Análisis
i

Tres aspirantes, tres, a liderar el PSOE

Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez se disputan la secretaría general del partido

Aunque todo el mundo lo daba por hecho, Susana Díaz confirmó el domingo su candidatura a la secretaría general del PSOE. La líder andaluza se suma a los dos candidatos que tuvieron más prisa por iniciar su campaña: Patxi López y Pedro Sánchez. Así que, como en los carteles de toros, tenemos tres matadores, tres, para lidiar la mayor crisis interna que han vivido los socialistas en décadas.

Más información

A estas alturas, cuando ni siquiera se ha fijado el calendario de las primarias y el congreso ni se ha cerrado el censo de votantes, sería un poco absurdo hacer caso a las encuestas o a la capacidad de convocatoria de los candidatos en sus actos preelectorales. Faltan más de dos meses en los que puede pasar de todo. Y los 180.000 afiliados al PSOE tienen todavía que analizar las propuestas de cada uno de los tres aspirantes, tres, a liderar el partido. Cada uno tiene sus pros y sus contras en su carrera electoral.

Patxi López, el primero en dar un paso al frente (el 14 de enero), tiene a su favor la imagen de ser capaz de unir el partido, además de su larga experiencia política y el apoyo de algunos de los líderes regionales socialistas. Por el contrario, al líder vasco le falta fuerza para movilizar a los militantes que más se han radicalizado desde la reunión del comité federal de octubre.

Esa fuerza le sobra a Pedro Sánchez, que inició su carrera 15 días después de López, tras cuatro meses de amagos para devolver la afrenta de descabalgarle de la secretaría general del partido. Sánchez ha conseguido, aparentemente, movilizar a miles de afiliados que acuden a sus mítines, y, además, está recaudando decenas de miles de euros para financiar su campaña. El “no es no” y el ataque a la gestora parece que le va bien. Sin embargo, en el debe de su balance están sus malos resultados electorales durante su mandato y su extraña relación con Podemos y con los independentistas. Eso sin contar los innumerables enemigos que cosechó como secretario general.

Tampoco anda mal de enemigos Susana Díaz, aunque es la que cuenta con más apoyos dentro del aparato socialista. Los principales barones regionales están con ella, al igual que los líderes históricos del partido. Todavía no se conocen las ideas fuerza que utilizará en su campaña, aunque suele dar un mensaje de moderación y de recuperar el modelo socialdemócrata. Díaz cuenta con los apoyos de más federaciones (Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias, Aragón y Valencia), con un historial de victoria y una capacidad negociadora que le ha permitido gobernar en la región con más militantes del PSOE (en torno a 40.000).

El 26 de marzo, Susana Díaz entrará oficialmente en campaña contra Patxi López y Pedro Sánchez. Dos meses después se sabrá quién gana unas primarias decisivas para el partido. La líder andaluza es la que tiene más posibilidades de éxito, aunque los socialistas están acostumbrados a sorpresas de última hora.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50