la formación de Iglesias. “Podemos está vendiendo una película que es mentira directamente. No es ni posverdad: empezamos a negociar con IU, empezamos a negociar con Compromís, y queríamos seguir negociando con Podemos. Y una vez cerrado un acuerdo de izquierdas sentarnos a negociar con Ciudadanos. Cuando vimos una y otra vez, y cito seis portazos, que cada vez que nos aproximábamos Iglesias se autonombraba vicepresidente, recordaba la cal viva o se levantaba de la mesa íbamos constatando que no quería un acuerdo. Cuando faltaban pocos días para el debate de investidura es cuando decidimos ir a ese debate con más votos que los del PSOE y aceleramos los acuerdos con Ciudadanos. Ese fue el timing”, es su relato.

El fracaso de las negociaciones constata, según Sevilla, que había “una coincidencia objetiva de intereses” entre el PP y Podemos. “Los dos estaban interesados en que el PSOE disminuyera sus apoyos parlamentarios y su representación parlamentaria, pero en las elecciones del 26-J no se produjo el sorpasso”, resume.

Frente a quienes sostienen que Sánchez habría sido presidente a cualquier precio, Sevilla replica que “demuestren en qué salón de La Moncloa” se encuentra. “Pedro Sánchez podría haber sido presidente si hubiera aceptado las condiciones de Pablo Iglesias, si hubiera aceptado el referéndum de Cataluña o podría ser vicepresidente si hubiera aceptado el gobierno de coalición que le propuso Mariano Rajoy. ¿Es alguna de esas tres cosas? Seguir insistiendo en ese mantra es erróneo”, concluye. Preguntado sobre si hubo negociaciones en las que no participó, afirma del grupo negociador socialista: "Funcionábamos todos con mesa única y transparencia".

Antes de hacerlo, rechaza haber sufrido, como sí dijo sentir Sánchez, “presiones” que dificultaron la formación de Gobierno. “No las sentí y no las hubiera aceptado. He escuchado opiniones muy diversas, creo que me entrevisté con la alta dirección de todas las empresas del Ibex 35 y no puedo asegurar que hubiera dos que me dijeran lo mismo o pensaran lo mismo. No es verdad que exista ese bloque unánime y desde luego jamás lo sentí como una presión”, zanja.

Sobre la posibilidad de abstenerse tras las elecciones del 26-J, en las que si bien no se produjo el sorpasso con Podemos y sus aliados pero el PSOE obtuvo su peor resultado en unas generales, Sevilla observa que fue "una de las opciones" que se contemplaron. Ante la dificultad de lograr los apoyos necesarios para gobernar, los socialistas se quedaron "ante dos males menores: la abstención o ir a terceras elecciones". Sevilla subraya que en ese momento "hubo una parte del PSOE que, sin decirlo, opta por la abstención como mal menor, y otra que sin decirlo opta por ir a terceras elecciones. Para mí el presidente de la gestora, Javier Fernández, lo ha explicado muy bien cuando dijo ‘todos sabíamos lo que había que hacer, lo que no sabíamos era cómo ganar un congreso luego’. Por tanto, la lucha por el poder interno condicionaba la actitud del PSOE".

Sevilla no tiene una respuesta contundente acerca de si la abstención a la investidura de Mariano Rajoy fue la opción adecuada. "No lo sé, lo que sí que es evidente es que es complicado gestionarla. Lo estamos viendo. Con un grupo socialista que pacta con el Gobierno algunas cosas, como el techo de gasto pero parece que los presupuestos no. O que pacta sobre las cláusulas suelo pero no la ley de estiba". Para el experto en economía el PSOE tiene que responder a la pregunta que, a su juicio, es la esencial y resume los males de los socialistas: "¿Por qué entre las elecciones de 2008 y las de 2011 perdemos cuatro millones de votantes y por qué entre 2011 y 2015-16 perdemos otros dos millones? Desde la última vez que el PSOE ganó las elecciones en España, en 2008, hemos perdido seis millones de votantes. ¿Por qué? ¿Dónde están esos votantes? ¿Cómo recuperarlos?".

Más información